Deporte

Lo de este Madrid es irreprochable

Por increíble que parezca durante 21 minutos el Real Madrid se colocó ayer líder momentáneo de la Liga. En el tiempo que transcurrió entre el gol de Nacho en el 68 en San Mamés y el de Luis Suárez en el 89 en el Metropolitano se puso al mando un equipo que está ofreciéndonos un conmovedor ejercicio de superación ante la adversidad y que va a dar la cara hasta el último minuto de la última jornada. Un equipo que viene sosteniendo el pulso al Atlético con sus cuatro defensas titulares lesionados. Un equipo con sus tres centrocampistas exhaustos (Casemiro no puede con su alma). Un equipo con un solo goleador (Benzema) y con menos pegada que nunca (1,75 goles de promedio). Un equipo con su teórica gran estrella lesionado media temporada y desconectado la otra media, que salió ayer a jugar 13 minutos para mantener el balón, para eso ha quedado Hazard. Un equipo con su entrenador en boca de todos por los rumores sobre su futuro inmediato. Un equipo sin su capitán en mínimas condiciones desde hace cuatro meses. Un equipo al que un error claro de Mateu Lahoz volvió a dar argumentos a los madridistas que piensan que hay algo más que casualidades detrás de las últimas decisiones arbitrales en su contra. Porque se puede entender que el colegiado no vea que en el minuto 28 Morcillo va con el brazo recogido en el área antes de que centre Odriozola y luego lo separa del cuerpo elevándolo al girarse para invadir un espacio. Lo que cuesta más explicar es que desde el VAR Iglesias Villanueva no le avise con la mínima insistencia para que vaya a revisar la jugada y se asegure. Era penalti.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class