Economia

“La familia fundadora de Rovi se diluirá si hace falta para llegar al Ibex”

  • “Como imagen, el acuerdo con Moderna es el más importante de nuestra historia”
  • “A medida que crezca el beneficio, lo normal sería que lo hiciera el dividendo”

El acuerdo suscrito por Rovi con Moderna ha cambiado el devenir de la farmacéutica española. Ser una de las artífices de la vacuna contra el virus les ha colocado en el foco de la industria. A partir de ahora, la compañía pretende crecer para culminar una entrada en el Ibex y no descarta perder peso en el accionariado para conseguirlo.

¿Qué ha significado para Rovi el acuerdo con Moderna?

Tiene un impacto tremendo a nivel social. También es un impacto económico muy importante, no solo para la compañía, sino también para las áreas donde estamos. Estamos haciendo inversiones económicas cuantiosas, hablamos de obras, reformas, infraestructuras, maquinaria… Todo esto lleva mucho empleo indirecto, pero también hablamos de una creación de empleo directo altísima. Son 200 o 300 personas las que ya llevamos contratadas y creemos que van a ser más en el corto plazo. Finalmente, como imagen de compañía, ha sido el acuerdo más importante de la historia de Rovi, ya que estamos fabricando uno de los productos que está en boga en todo el mundo. A nivel financiero, a nivel del sector y también en el ámbito privado, llegando a ese accionista minoritario, que también tiene mucho más acceso a Rovi.

¿Cómo es el resto de su accionariado?

Tenemos a la familia Domínguez (Mayoral), que lleva más de 10 años, con un 5%, de largo plazo. Luego muchos fondos, como T-Rowe, o Wellington, que llegó a tener también un 5%.

Ahora que se dan casi todas las condiciones para entrar al Ibex, salvo la concentración accionarial, ¿podríamos ver una salida parcial del accionista mayoritario para facilitar esta circunstancia?

El Ibex es un objetivo de la compañía, en el corto o en el medio plazo. Lógicamente somos accionistas para largo plazo, con lo cual no nos ponemos metas cortas, porque no depende de nosotros solamente, pero efectivamente no descartamos que en un futuro la familia pudiera diluirse si es la razón para no poder entrar en el Ibex, que es donde pensamos que deberíamos estar por tamaño y por significación. Pero no tenemos prisa, porque sabemos cómo son los mercados y a mí me gusta ser muy cauto. La compañía quiere entrar en el Ibex, es un objetivo y la familia no va a ser un impedimento para ello. Si pensamos que la compañía tiene nivel para estar en el Ibex, pues la familia no puede ser un freno.

Grifols, Almirall, PharmaMar… ¿La entrada de Rovi significaría poner al sector en el centro de todo?

Sin duda, y a nosotros como compañía farmacéutica y participantes en el mercado, creo que nos llena de orgullo poder participar en que el Ibex sea más farmacéutico o sanitario y por eso estaríamos encantados de poder entrar.

Nos llena de orgullo poder participar en que el Ibex sea más farmacéutico

Aparte de la voluntad de la familia, ¿es algo que le han pedido el resto de los inversores?

Bueno, el tema de la liquidez y el volumen creo que es un factor que todos los grandes accionistas e inversores reclaman. Y quizás haya sido un freno para la cotización del valor en los años anteriores. Las compañías con menos volumen cotizan con un descuento por su iliquidez.

Volvamos a Moderna, ¿qué inversiones ha hecho Rovi para adecuarse a las necesidades de esta compañía?

Hemos hecho muchísimas desde junio del año pasado. Hemos llevado a cabo un montón de hechos relevantes y vamos a seguir haciéndolos. No lo podemos cuantificar de forma exacta porque estamos en ese proceso de inversiones continuas y además hay partes que son muy confidenciales. Pero es cuantiosa, de muchos millones de euros, que nos alegra porque es mover la economía y en un momento de crisis es fantástico.

Pfizer ya está cerrando contratos con Europa para 2022 y 2023 y entiendo que Moderna también querrá jugar un papel importante en los próximos años. ¿Su acuerdo es a largo plazo?

Sí, es a largo plazo. No solo abarca la vacuna del Covid, aunque ahora mismo es nuestro único foco, sino también el resto del pipeline de Moderna. No tenemos información sobre las conversaciones de Moderna y otros países, incluida la Unión Europea, pero hay un acuerdo que incluye 2022, con una opción de 150 millones de dosis, y parece, por lo que se habla, que Moderna está negociando con la Unión Europea un nuevo contrato.

(El Acuerdo con Moderna) No solo abarca la vacuna del Covid, aunque ahora mismo es nuestro único foco, sino también el resto del pipeline

¿Cuántas dosis llevan ya envasadas?

Es información muy confidencial, puesto que nosotros lo que hacemos es trabajar para Moderna. Lo que sí que hicimos para visualizar la importancia de cada dosis es que todas las dosis que aquí se hacen se mandan a Bélgica y la propia Moderna es la que las distribuye, y las de España las envían de vuelta. Como bien ha dicho Moderna, el primer trimestre en Europa ha sido un periodo de poner en marcha todas las inversiones, de empezar a hacer esos lotes y cualificaciones, y este segundo trimestre es cuando se espera que haya un volumen importante de dosis en el mercado.

La mayoría de vacunas de Moderna se ha quedado en EEUU…

En la primera parte del año, efectivamente. De hecho, Moderna hizo públicos los datos. Lo importante es que ellos mismos decían que el segundo trimestre en Europa sería similar al primer trimestre de Estados Unidos.

El ajuste que llevaron a cabo en noviembre del ‘guidance’ se hizo antes de los dos últimos acuerdos con Moderna. Estos dos acuerdos acercarán esta guía al rango alto, pero hay analistas que creen que han sido muy conservadores…

Efectivamente, hicimos un guidance en noviembre [aumento de los ingresos entre el 20% y el 30% este año]. Seguimos en pandemia, con medidas de estado de alarma, confinamiento… Nos parece que el guidance es agresivo y corroboro tus palabras sobre que estos acuerdos ayudan a que la compañía vaya mejor que en noviembre, seguramente según veamos la evolución del año podremos hacer ese guidance más exacto.

Por márgenes, ¿cómo está la producción a terceros frente al resto? ¿el acuerdo de Moderna estaría en esa línea?

En el ámbito de fabricación a terceros, inyectables, de alto valor, productos biológicos, biotecnológicos… tenemos un margen parecido al del grupo e incluso superior. El margen es superior porque se tienen que pagar esas inversiones necesarias. Con Moderna sí que puedo decir que estamos poniendo todos los recursos necesarios, aunque estamos en una fase temprana aún para saberlo y esperemos que podamos fabricar muchísimas vacunas y que sea un gran negocio para Moderna y para Rovi.

¿Cómo les está afectando la pandemia?

No viene bien a nadie. Salvo por la vacuna, solo puede perjudicar. La parte buena es que nuestra industria no es consumo, sino un bien de primera necesidad. Nuestros fármacos, además, son para pacientes crónicos, con lo cual necesitan sus medicamentos y se ven menos afectados. Pero tenemos estadísticas de la gente que no ha ido al médico, del descenso de patologías y afecta a que haya menos venta de los fármacos. Es complicado poner una cifra, pero a nivel del sector posiblemente un 5%-10% de caída.

(La Pandemia) Salvo por la vacuna, solo puede perjudicar

¿Ha sido esta circunstancia lo que les ha hecho no actualizar la parte del ‘guidance’ correspondiente al año 2023?

De por sí, el plan estratégico era muy agresivo, doblar las ventas y multiplicar por 2,5 el beneficio en cinco años. Somos conservadores, marcamos objetivos que creemos que son alcanzables, pero no queremos sobrecalentar el mercado. Y en una pandemia es difícil marcar previsiones.

¿Qué puede esperar el inversor de la política de dividendo de Rovi?

Hemos aumentado el dividendo este año debido a los magníficos resultados de la compañía. Hemos tenido en cuenta la buena situación financiera, donde tenemos un balance saneado y hemos decidido pasar de un payout del 20% al 35%, lo que supone un doble salto por esto, y por el propio crecimiento del beneficio. Creemos que es una buena forma de compartir los buenos resultados con los accionistas.

¿Es un suelo el 35%?

En principio la política de dividendos de la compañía ha estado supeditada al crecimiento de Rovi. Somos una compañía de crecimiento. Por tanto, necesitamos utilizar los recursos financieros disponibles. Pero comparto lo que dices, mejorando los resultados año tras año, lo normal es que la retribución al accionista vaya mejorando año tras año. Pero ahora mismo es secundario con respecto al resto de objetivos.

El consenso apunta que este año cerrarán con caja neta. Desde el punto de vista financiero, ¿es eficiente?

Rovi es una compañía con una política financiera conservadora. No nos gustan apalancamientos altos, como tampoco lo son en el resto de nuestra industria. No tenemos ningún límite tampoco. Sí es cierto que efectivamente creemos que estamos en un momento transformacional y sí que nos gustaría acelerar ese crecimiento con alguna operación de M&A. Estamos abiertos, buscando sinergias y valor añadido para nuestros accionistas y no buscamos crecer por crecer. Pese a que las condiciones de financiación son fantásticas, el dinero tiene que dar los retornos de capital que queremos.

No nos gustan apalancamientos altos, como tampoco lo son en el resto de nuestra industria

¿Habrá adquisiciones?

Lo que estamos diciendo es que queremos aprovechar este viento de cola para consolidar aún más la compañía. Entonces, nuestra estrategia es la plataforma ISM, nuestras heparinas y nuestro negocio de fabricación a terceros, que demuestra que tiene un gran valor añadido. Todo lo que sea complementario o sinérgico, bienvenido. Pero no vamos a perder el foco en nuestra estrategia marcada.

Más allá de la vacuna, Rovi tiene un fuerte volumen de negocio con las heparinas y también tiene un producto contra la esquizofrenia. Este último sufrió un revés en Europa a principios de año, ya que se esperaba una aprobación en 2021 y se va a retrasar. ¿En qué punto están con este medicamento?

Las vacunas son importantes, pero efectivamente nuestro principal foco de negocio es nuestra plataforma de innovación, donde el medicamento contra la esquizofrenia, Doria, es el primer producto. Ahora mismo estamos trabajando en cumplir los requerimientos que nos pidió la Agencia Europea del Medicamento, que entendemos que son asumibles y que es cierto que han supuesto un retraso. Esperamos que el año que viene sea aprobado tanto en Europa como en Estados Unidos, donde también es importante de destacar que está en proceso de aprobación por parte de la FDA.

¿A qué volumen de facturación aspiran con este próximo medicamento?

Esperamos lanzarlo en 2022, el mercado global al que vamos, en Estados Unidos y Europa, es de 6.000 millones de dólares. Estamos tremendamente ilusionados porque creemos que nuestro producto ofrece ventajas al médico y al paciente y, por tanto, pensamos que podemos tener un papel relevante. De ahí a cuantificar… es muy difícil. En 2022 es el lanzamiento, posiblemente las ventas tipo no llegarán hasta 2027 o 2028. También supone una transformación para la compañía, porque es la primera vez que Rovi lanza un producto en Estados Unidos, nos va a consolidar en Europa y, por tanto, es un hito relevante.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class