Deporte

“La trama diabólica del VAR contra el Real Madrid”

El tan criticado paso atrás del Atlético en otras jornadas no lo fue esta vez. No hubo tal. Hubiera sido muy tentador entregarse al tremendismo después de que marcaran el Madrid y el Osasuna pero, por fin, el Atlético reaccionó con orgullo y, desde luego, con calidad y fútbol. Los dos goles que voltearon el drama del Wanda Metropolitano no llegaron fruto de “a mí el pelotón, Sabino, que los arrollo”.

Fueron dos acciones exquisitas. Cuando aquello tal vez requería testosterona, Joao Félix bajó las pulsaciones y despachó un servicio excepcional a Lodi. Lo dejó solo y el gol cambió la temperatura institucional incluso. Carrasco procedió de la misma manera. Calma, tranquilidad y clase. Era una jugada en la que se operaba a corazón abierto y Carrasco puso la pelota con precisión a Suárez que sí se asalvajó después en la celebración. No era para menos. El Atlético se había sacado de encima los fantasmas habituales. Toca rematarlo en Valladolid. Pero el camino está abierto. No, no hubo paso atrás. Hubo arrojo, deter- minación y calidad. Algo que se ha echado en falta otras veces en un equipo que no se lo creía y que se entregaba a un victimismo inútil. Lo tiene en la mano y la experiencia de la temporada es incuestionable: se gana atacando.

Diabólico

El Madrid, de nuevo una balsa de náufragos, se vio otra vez envuelto en esa trama diabólica que es el VAR y que se está cargando el fútbol. Hubo una mano de las de antes y de las de ahora que Mateu no supo ver ni se la peritaron desde la sala de máquinas. A esa hora era una acción clave, que nos hubiera tenido toda la semana en lenguas, pasando vergüenza entre circulares y explicaciones irracionales para justificar imposibles. No fue necesario porque el Madrid ganó el partido de forma natural. Y eso en el equipo de Zidane es que Modric se lleva la pelota a la ducha si es necesario y el resto muestran una resiliencia poco frecuente a estas alturas de la temporada. Al Madrid solo le queda ganar y esperar. Nada nuevo bajo el sol esta temporada. Se ha pasado así todo el curso por su mala cabeza al principio. Por eso ahora es un equipo conmovedor. Sólo eso.

Integridad

Desde siempre, los últimos partidos del campeonato eran conocidos como La Liga de los Maletines. Y es bueno romper hoy una lanza en pos de la integridad de la competición. Si sigue habiendo maletines, se disimula. Porque ayer todos compitieron y nadie se dejó nada. No siquiera los que nada se jugaban. Y eso dice mucho en favor de un cambio que ha propugnado Tebas. Ya no existe la sospecha ni el intercambio de billetes en una gasolinera o la llamada entre veteranos y excompañeros para acabar en un conchabeo infame. Viendo los partidos de esta jornada, con goles y buen juego, puede decirse que la Liga ha dado un paso gigantesco.

El guión de la Liga 2020-21 no puede retorcerse más. O tal vez sí. Es un campeonato tan emocionante que jamás lo olvidaremos

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class