Economia

“El desafío no es digitalizar el Ibex, sino las pymes”

Spread the love

M. PRIETO

CÉSAR CERNUDA /PRESIDENTE DE NETAPP

César Cernuda, ex alto ejecutivo de Microsoft, toma las riendas de las operaciones de ventas, márketing, servicios y soporte de la multinacional de datos

Después de una exitosa carrera profesional en Microsoft, el español César Cernuda fue fichado en mayo por la tecnológica estadounidense NetApp como presidente mundial a cargo de las operaciones de ventas, márketing, servicios y soporte, cargo desde el que reporta directamente al consejero delegado George Kurian. Cernuda deja así un gigante como Microsoft, donde ha llevado las riendas de regiones como Latinoamérica y Asia-Pacífico, para asumir responsabilidades globales en una multinacional que provee tecnología en el ámbito de los datos.

“Uno de mis retos es dar a conocer más NetApp. Tenemos un alto reconocimiento en el mundo tecnológico pero no somos una compañía con la que los grandes directivos de empresas estén hablando para su digitalización; sin embargo, estamos en el corazón de su transformación digital. Es uno de los motivos por los que he dado este salto”, explica César Cernuda en una entrevista con EXPANSIÓN, en la que apunta que otra de las razones que le han empujado al cambio es el papel que puede desempeñar esta compañía en un mundo marcado por la economía del dato.

“Uno de mis retos es dar a conocer NetApp más allá del mundo tecnológico”

Como muchas otras tecnológicas, NetApp -un histórico proveedor de sistemas de almacenamiento para los centros de datos de las empresas- protagoniza su propia transformación para no quedarse fuera de la revolución cloud computing, y se ha convertido también en un proveedor de software de almacenamiento en la nube. “Tenemos acuerdos con las grandes compañías de la nube pública como AWS, Microsoft y Google“, resalta el ejecutivo. “Cada vez crecemos más en este ámbito porque hay más y más empresas que mueven sus aplicaciones al cloud pero sigue habiendo clientes que necesitan nuestra tecnología de almacenamiento en el centro de datos”, explica Cernuda.

El directivo resalta dos grandes tendencias de la digitalización empresarial: la apuesta por un modelo híbrido (combinación de nube pública, centros de datos y nube privada) y multicloud, “para usar lo mejor de Microsoft, AWS y Google”. Un escenario que requiere de una infraestructura que permita que los datos “hablen entre ellos” sin importar su ubicación.

NetApp, con 30 años de historia, tiene una posición sólida en la gran empresa. “Estamos el 75% de las empresas del Ibex 35 y el 96% de las Fortune 500“, dice Cernuda. El ejecutivo español tiene ante sí el reto de hacer crecer el volumen de negocio de NetApp, para lo que se ha propuesto ampliar la base de clientes -tiene 38.000 referencias-, impulsar la venta cruzada de soluciones y ampliar la red mundial de socios, que ahora mismo es de 5.600. En el último año fiscal, NetApp vio caer su facturación de 6.146 millones de dólares a 5.412 millones, con un beneficio de 819 millones de dólares.

Cernuda se muestra optimista respecto a la digitalización en España. “Tenemos grandes compañías en España. El desafío no es cómo abordar la digitalización del Ibex 35 o de las grandes empresas españolas. El gran reto es cómo transformamos las pymes, que es el tejido empresarial español”, dice Cernuda.

De Microsoft a NetApp

César Cernuda ha desarrollado buena parte de su carrera en Microsoft, donde llegó a ser presidente de Asia-Pacífico y Latinoamérica. “Irme a NetApp ha sido la gran decisión profesional de mi vida después de tantos años en Microsoft”, dice el ejecutivo, que asume responsabilidades globales en una Fortune 500 de más de 9.500 millones de dólares de capitalización, 10.500 empleados y presencia en 160 países. Cernuda destaca la “magnífica oportunidad” de NetApp para contribuir a la digitalización en un momento en el que el Covid-19 acelera la adopción de la nube. “Proyectos que iban a tardar entre uno y tres años se han hecho en seis meses”, dice el ejecutivo español.
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class