Deporte

El último invento de Simeone

En las últimas jornadas, tras volver a la línea de cuatro defensas, los de Simeone han encontrado una mayor producción ofensiva del equipo

Durante semanas, Simeone decidió apostar por una línea de tres centrales y dos carrileros. Un sistema nuevo que le fue bien a los rojiblancos en determinadas fases del campeonato. Un dibujo que disimuló algunas de las carencias del equipo potenciando a determinados futbolistas. Jugadores como TrippierHermoso e incluso Lemar, vieron como ese sistema multiplicó su rendimiento. En el momento clave de la temporada, el Cholo decidió regresar a la línea de cuatro defensas recuperando incluso su sitio Lodi. Fueron varios partidos en los que el brasileño encontró acomodo en el once. Tras el partido de San Mamés y coincidiendo con la lesión del lateral, Simeone tuvo que dar una vuelta de tuerca más al dibujo.

Hermoso liberando a Carrasco

La baja de Lodi, obligó a Simeone a volver a situar a Mario Hermoso en el once. El central madrileño, en lugar de notar la suplencia en las semanas previas ha regresado en un gran momento de forma y de concentración. Acostumbrado a partir desde el puesto de central izquierdo, en las últimas jornadas ha tenido que desempeñarse como lateral. Es cierto, que su presencia da una gran salida de balón al equipo, pero limita las incorporaciones ofensivas, dejando casi toda la banda para Carrasco. Un Carrasco que es el principal beneficiado de abandonar la posición de carrilero. Al tener por detrás un lateral de corte defensivo, Yannick parece mucho más un extremo que un centrocampista. Aunque en el duelo del Camp Nou el belga pudiese partir en esa posición al comienzo del partido, solamente lo hacía cuando el equipo se replegaba. La lesión de Lemar le liberó por completo de esa labor puesto que se encargó de ella Saúl. El Carrasco más ofensivo de la temporada está resultando decisivo.

Correa y Llorente en los carriles interiores

Al contrario que en la banda izquierda el lateral no se incorpora prácticamente al ataque, la banda derecha tiene en Trippier un extremo. El inglés es una amenaza constante para el rival dándole muchísima amplitud y profundidad al juego del Atlético por el costado derecho. Para lograrlo, se sirve del trabajo por dentro de Correa Llorente, que como se puede ver en sus mapas de calor, se desenvuelven prácticamente por la misma zona del terreno de juego. Cuando al equipo le toca replegarse suele ser Correa el que forma línea con el resto de centrocampistas permitiendo que Llorente sea de los primeros en lanzar la presión. En fase defensiva ambos alternan sus posiciones en función de quien está más próximo al balón para presionar. El juego por dentro de ambos se ha convertido en decisivo en estas últimas jornadas con goles y asistencias.

A falta de Lemar, Saúl

Simeone repitió frente a la Real el mismo once que en el Camp Nou cambiando a Saúl por el lesionado Lemar. El rol del futbolista francés no lo puede desempeñar el canterano, no tienen las mismas cualidades. Pero el Cholo le ha liberado de la zona de creación teniendo mucha presencia en tres cuartos de campo sobre todo en segundas jugadas. Saúl ha jugado dos de sus mejores encuentros frente a Real y Barcelona en una posición en la que tiene menos responsabilidad con el balón. En zona izquierda ese rol lo desempeña Hermoso sumándose como un centrocampista más.

Una vuelta de tuerca más en la temporada del Atlético para afrontar estas últimas jornadas con los jugadores más en forma en el campo. El equipo ha vuelto a recuperar la frescura ofensiva, pero le sigue costando mucho cuando no tiene el control del balón. El plan B en los partidos suele diferir mucho del A. Los perfiles del banquillo no son ni parecidos a los de los once titulares, y eso, lo nota el Atlético en las segundas partes. 180 minutos le quedan en los que debería valerles con el plan A.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class