Economia Plus

¿Qué características tiene que tener un valor para servir de protección contra la inflación?

  • Dentro de los valores cíclicos hay que elegir a los mejores

La inflación sigue manteniendo preocupados a los inversores y muchos tratan de proteger sus carteras frente a esta. Para ello, los valores preferidos son los cíclicos, como los financieros, los industriales y las materias primas como el petróleo. Sin embargo, ante el panorama de incertidumbre actual, la gestora Vontobel AM advierte a los inversores de que no todo vale y que deben fijarse en los valores de calidad.

Desde la entidad, recalcan que ante un contexto de incremento de precios, los más grandes son los mejores y los que tienen más poder para presionar a sus proveedores para protegerse de la inflación. Por el contrario, los más débiles reducirán sus márgenes.

La gestora destaca que las empresas que pueden prosperar bajo la inflación cuentan con las siguientes características: tienen un producto/servicio único en el que los clientes confían o no pueden cambiar a una versión más barata, tienen ingresos vinculados a la inflación y poseen liderazgo en el mercado para influir en los precios. “Con inflación o sin ella, esas son las empresas en las que creemos que los inversores deberían centrarse”, afirma David Souccar, gestor de la entidad.

Los más grandes son los mejores y los que tienen más poder para presionar a sus proveedores

El experto recalca que los bancos son un “puente entre el presente y el futuro” ya que ganan dinero cuando a sus clientes les va bien. “Estamos de acuerdo en que si la Fed decide subir los tipos para luchar contra la inflación, a corto plazo los bancos pueden resultar más rentables por el diferencial entre los tipos a largo y a corto plazo”, afirma David Souccar. Aunque el gestor también advierte de que a largo plazo esta dinámica no es sostenible ya que en un escenario de mayor inflación los clientes tendrán dificultades para pagar la deuda y la morosidad aumentará.

El experto también recalca que las empresas energéticas prosperan en un escenario goldilocks(escenario idílico que hace referencia a una economía que crece a un ritmo moderado sin inflación y que es sostenible a largo plazo) cuando la demanda del petróleo crece gradualmente con el PIB mundial. “Las compañías energéticas pueden beneficiarse a corto plazo cuando el precio del petróleo sube a medida que lo hace la inflación”, asegura el gestor de la entidad.

Coches de lujo y tarjetas de crédito

Más allá de estas dos industrias, David Souccar señala tres nombres clave para protegerse de una subida generalizada de los precios durante los siguientes meses. El primero de ellos es Ferrari, una marca de primera calidad a la que puede acceder un grupo exclusivo de personas de alto poder adquisitivo.

La compañía tiene un modelo de negocio de suministro controlado con una producción de menos de 15.000 coches al año y una lista de espera de entre 12 y 18 meses. Esto forma parte de la filosofía de la empresa, heredada de su emblemático fundador, Enzo Ferrari, que dijo: “Siempre venderemos un Ferrari menos del que quiera el mercado”. Y es que, Ferrari ha conseguido aumentar los precios de los coches nuevos a largo plazo y la marca ha protegido el valor de sus coches en el mercado secundario.

“Mastercard, en mi opinión, está en el punto óptimo de crecimiento de volumen y poder de precios”, añade el experto. El dinero en efectivo pierde valor más rápidamente cuando la inflación es alta y un escenario de alta inflación acelerará aún más el cambio de efectivo a tarjetas (más probablemente a través de transacciones móviles). Mastercard cobra un porcentaje por cada transacción y los ingresos están automáticamente vinculados a la inflación. “Por lo tanto, la fortuna de Mastercard va a la par de la inflación. Y lo que es mejor, dado que se trata de un negocio de costes fijos, la inflación también refuerza el apalancamiento operativo”, afirma David Souccar.

“La fortuna de Mastercard va a la par de la inflación”

Por último, las empresas de los mercados emergentes tienen mucha experiencia en el manejo de la inflación. Por ejemplo, el experto señala a la compañía de pinturas Asian Paints. Y es que, a pesar de todas las turbulencias en la política y en la economía de la India, Asian Paints no sólo consiguió protegerse de la volatilidad, sino que prosperó hasta convertirse en una empresa de 38.000 millones de dólares con ingresos de más de 3.000 millones.

La compañía gestiona una red exclusiva de distribuidores externos que le permite influir en los precios al por menor. Además, la pintura es un producto pesado con un gran contenido de agua, lo que hace poco rentable su transporte a largas distancias, protegiéndose así frente a las importaciones.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class