Economia

El eucalipto deja atrás la controversia y se pone de moda

  • Ha sido la especie maderera con mayor crecimiento en las últimas décadas
  • Los tejidos fabricados a partir de celulosa de madera son más sostenibles

Un siglo y medio después de su llegada a los bosque españoles, el eucalipto se ha eregido como una de las especies más apreciadas por los propietarios forestales por su adaptabilidad, su versatilidad y sus condiciones de aprovechamiento. Pese a las controversias que despierta, y las acusaciones de invasor, parte además de una buena posición en la nueva carrera hacia la bioeconomía. Una competición en la que la demandada fabricación a base de materias primas naturales mira cada vez más al sector forestal

La industria textil ha sido la última en hacerlo y de su mano, y más que nunca, el eucalipto se pone de moda. Fue la propia ONU la que en 2019 decidió asumir el liderazgo en el impulso de la moda sostenible y promover el cambio en una industria que es la segunda gran consumidora de agua a nivel mundial, produce entre el 8% y el 10% de las emisiones globales de carbono a la atmósfera y libera medio millón de toneladas de microfibras sintéticas al océano cada año.

Y el sector forestal no dudó en coger el guante y emprender ese camino con dos importantes avales: los tejidos fabricados a partir de celulosa de madera consumen hasta 60 veces menos agua que la misma prenda de vestir de algodón y los avances tecnológicos permiten procesos de extracción en la explotación maderera cada vez más sostenibles.

El propio sector de la moda ha escuchado el clamor de la sociedad por la certificación ecológica y empresas de referencia como la gallega Inditex han asumido compromisos inequívocos para darle respuesta. En esta nueva carrera, España, segunda en el ranking de la UE con mayor superficie forestal (27,7 millones de hectáreas), parte en una muy buena posición.

Y con el disparo de salida, el eucalipto parece capacitado para tomar pronto ventaja dado que ha sido la especie maderera con mayor crecimiento en las últimas décadas gracias a su gran adaptabilidad, su capacidad regenerativa ante los incendios y también a que no requiere una intensa atención silvícola cuando su destino es para pasta.

Además de los 25 euros por metro cúbico que reporta, a favor del eucalipto juegan otros vientos que le convierten en una de las especies con mayores posibilidades de éxito, como son turnos muy cortos -inicio de su aprovechamiento apenas 12 años desde su plantación-; una fotosíntesis acelerada o rápido crecimiento, aspecto éste que le otorga un papel protagonista en la lucha contra el cambio climático por su elevada capacidad de fijación de carbono, y, sobre todo, su alta productividad frente a especies como el roble, el castaño o el pino.

Obtención de pasta de celulosa para papel, construcción de aperos de labranza, fabricación de parqué de alta calidad y, cada vez en mayor medida, extracción de fibras vegetales para tejidos de vestir y sanitarios -rama, esta última, en especial auge con la pandemia-, son los principales destinos de la madera eucaliptal.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class