Economia Plus

Los ultra ricos apuestan por el ‘ladrillo’: un 26% quiere comprar casa este año

  • La vivienda prime se encarecerá un 3% en Madrid y el 2% en Barcelona

El mercado inmobiliario sigue siendo uno de los principales focos de inversión de las grandes fortunas. Así lo asegura el último informe The Wealth Report 2021 elaborado por Knight Frank, que asegura que el 25% de los conocidos como ultra ricos, aquellas personas con una riqueza en activos netos equivalente o superior a los 50 millones de dólares, tienen la intención de invertir en inmuebles a lo largo de este año y un 26% planea comprar una nueva vivienda.

La consultora asegura además que esta inversión irá marcada por criterios de sostenibilidad, puesto que un 45% de los inversores está aumentando de manera destacada su interés por la inversión ESG y es que según explica Humphrey White, socio y Director General de la firma en España, “la pandemia lo que ha hecho es acelerar las tendencias que ya estaban en el mercado y ha demostrado que el metro cuadrado es más que un espacio físico, es una experiencia”.

Según el informe el sector residencial ha sido la rama del inmobiliario que mejor se ha comportado a nivel de inversión durante el año 2020. En concreto, el área prime del sector residencial ha tenido un comportamiento positivo, sin dejarse intimidar por la pandemia, y ha incrementado sus precios en un 1,9% a nivel global en 2020.

“Los bajos tipos de interés de las hipotecas -mínimos históricos en algunos mercados-, la búsqueda de espacio y privacidad de espacio tras el confinamiento y los cambios en los patrones de movilidad han ayudado en la subida de los precios que hemos presenciado en la obra nueva prime durante este año”, explica Liam Bailey, Director Global de Research de Knight Frank.

Este comportamiento positivo del área residencial prime continuará durante el resto del año 2021, puesto que, como revelan los datos de The Wealth Report, un 26% de los ultra ricos planea comprar una nueva vivienda en el presente año.

En este sentido, Carlos Zamora, Socio y Director del área Residencial de Knight Frank asegura que las tendencias dentro del sector residencial de lujo cambiaron en 2020. “La demanda ha salido del centro de Madrid como consecuencia del confinamiento y se ha ido derivando más a las zonas de periferias. Hemos visto como la demanda de unifamiliares cerca de zonas verdes ha experimentado un auge importantísimo que se sigue viendo este año”, explica el experto, que además, apunta que durante el pasado año hubo ” un predominio del cliente nacional, ya que el extranjero tenía restricciones para poder venir a España”.

Aunque Zamora cree que “estas tendencias durarán una temporada”, está segura de que “la inversión extranjera volverá pronto y recuperará de nuevo el protagonismo, ya que antes del Covid acaparaban entre el 30% y el 35% de las operaciones y detectamos un gran interés por los compradores internacionales en España y más concretamente en Madrid”, explica Zamora, que tampoco duda en que “el centro de la capital recuperará el auge que tenía”.

De hecho, se espera que este apetito por el producto de residencial prime en las grandes ciudades españolas se deje notar también en los precios, ya que según las previsiones de The Wealth Report, la vivienda de lujo en Madrid se encarecerá un 3% durante el presente año, siendo la ciudad española más destacada por delante de Barcelona, donde la vivienda prime subirá un 2%. A nivel global, Seúl será la que presente un mayor incremento, con un 7%, seguida por Shangai y Ciudad del Cabo, ambas con una subida del 5%.

El alquiler, la opción preferida de los ricos para invertir

El mercado del alquiler residencial que lleva varios años en pleno auge en España se ha consolidado todavía más con la crisis y de hecho, un 32% de las grandes fortunas eligen este tipo de activo como el más interesante para invertir. Por detrás se encontrarían los activos logísticos (28%), el mercado del suelo urbanizable (24%) y las oficinas (18%).

Esto va en línea con una tendencia que ya estaba presente en el mercado inmobiliario español y que la pandemia se ha encargado de impulsar. La reducción del poder adquisitivo de los ciudadanos, en especial de los jóvenes, que no tienen la capacidad de comprar una vivienda y, sobre todo, un cambio de preferencias impulsado por el público millennial, que está contribuyendo a una mayor demanda de alquiler.

Esta mayor demanda es la que ha logrado que, durante el año 2020, la inversión en PRS haya supuesto el 15% de la inversión inmobiliaria total en nuestro país. Esto se observa también en el desarrollo e interés que está alcanzando el Build-to-Rent, una tendencia iniciada antes de la pandemia, pero que sigue al alza. Durante el último año, diversos fondos de inversión han llegado a acuerdos con grandes promotores para desarrollar de forma profesional cartera de alquiler. Así, durante los últimos meses se han iniciado proyectos con una previsión de entrega de 12.000 viviendas destinadas al alquiler en los próximos años.

“Estamos ante un sector residencial cuyo crecimiento es sano, alejado de los tiempos de la burbuja pre-crisis financiera de 2008. A pesar de la crisis sufrida durante el último año, la tendencia positiva de recuperación respecto a la gran crisis se mantiene”, explica Carlos Zamora.

En este sentido White apunta que ven “un incremento en el apetito inversor, algo muy interesante y que está causado, en parte, por la montaña rusa que han supuesto las bolsas u otras inversiones alternativas en ciertos momentos durante el último año. También debido a los bajos niveles de rentabilidad que ofrecen la renta fija y otras inversiones de bajo riesgo. El sector inmobiliario, por tanto, vuelve a ser un lugar de inversión refugio”.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class