Deporte

Real Madrid Solo Capello le dio tanto banquillo a Marcelo como Zidane ahora

Spread the love

Lleva seis partidos seguidos sin jugar; con Solari fueron cuatro

Nunca ha ocultado Zidane que una de las decisiones que más le cuesta es dejar a Marcelo en el banquillo. El brasileño es una pieza esencial para entender al Madrid de 2014 a 2018, el de las tres Champions seguidas y cuatro en cinco temporadas. Pero el fútbol solo sabe de presente. Y su realidad dice que este Madrid con Marcelo pierde mucho. Demasiado. Esta temporada, el brasileño ha aparecido en seis partidos y los blancos han caído en cuatro: Shakthar, Alavés, Cádiz y Valencia. Ahora lleva seis partidos sin pisar el campo un solo minuto, 540 en los que el Madrid no ha hecho otra cosa más que ganar.

Para Marcelo es algo que sí ha vivido, pero tiene que rebobinar su memoria a cuando era un chaval recién llegado a Madrid para recordar cómo era jugar tan poco. En el invierno europeo de 2007, verano en Brasil, llegó al Bernabéu un chaval de 18 años al que pretendía el Sevilla pero se lo llevó el Madrid. Mandaba Capello, que lo hizo debutar en Riazor al poco de llegar. Pero estaba muy verde, lógico. Tras el partido ante el Dépor, en el que entró en la segunda parte por Salgado, Marcelo se pasó cinco partidos seguidos en la grada. Y de los 11 últimos de LaLiga de las remontadas, en 10 ni se vistió.

La temporada siguiente, con Schuster, Marcelo arrancó de manera parecida. De los cinco primeros partidos de LaLiga solo entró en la lista, y jugó, en el tercero, ante el Valladolid. Pero a partir de la quinta jornada fue indiscutible en el lateral izquierdo.

Era el inicio de la era Marcelo, los cimientos del que se convertiría en el lateral más decisivo en el fútbol europeo. Sin problemas físicos de por medio o sanciones, el lateral de Río de Janeiro no iba a dejar de jugar dos partidos seguidos hasta enero de 2013. Entonces, ante Getafe en Liga y Barcelona en Copa, Mourinho puso de ‘3’ a Coentrao y Arbeloa.

Los entrenadores que fueron pasando por el Madrid no tuvieron nunca dudas y solo buscaron cómo colocar los partidos sueltos en los que Marcelo debía descansar. Así hasta que llegó Solari. El brasileño e Isco, más este segundo, fueron sacados de foco por el argentino. Marcelo, que ya recibió algún aviso con Lopetegui, fue desplazado del once por Reguilón como nadie esperaba. Pero incluso así el ciclo más amplio que se pasó sin jugar fue de cuatro partidos: Levante, Barcelona, en Copa y Liga, y Ajax. En su despedida en Valladolid, con 1-4 y el partido en el minuto 90, Solari mandó a Marcelo al campo. Le dio tiempo a ganarse una amarilla. La hecatombe de Madrid de Solari arrancó con la derrota ante el Girona (1-2), un partido en el que el Bernabéu la tomó con Marcelo, que fue titular.

A la semana siguiente de Pucela, Zidane estaba de vuelta en el Bernabéu. Y en su once, Isco y Marcelo. El Madrid, consciente de que el brasileño entraba en una etapa delicada, fichó a Mendy. Pero Zidane nunca entregó la titularidad absoluta al francés la temporada pasada. Por ejemplo, llegó el Clásico de vuelta y el titular fue Marcelo, que dejó una de las imágenes del partido al ganar una carrera a Messi y evitar un mano a mano ante Courtois.

Tras el parón por la pandemia, el titular ante el Eibar fue Marcelo, que, además, marcó. Zidane alternó titularidad en la parte zurda de la defensa, algo que parecía tener en mente en esta campaña. Pero los resultados han dictado sentencia, la que dice que Mendy suma 540 minutos seguidos y Marcelo cero. ¿Habrá una última oportunidad para que el 12 se reivindique?

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class