Deporte

El plan del Madrid: Vinícius, Valverde, Rodrygo y Odegaard son intransferibles

Real Madrid
Real Madrid
Spread the love

Carlos Carpio – MARCA

El club tiene muy claro que son jugadores prioritarios para su presente y su futuro. No escuchará ofertas por ellos y sí trabajara alrededor de esas cuatro piezas intocables

A falta de seis semanas para que acabe el curso el Real Madrid sigue inmerso en el tramo decisivo de la temporada. Lo hace peleando y manteniendo intactas sus opciones de poder ganar la Liga y la Champions, tal y como anticipó Zidane en aquella rueda de prensa del 5 de febrero en la que pidió a los periodistas respeto para su plantilla y para sí mismo tras caer eliminados en la Copa ante el modesto Alcoyano: “Me reivindico con estos jugadores. El año pasado ganamos la Liga, la hemos ganado nosotros, el Real Madrid. Por eso tenemos el derecho de pelear esta Liga, nos lo hemos ganado”.

El sueño del cuarto doblete Liga-Champions

Desde aquello han pasado ya 68 días y hoy los blancos marchan segundos en el campeonato nacional a un solo punto de un desdibujado Atlético al que le han recortado nada menos que nueve puntos en las últimas nueve jornadas. En cuanto a su torneo fetiche, la Champions, dentro de 11 días se medirán en las semifinales contra el Chelsea por una plaza en la final de Estambul que se celebrará el próximo 29 de mayo. Así pues, el desafío del doblete Liga-Champions sigue vigente, una proeza que el Real Madrid sólo ha sido capaz de conseguir tres veces en toda su historia: en las temporadas 1956/57 (la segunda Copa de Europa blanca), en la 57/58 (la tercera) y en la 2016/17 (la duodécima). La mayoría de integrantes de la plantilla que lo logró hace cuatro temporadas todavía permanece.

Revista

Convencidos de que hay que renovar la plantilla

Pero el listón de la exigencia está colocado tan alto en el Real Madrid que mientras tanto en los despachos se trabaja para reforzar la plantilla de la próxima temporada. La primera incorporación será la del central del Bayern de Múnich David Alaba, que tal y como adelantó MARCA el 19 de enero cerró un acuerdo con el club blanco en la segunda semana de enero, un fichaje que se anunciará a final de temporada. Además de eso y con independencia de que el curso acabe con el ansiado doblete, con un título o con ninguno, existe el convencimiento de que es necesario llevar a cabo una renovación en el equipo y que el fortalecimiento de la delantera con un fichaje de primer nivel mundial resulta ya inaplazable.

Mbappé y Haaland, los dos grandes objetivos

Está contado en este periódico que los objetivos son dos jugadores, las grandes sensaciones del panorama internacional por su juventud y sus registros goleadores en este curso: Mbappé y Haaland. El club blanco está dispuesto a hacer un gran esfuerzo económico y pujar para fichar a ambos si tanto el PSG como el Borussia Dortmund se pliegan a sus deseos de cambiar de aires y acceden a negociar. Los dos futbolistas ya le han transmitido al Real Madrid su disposición a firmar si logran desvincularse de sus equipos y el club blanco prepara su estrategia para dar un golpe de autoridad en el mercado.

Vender para cuadras las cuentas

En Valdebebas se muestran cautelosos porque saben que no será fácil y conocen la dificultad que entraña llevar a buen término estas dos negociaciones tan complejas, pero al mismo tiempo son optimistas y creen que al menos uno de los dos delanteros llegará este próximo verano. Si no los dos. Así que en previsión de que finalmente cristalicen esos dos fichajes, que sólo en concepto de traspasos podrían rondar los 300 millones de euros, toca hacer caja pero también hacer hueco en la plantilla, especialmente en la zona de ataque, donde el exceso de jugadores en nómina resulta evidente.

Veteranos y noveles en la lista de transferibles

Así las cosas, la lista de transferibles es amplia y la forman todo tipo de futbolistas. Desde veteranos cuyo rendimiento no va acorde con sus altos salarios, como son los casos de Bale, Marcelo e Isco, a los que les queda todavía un año más de contrato y habrá que negociar su rescisión para aligerar la masa salarial, hasta jóvenes que no han sido capaces de responder a la enorme exigencia del Real Madrid, léase Odriozola, Mariano y Jovic. Otros tres futbolistas jóvenes por los que se van a escuchar ofertas son Mayoral, Vallejo y el meta Altube.

Casos aparte representan Sergio Ramos y Lucas Vázquez, que acaban contrato el 30 de junio y deben decidir si aceptan la oferta que el club les presentó hace tiempo. El culebrón del capitán lleva coleando demasiado y produce hartazgo tras algunos episodios rocambolescos, pero lo normal es que acepte porque no hay constancia de que esté manejando ninguna oferta de otro club. En cuanto al extremo de Curtis, parecía estar lejos de llegar a un acuerdo antes de lesionarse dado que las posturas estaban bastante alejadas.

Cuatro jóvenes que no se venden aunque les tienten

Ante la necesidad de recaudar dinero en traspasos, la dirección deportiva madridista ya ha establecido qué jugadores podrían ser traspasados en caso de que llegase una buena oferta por ellos y cuáles no. Así, Vinicius, Valverde, Rodrygo y Odegaard son considerados intransferibles y no están en venta. Lo mismo ocurre con otros como Courtois, Casemiro, Kroos y Benzema. Pero por su juventud a los cuatro primeros se les considera estratégicos en el futuro del club, por lo que salvo que alguno de ellos se pronunciara en sentido contrario no se atenderán ofertas. Y en el caso de Vinicius son varias las que han llegado en los últimos doce meses procedentes de clubes principales de toda Europa.

Vinicius no es moneda de cambio con Mbappé

Precisamente de Vinicius es del que más se ha especulado en los últimos tiempos al hilo del interés que ha demostrado el PSG por él, especialmente a través de su compatriota Leonardo. Con 20 años y contrato hasta 2025, el brasileño no entrará en ninguna operación porque la confianza en él es absoluta, como ya lo era antes de su explosión de las últimas semanas. Así que el Madrid no contempla la posibilidad de usarle como moneda de cambio para abaratar un hipotético traspaso de Mbappé con el conjunto parisino.

Valverde y Rodrygo también son fijos

Lo mismo sucede con Fede Valverde, que a sus 22 años y con contrato hasta 2025 es uno de los futbolistas con mayor cotización de la plantilla blanca por su juventud y sus prometedoras condiciones. Rodrygo Goes, con 20 años y contrato también hasta 2025, goza igualmente de la confianza de los rectores blancos, que no dudan de su talento pese a que no esté disfrutando esta temporada de tantos minutos como sus dos compañeros.

Odegaard y su relación con Zidane

El de Martin Odegaard es un caso con connotaciones especiales. Su relación con Zinedine Zidane no es demasiado fluida después de que le convenciera el pasado verano para que regresara, renunciando a seguir cedido en la Real Sociedad, y luego apenas contara en los planes del técnico francés. Con 22 años y contrato hasta 2023, el noruego se quemó y pidió salir cedido en enero para marcharse al Arsenal, pero regresará el 30 de junio. Si como parece Zidane continúa la próxima temporada no está claro qué pasará con él, pero en el Real Madrid cuentan con el jugador y no quieren desprenderse de él. Es precisamente esa gestión de los jóvenes el apartado que ha generado más tensiones y discrepancias entre Zidane y el club en esta segunda etapa del técnico. Sin embargo, en Valdebebas tienen muy clara su política de apostar por el talento joven y por eso han decidido que Vinicius, Valverde, Rodrygo y Odegaard no se venden.

Varane, la opción para hacer caja este verano

Raphael Varane acaba su contrato en junio de 2022 y en el club sospechan que no quiere renovar ya que no ha dado muestras de estar dispuesto a aceptar la oferta que le presentaron hace meses. A punto de cumplir 28 años y después de una década entera en el Real Madrid en la que lo ha ganado todo, el central francés parece decidido a apurar su contrato y elegir entonces como agente libre si emprende una nueva aventura o bien negocia en condiciones muy ventajosas y se asegura una importante prima de fichaje. Varane cobra seis millones anuales, la mitad que Sergio Ramos, quiere mejorar su sueldo y por edad, experiencia y calidad contrastada sería una pieza muy codiciada en el mercado. En 2019 ya estuvo muy tentado de fichar por el Manchester United o el PSG, pero al final acabó quedándose ante el regreso de Zidane. Por eso, si sigue sin querer renovar, el Real Madrid intentará traspasarle este verano, consciente de que se trata de un futbolista muy acreditado por el que podría sacar una cantidad cercana a los 70 millones de euros. Pero entonces es probable que debieran fichar otro central, aunque Militao ha mejorado en sus últimas actuaciones. Pau Torres y Koundé serían los principales candidatos, pero ambos son caros.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class