Economia

El plan de las constructoras para transformar España: siete euros del sector privado por cada euro público

Javier Rosell

Seopan y Tecniberia presentan una propuesta de inversiones por valor de 100.428 millones de euros para la recuperación y modernización del país.

La pandemia va a dejar un profundo agujero económico en España. Para taparlo, la Unión Europea va a regar nuestro país con 72.000 millones de euros entre 2021 y 2023 procedentes del programa de ayudas europeas Next Generation-UE.

El Gobierno deberá presentar antes del 30 de abril de 2021 un Plan de Reconstrucción y Resiliencia donde detalle en qué proyectos va a gastar este dinero, siempre con su adecuación a los objetivos de desarrollo sostenible justificados para cumplir con el requisito imprescindible impuesto por la UE si quiere recibir las ayudas.

Un detalle vital de esta propuesta reside en el reparto de la financiación para estas 2.277 actuaciones concretas. Solo el 17,5% (12.740 millones de euros) proceden de los fondos del Mecanismo de Reconstrucción y Resiliencia de la Unión Europea (Next Generation – European Union (NG-EU). El otro 82,5(87.688 millones de euros) se hace a cargo a fondos privados mediante fórmulas de colaboración público-privada. De esta manera, según el plan previsto, se lograría un efecto multiplicador de casi siete euros (6,8 euros) de financiación privada invertidos por cada euro de subvención del NG-EU.

Además, los presidentes de Seopan y Tecniberia, Julián Núñez y Pablo Bueno, respectivamente, han dejado claro que todas las actuaciones propuestas están alineadas con las Políticas Tractoras y líneas de actuación marcadas por el Plan de Reformas, Transformación y Resiliencia de la Economía EspañolaPlan España Puede, con el Plan Nacional de Reformas y Recomendaciones del Consejo de la UE en el marco del Semestre Europeo, y con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Diez macroproyectos

La propuesta conjunta de las patronales de las constructoras y consultoras de ingeniería está dividida en diez macroproyectos tractores repartidos a su vez en 32 líneas de inversión. No obstante, Juan Núñez ha destacado que irán actualizando el plan. “El documento sigue vivo”, ha especificado Pablo Bueno.

Estos son Rehabilitación de vivienda y regeneración urbana (15.000 millones de euros); Depuración de aguas y redes de saneamiento (3.810 millones de euros); Prevención de avenidas e inundaciones (1.397 millones de euros); Plan de residuos (5.390 millones de euros); Transporte público (24.745 millones de euros), Transporte ferroviario de mercancías y red convencional (14.469 millones de euros); Movilidad urbana (9.934 millones de euros);

Por otro lado, Movilidad segura, conectada y sostenible (20.151 millones de euros); Equipamiento público, refuerzo de infraestructura sanitaria (4.784 millones de euros); y Transformación digital y ecológica del sector de la construcción (750 millones de euros).

El calendario del plan prevé que todos los proyectos comiencen su fase de preparación en 2021, entre ese año y 2023 se realicen la tramitación y adjudicación para ya en este mismo 2023 iniciar la ejecución hasta 2027.

Transporte, clave

El transporte, tanto público como ferroviario, suma la mayor partida con casi 40.000 millones de euros, a los que podrían sumar los casi 25.000 relacionados con la movilidad. Durante el I Simposio del Observatorio de la Movilidad organizado por EL ESPAÑOL e Invertia quedaron en evidencias las carencias actuales y oportunidades para transformar este ámbito en España y convertirlo en una punta de lanza hacia la sostenibilidad. Seopan y Tecniberia apuntan la “importante participación y efecto multiplicador del sector privado” que supondría en torno al 95% de la financiación.

Las mayores inversiones en transporte público irían destinadas a construir 700 kilómetros nuevos de líneas de cercanías (12.701 millones de euros sin IVA) y 124 kilómetros de nuevas líneas de metro y tranvía (12.043 millones de euros sin IVA). Crearía 346.500 empleos.

Por comunidades, los kilómetros de cercanías estarían repartidos entre Valencia, Madrid y Barcelona. La inversión en metro y tranvías estaría distribuida entre Andalucía, Baleares, Cataluña, Galicia, Madrid, País Vasco y Valencia.

En cuanto al transporte ferroviario de mercancías, el proyecto estima una inversión de casi 14.500 millones de euros, repartidos en ferrocarril convencional (11.791 millones de euros sin IVA), conexiones ferro-portuarias y terminales logísticas (1.878 millones de euros sin IVA) y autopistas ferroviarias en los ejes levante y central (800 millones de euros sin IVA).

Tren de Cercanías en Cantabria. EP

La mayor parte de la inversión en ferrocarril convencional iría para Andalucía, Cataluña y Valencia. Por su parte, los ámbitos que recibirían parte de este dinero serían el puerto de Barcelona, la terminal de contenedores de Cádiz, la terminal Muelle Príncipe Felipe de Valencia, el acceso al puerto de Tarragona y el acceso al puerto de A Coruña.

Seopan y Tecniberia recuerdan que España tiene la tercera menor cuota de transporte ferroviario de mercancías de la UE (inferior al 4%), los costes externos unitarios del transporte de mercancías por carretera son siete veces superiores a los del ferrocarril eléctrico y que el transporte de mercancías por ferrocarril es cinco veces más eficiente (energía consumida por unidad de transporte) que la carretera, así como un nivel de emisión de gases efecto invernadero (GEI) cinco veces inferior.

Movilidad

Las decisiones de movilidad adoptadas en este plan persiguen tres objetivos: reducir el coste económico del sistema de transporte; maximizar el beneficio social a los usuarios en términos de ahorro de tiempo de viaje, seguridad y calidad de los desplazamientos; y reducir costes ambientales (emisiones y contaminación acústica).

Por ello, Seopan y Tecniberia proponen una inversión de 9.934 millones de euros repartidos en 39 actuaciones de vías urbanas (6.339 millones de euros sin IVA), 201 aparcamientos disuasorios en 63 ciudades (1.605 millones de euros sin IVA) y tres soterramientos urbanos (A42 en Getafe, paseo de la Castellana y túnel Este-Oeste en Madrid) por 1.990 millones de euros más IVA.

De la misma manera, la red de carreteras requiere su adaptación al vehículo autónomo y conectado, una realidad cada vez más cercana que conviene acometer.

De hecho, representa la mayor partida de los diez macroproyectos tractores (20.151 millones de euros) presentados por las dos patronales.

Un triángulo de emergencia, colocado en una carretera para avisar de la avería de un vehículo.

Al igual que en el transporte, cabe destacar que en estas líneas de actuación la financiación privada representa el 95% de la inversión, según los planes de Seopan y Tecniberia.

Aquí se incluyen, entre otras medidas, tramos de 2+1 en vías convencionales interurbanas en zonas con baja densidad de población en las que se podría ampliar capacidad para reducir la accidentalidad y mejorar las condiciones de movilidad (1.791 millones de euros), adaptación a la movilidad conectada y autónoma (7.734 millones de euros), instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos (1.190 millones de euros) o la digitalización de carreteras de alta capacidad (1.369 millones de euros).

Rehabilitación de vivienda

El otro gran macroproyecto tractor por volumen de inversión propuesto por Seopan y Tecniberia sería el Plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana. En total, 15.000 millones de euros sin IVA.

Los ámbitos de actuación serían la habitabilidad y accesibilidad, la eficiencia energética (envolvente térmica fachadas y sistemas de climatización eléctricos eficientes de baja temperatura), el autoconsumo, y la infraestructura doméstica para la movilidad eléctrica. Según los cálculos de las patronales, es objetivo radica en la rehabilitación de 750.000 viviendas en el periodo 2021/2023.

Las subvenciones de esta partida representarían el 40% de la inversión, mientras el 60% restante procedería de una línea de préstamos financieros (hasta cubrir el 100% de la inversión) con un plazo mínimo de amortización de 15 años para igualar ahorro energético con el pago de las mensualidades.

Para ello, según el plan, sería necesario disponer de avales del Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y medidas fiscales como reducir del IVA al 4% (propietarios son consumidores finales) y un beneficio fiscal a los propietarios en el ámbito del IRPF.

Imagen de un edificio en obras. Junta de Andalucía

Residuos y saneamiento

La gestión de los residuos, la depuración de aguas o la prevención de inundaciones podrían parecer a priori actuaciones menores, pero las consecuencias económicas, medioambientales y sanitarias las colocan en un lugar tan relevante como el transporte o la movilidad.

Un par de datos para centrar la situación. Solo el 32% de los municipios con más de 10.000 habitantes dispone de sistemas de depuración terciarios. Las inundaciones constituyen la mayor catástrofe natural en España y el Consorcio de Compensación de seguros en el 2010/2018 ha tenido que afrontar una indemnización media anual de 185 millones de euros. Nuestros municipios generan anualmente 21 millones de toneladas de residuos y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea condenó en 2016 a España por la existencia y abandono de 88 vertederos incontrolados. Además, seguro que tienen en mente imágenes en la televisión asociadas a estos fenómenos.

Imagen aérea del vertedero de Zaldibar.

Seopan y Tecniberia, conscientes del problema, han presentado tres macroproyectos tractores relacionados con estas actividades que representaría inversiones por valor de 10.600 millones de euros.

Algunos ejemplos de las actuaciones propuestas son inversiones en presas, medidas de prevención, nueva construcción de plantas de valorización energética, plantas de tratamiento mecanico-biológico. y depuración e infraestructuras asociadas.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class