Economia

Athos abre la puerta a otros fondos de ‘venture capital’ tras fusionarse con Capitana

Juan Filiberto Martínez y Fernando Castiñeiras
Juan Filiberto Martínez y Fernando Castiñeiras

Rubén EscuderoEl Español

Fernando Castiñeiras y Juan Filiberto Martínez ya han lanzado su primer fondo conjunto, que aspira a levantar entre 30 y 40 millones de euros.

Athos Capital y Capitana Venture Partners han marcado un precedente dentro del capital privado español. Son los primeros fondos independientes que se fusionan entre sí. La CNMV dio su aprobación en febrero y esta semana se ha ejecutado societariamente. En una entrevista con Invertia, sus responsables abren la puerta a nuevas integraciones para “construir un proyecto atractivo a largo plazo”.

El objetivo es “desarrollar un programa de inversión sistemático para entrar en compañías en un estado temprano”, y para ello “hay que sumar”, reconoce Fernando Castiñeiras, consejero delegado de Athos.

Castiñeiras, socio fundador de Athos, y Juan Filiberto Martínez, fundador de Capitana y en adelante socio de Athos, habían coinvertido hasta en cinco ocasiones desde que pusieran en marcha sus respectivos proyectos en 2016 y 2014, respectivamente.

El motivo principal de su unión es el de “ganar escala”, reconocen, proceso que podría meter una marcha más con la integración de nuevos venture capital independientes.

“En el venture capital es más habitual coinvertir que en el capital riesgo. El sector aún está en su fase inicial. Seguirán saliendo proyectos independientes que, en algunos casos, luego podrán unirse”, anticipan los responsables de Athos.

Segundo fondo

Cabe recordar que, si bien los primeros venture capital patrios nacieron entre 2004 y 2007, la primera gran hornada de estos fondos de activos no cotizados tuvo lugar entre 2010 y 2012, por lo que ahora se encuentran desinvirtiendo su primer fondo, recién liquidado o levantando capital para el segundo.

Este es el caso de Athos Capital. Una vez integrados, ya trabajan como uno solo y, a este respecto, han lanzado un segundo fondo bajo la denominación de Athos Capital Fund II.

Un tractor en una huerta de Murcia.

Este vehículo, el primero de forma conjunta en la nueva etapa, tiene como objetivo inicial alcanzar los 30 millones de euros, con posibilidad de ampliarlo hasta 40 millones. “La tesis de inversión sigue siendo muy parecida”, afirma Martínez. Conformarán una cartera de entre 18 y 25 compañías con la mente puesta en dar una TIR de doble dígito, “razonablemente en torno al 15%”, según el directivo.

Sus nichos volverán a ser la educación online, las fintech (B2B, no tanto B2C), los marketplaces, la salud digital, las herramientas colaborativas (software de código abierto que primero se lanza a una comunidad de forma gratuita para, más tarde, desarrollar algunas funcionalidades para el espectro empresarial) y el agrotech. Respecto a este último sector, “aunque nos cuesta encontrar oportunidades, introducir la digitalización en el sector primario es vital”, aseguran.

Digitalización

Y es que, durante el último lustro, sus fondos originarios se han dedicado a digitalizar mediante sus participadas sectores como el educativo o el agroalimentario.

Por ahora, avanzan, “prácticamente todos los inversores de los dos fondos anteriores han decidido acudir al nuevo”, además de captar nuevos clientes. Sobre el tamaño objetivo de los 30 millones, los socios de Athos tendrán más o menos un 10% del capital al poner su propio dinero, aunque podrían llegar a un 20% si algún otro gestor del equipo decidiera subirse al carro.

De momento, el fondo ya ha realizado sus tres primeras inversiones, entre las que se encuentra la malagueña Froged, un software que simplifica y unifica las principales funcionalidades de ventas, marketing y soporte en una misma plataforma.

“Hace diez años, que un fondo de capital privado español invirtiera seis millones de euros en una compañía era algo impensable”, una cifra que se aleja del target de Athos pero que sirve para dar cuenta del acelerón que ha pegado el sector.

Diversificar es ganar

“Este país necesita emprendedores como el comer”, anima Castiñeiras, consciente del relevante papel que juegan hoy día los fondos de venture capital y capital riesgo para financiar a las empresas del mañana. Sobre todo si se tiene en cuenta el entorno de tipos de interés negativos o ultrabajos, que está haciendo que estos fondos estén en boca de grandes inversores privados, family offices e inversores institucionales.

Un rasgo diferenciador de Athos Capital, eso sí, es que se mantiene fiel a su filosofía multisector. “Nos gusta y no nos queda más remedio que ser agnósticos. La Covid nos ha demostrado que la diversificación entre sectores es nuestra mejor arma de protección y rentabilidad”, aseveran desde esta sociedad de capital riesgo independiente, la primera en llevar a cabo una fusión en nuestro país.

En cuanto a los primeros 12 meses de la pandemia, “la Covid ha tenido efectos positivos o muy positivos para el promedio de la cartera”. Castiñeiras y Martínez siguen viendo “muchas oportunidades de inversión, modelos de negocio atractivos”, y reconocen que “somos muy optimistas”. Un contexto propicio para crecer con más recursos si cabe.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class