Deporte

El ‘peligroso’ plan del Barça con Lautaro

Hugo Cerezo/Juan Castro

Días, semanas, meses… Incontables llamadas y wapps, estrategias que van y vienen… para seguir acercando, palmo a palmo, a Lautaro Martínez al Barcelona. Sin embargo, cuando parece que hay avances, surgen problemas que detienen la operación, como si de un primerizo a los mandos de un coche se tratara. Acelerón y frenazo. Acelerón… y frenazo.

El Barça se movió muy rápido con Lautaro y se situó en la pole, asegurándose con el jugador su deseo y compromiso de vestir de azulgrana. Jugar al lado de Messi no es cualquier cosa para un argentino de 22 años. Hubo reuniones y contactos previos con otros clubes como United o Madrid. Pero el plan A del futbolista era el Barcelona. Y el del Barcelona el bahiense, por fin ese ‘9’ que asegure el relevo de SuárezCon el visto bueno, por cierto, de los propios Leo y Luis. El futbolista ha dado el OK pero el acuerdo no está cerrado por algunas diferencias en cuanto a los bonus, nada insalvable en cualquier caso si el Barça se pone de acuerdo con el Inter.

Sin embargo, el fichaje se ha convertido en otro culebrón, algo habitual en Can Barça en los últimos tiempos. A la por ahora imposibilidad de que se llegue a un acuerdo para el traspaso, con un puñado de jugadores puestos sobre la mesa para encajar los números, se ha unido una prórroga pedida por parte azulgrana para dilatar el acuerdo. El último problema es la petición de Bartomeu a la plantilla de bajarse el sueldo de cara a la próxima temporada por el agujero económico que vive la entidad, agravado por el coronavirus: 150 millones que se han dejado de ingresar hasta el 30 de junio, más lo que viene.

A los difíciles equilibrios de la Junta ante lo que se considera otro encontronazo con la plantilla, se le suma lo impopular de pedir otro sacrificio a los jugadores cuando de manera paralela se quiere acometer un fichaje con un coste total que supera los 100 millones. La estrategia puede pasar por poner el fichaje de Lautaro en stand-by para primero tratar de solventar una segunda bajada de los salarios y después ya cerrar a Lautaro. Un peligroso plan.

Y en este punto se encuentra una operación que empieza a dejar la puerta de atrás abierta para que otros clubes que en su momento estaban interesados puedan lanzarse a por un jugador de lo más codiciado. El Madrid está atento. Aunque su prioridad es Haaland para el próximo curso, ya tanteó la opción Lautaro meses atrás. La indefinición del Barça le abre opciones, aunque hay quien defiende que podría tratar de elevar el precio más allá de los 111 que marca la cláusula. Del mismo modo que al United, que incluso se llegó a reunir con sus agentes, también hace muchas semanas. En Old Trafford siguen buscando ese ‘9’ top que ansían para la próxima temporada. El que se ha quedado también sin Werner es el Liverpool, otro grande en condiciones de llevarse a un jugador como Lautaro. El City se autodescartó.

70 más 1 ó 2 jugadores

La hoja de ruta azulgrana estipula que podrá hacerse con Lautaro por 70 millones más uno o dos jugadores, cuya identidad todavía se desconoce porque no hay puntos comunes entre Can Barça y los jefes interistas. Han sido muchos los futbolistas ofrecidos o tanteados. Junior cuenta con opciones, pero se necesitaría otro futbolista porque su tasación no está en los 41 kilos que restan para alcanzar los 111 de la cláusula, cifra total que al Barça también le gustaría rebajar. Asumen en el Camp Nou que será muy difícil bajar los 70 en ‘cash’.

Por contra, la única declaración pública sobre Lautaro salida de Milán no fue halagüeña para los intereses azulgranas. Piero Ausilio, director deportivo del Inter, lo dejó claro: “Lautaro no está en venta. El Barça nos contactó y tenemos una buena relación, pero les dijimos que no le vamos a vender. Sólo hay una forma de alejar a Lautaro Martínez del Inter… y es el pago de su cláusula. Todos la conocen y es inútil esconderse. Es exigente porque es una cláusula que tiene plazos y compromisos financieros que deben mantenerse muy precisos”.

El tiempo corre hacia un 30 de junio antes del cual el Barcelona está obligado a vender por 70 millones para cuadrar el balance. La llegada de Lautaro podría cerrarse más allá del 1 de julio, pero si entran futbolistas al Barça le interesa que esas salidas computen en este ejercicio, toda vez que la operación con la Juve con Pjanic y De Sciglio de por medio sigue en punto muerto ante la insistencia de los italianos en que sea Arthur el jugador que vista de bianconero, mientras que el brasileño ha dicho por activa y por pasiva que él no se mueve.

Y ahora se pretende alargar un poco más una negociación que está siendo interminable, una operación de desgaste que amenaza con poner nervioso a Lautaro y un entorno que lleva tiempo seducido y tentado por clubes potentes. Ante esta nueva demora, no hay que descartar que el nerviosismo llegue al jugador y sus agentes, el caldo de cultivo ideal para que haya un adelantamiento inesperado en la última vuelta, con la bandera a cuadros esperando al ganador para llevarse a Lautaro. Pocos dudaban de que sería el Barça. Ahora empieza a no estar tan claro.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class