Economia

La banca ya vende al mismo tipo las hipotecas fijas que las variables tras las últimas rebajas

  • Sitúa en 1,45% el interés de las primeras frente al 1,4% de las segundas

La banca ha tirado en los últimos meses el precio de las hipotecas a tipos fijos en pleno auge de la demanda por este tipo de préstamos. La entidades ya aplican prácticamente el mismo interés que la modalidad de tasas variables.

En concreto, de acuerdo con los datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el tipo medio de los préstamos fijos para adquisición de vivienda con un vencimiento superior a los diez años (los más habituales) se situaron en el 1,45% en abril, mientras que los créditos variables en una media del 1,40%. Es decir, el diferencial entre ambos (que no incluye comisiones) ha desaparecido casi por completo. En principio, las comisiones son muy parejas en una u otra modalidad, ya que persiguen una mayor vinculación de los usuarios con los bancos.

Hay que tener en cuenta, que a finales de 2020, las fijas costaban 20 puntos básicos más y justo antes de la pandemia, 60 puntos básicos.

El sector financiero, poco a poco, ha ido ajustando las tasas. Desde hace unos años, cuando el euribor empezó a bajar de manera drástica y se adentró en el terreno negativo, las entidades han incentivado la comercialización de las hipotecas a tipo fijo, ya que se garantizan los mismos ingresos por préstamos en el medio y largo plazo y elimina el riesgo de mercado.

Esta política ha tenido su reflejo en los clientes, que se decantan cada vez más por unas cuotas inamovibles en la financiación para la compra del piso. Si en 2015, apenas el 5% de las hipotecas se contrataban a tipos fijos, en la actualidad ya son más de la mitad. De hecho, hasta marzo de este año no han sobrepasado el umbral del 50%.

“La proliferación de esos préstamos continúa su andadura, tras permanecer décadas siendo un activo de menor reclamo”, indica la AHE en su último informe, que añade que “detrás de este fenómeno se encuentran las condiciones de financiación de la política monetaria del BCE, que están propiciando un marco de precios competitivos en todos los segmento, lo que unido a la mayor sensibilidad del mercado hacia una subida de los tipos estaría inclinando la balanza hacia esta modalidad”.

Desde hace ya algún tiempo, en el mercado se podía acceder en casos puntuales a ofertas más baratas a tipo fijo que a variable, pero no está siendo hasta los últimos meses cuando este fenómeno se está generalizando. Las entidades están aprovechando el buen momento que vive el mercado hipotecario a pesar de la crisis del coronavirus para atraer clientes.

El crédito a los hogares para la adquisición de una viviendo es el único segmento de actividad que está manteniendo niveles de crecimiento durante casi toda la pandemia. En abril la constitución de préstamos para inmuebles avanzó un 32% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior. Hay que tener en cuenta, eso sí, que hace un año en España había un confinamiento total de la población.

Diferentes modalidades

Según los datos de la AHE el tipo de interés de más bajo de las hipotecas, sin comisiones, se da en la modalidad de variable a partir del año de formalización. Se sitúa en el 1,39%. Por su parte, la tasa se encuentra en el 1,41% para los préstamos con tipos fijos hasta el quinto año y después variable. En cuanto a los fijos hasta diez años, una tipología apenas contratada, el precio es el más elevado, llegando a rozar el 4%, una cantidad que es triple que en el resto de las operaciones. Por último en el 1,45% se venden los préstamos con cuotas inamovibles durante toda la existencia de la financiación con plazos de vencimiento por encima de los diez ejercicios. Estos últimos préstamos llegaron a ser el doble de caros en la salida de la anterior crisis que las hipotecas variables (más de un 5% frente a menos de un 3%). Desde entonces, su coste ha ido reduciendo de manera progresiva hasta igualarse.

Gracias a este descenso de los precios, que ha sido generalizada, las cuotas que pagan los hipotecados de media han descendido. La AHE calcula que en el primer trimestre de 2021, cada mes la factura del crédito para la vivienda se sitúa en 561 euros, que son 65 euros menos que en el mismo periodo de 2020. Si no se tiene en cuenta el efecto de fluctuación del endeudamiento medio, esta institución señala que en siete años la rebaja de la cuota hipotecaria asciende a unos 100 euros derivado de la caída de los tipos y el euribor en negativo. La AHE, por ello, concluye que la capacidad de endeudamiento de los españoles ha mejorado a pesar de reducir la tasa de esfuerzo para lograr la financiación.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class