Economia

Causas por las que la Inspección de Trabajo convierte contratos temporales en indefinidos

  • Multas de hasta 6.000 euros

El Gobierno ha puesto el foco en los contratos temporales. Desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social pretenden reducir la contratación fraudulenta y regularizar a todos aquellos trabajadores que son víctima de estas prácticas ilegítimas. Este es uno de los principales objetivos del Plan Estratégico 2021-2023.

Esta lucha contra el fraude deriva en que muchos de estos contratos temporales se conviertan, de oficio por la Inspección de Trabajo, en indefinidos. Según el Gobierno, ya se habrían regularizado hasta 90.000 contratos. Estas empresas infractoras, además, se enfrentarían a multas de hasta 6.000 euros.

¿Por qué se convierte un contrato temporal en indefinido?

Los contratos temporales, a diferencia de los indefinidos, necesitan que concurra una causa concreta, justificada y determinada para su celebración. El problema es que existen empresas que utilizan esta herramienta de contratación de manera sistémica en su negocio y no como forma de satisfacer una necesidad eventual de personal, como un aumento de la producción, por ejemplo.

La Inspección entrará a valorar cada uno de los contratos pero los principales motivos por los que estos se podrían convertir de temporales a indefinidos son:

– Emplear a un interino para llevar a cabo una tarea estructural

Algunos empleadores abusan de esta figura legal para mantener las ventajas de contratación de un interino. Estos contratos se reservan para suplir bajas de otros trabajadores de la empresa, en el momento de la reincorporación del titular, este contrato se debe extinguir. De lo contrario, se estaría incurriendo en fraude.

– Agotar las prórrogas del contrato temporal

El trabajador se convierte en indefinido cuando, en un plazo de 30 meses, una misma persona ha estado contratada durante más de 24 meses en la misma empresa y con dos o más contratos temporales.

– Contratar temporalmente para una necesidad permanente o habitual

Una empresa no puede contratar temporalmente a un trabajador para una necesidad permanente o habitual. En tal caso, el contrato podría convertirse, de oficio, en indefinido. Además, la empresa debe justificar el contrato temporal y aclarar al trabajador el puesto que va a cubrir.

– Superar el plazo máximo de duración de los contratos para obra o servicio

Este tipo de contratos no pueden durar más de 3 años, aunque por convenio colectivo se pueden ampliar hasta 12 meses más. En cualquier caso, si la contratación ha superado este tiempo, el trabajador debe pasar a ser indefinido.

– Contratar a nuevos trabajadores mientras otros están en ERTE

Una empresa que recurre a estos expedientes no puede contratar. Si el negocio cuenta con parte de su plantilla en ERTE, no puede formalizar nuevos contratos temporales. En su lugar, debería rescatar a aquellos empleados que ya forman parte de la empresa. De lo contrario, estos nuevos trabajadores pasarán a ser indefinidos.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class