Economia

Los coches de empresa eléctricos ya son la opción más barata, según T&E

Spread the love

Laura Ojea

El informe concluye que son hasta un 9% más baratos en todos los modelos, desde los grandes o ‘premium’ como en los medianos.

Cuando se realiza un análisis de TCO (coste total de propiedad) y las flotas de empresas deben tomar sus decisiones de compra sobre esa base, los automóviles eléctricos son la inversión óptima para las flotas corporativas. Esa es la principal conclusión del informe “Company cars: how European governments are subsidising pollution and climate change” de Transport & Environment.

El análisis de T&E muestra que los automóviles de empresa totalmente eléctricos ya son la opción más barata de usar en la actualidad, tanto para modelos grandes / prémium como medianos.

Para los grandes coches de empresa, la opción totalmente eléctrica es un 9% más barata que la opción diésel: 0,39 € / km frente a 0,43 € / km, lo que puede suponer un ahorro de más de 4.300 euros por vehículo en un período de cuatro años de propiedad del automóvil.

Pero a pesar de esto, los últimos datos disponibles sobre registros de flotas corporativas muestran que, a pesar de que los vehículos eléctricos están creciendo rápidamente, tienen una participación muy limitada, y el 96% de los registros de automóviles nuevos de la compañía siguen siendo vehículos de gasolina y diésel.

Las flotas actuales de empresas muy grandes, como Allianz, Dell, IBM, Philip Morris, Roche o Philips, por nombrar solo algunas, solo tienen un 3% de vehículos totalmente eléctricos en sus flotas.

Debido a que los automóviles de empresa conducen en promedio 2,25 veces más lejos que los automóviles privados, contribuyen de manera desproporcionada a la contaminación del transporte por carretera.

Aunque representan el 3,7% de la flota total de vehículos, las diez mayores empresas de leasing por sí solas generan el 8% de las emisiones de CO2 de los coches en Europa. Sus flotas, que suman cerca de 10 millones de automóviles, emiten 44,3Mt de CO2 cada año

Ayudas del Gobierno

El informe denuncia que los gobiernos europeos están subvencionando efectivamente la contaminación de las flotas corporativas por una suma de 32.000 millones de euros al año.

Mientas los fabricantes de automóviles están listos para aumentar la venta de vehículos eléctricos para cumplir con los objetivos de CO2, ahora les toca el turno a las empresas que necesitan flotas.

Ya están disponibles los automóviles eléctricos asequibles y de largo alcance. Su TCO beneficioso significa que todas las flotas corporativas deberían ser 100% eléctricas para 2030, por delante del mercado privado, para acelerar la eliminación de ICE (motores de combustión interna) en toda Europa.

De manera crucial para la transición más amplia a los automóviles eléctricos, los vehículos corporativos ingresan al mercado de automóviles usados más rápido que los privados. Por lo tanto, una afluencia continua de vehículos eléctricos (vehículos eléctricos) relativamente nuevos y baratos estará disponible para los compradores privados en el mercado de segunda mano.

T&E estima que al menos 1,4 millones de coches totalmente eléctricos de segunda mano estarán disponibles en 2026 si el 30% de las flotas son totalmente eléctricas en 2025.

Es en este año cuando se espera un gran cambio en el mercado privado, ya que el europeo medio compra coches de segunda mano.

Por lo tanto, el think tank ambientalista europeo propone acelerar la electrificación de las flotas, lo que significa una penetración mucho más rápida y asequible de estos coches en el parque automovilístico europeo más amplio.

Fiscalidad adecuada

El factor clave de la elección del vehículo en el mercado de automóviles de empresa es la fiscalidad de los vehículos.

En su opinión, los estados de la UE deberían reformar la fiscalidad de las prestaciones en especie de los coches de empresa, las declaraciones de IVA y las amortizaciones de depreciación. De esta manera, se reorientarían a las flotas corporativas hacia vehículos 100% sin emisiones.

Por tanto, reformar las políticas y los impuestos sobre los vehículos de empresa podría ser uno de los instrumentos políticos más poderosos de Europa en la carrera de vehículos eléctricos en todo el mundo.

La fruta madura son las flotas corporativas, ya que se pueden atacar millones de vehículos contaminantes de alto kilometraje con solo unas pocas medidas y pueden obtener enormes beneficios climáticos.

En conclusión, para T&E la próxima Estrategia de Movilidad Sostenible e Inteligente de la UE debería obligar a las flotas de empresas a reducir las emisiones a cero para 2030 y también ayudar a acelerar el lugar de trabajo y otras cargas. Deben terminar las deducciones y cancelaciones del IVA nacional para vehículos de combustibles fósiles, y las flotas corporativas deben orientarse hacia vehículos libres de emisiones.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class