Deporte

Así no se puede ir por Europa

El Barça
El Barça
Spread the love

RAMIRO ALDUNATE – MARCA

El Barça ha cometido errores que no se pueden permitir a este nivel

A pesar de la buena imagen que el Barcelona dio en el Parque de los Príncipes, no se puede obviar que los azulgranas han quedado fuera de la Liga de Campeones por hacer varias cosas mal. Al fin y al cabo, un resultado global de 5-2 no cae del cielo.

En años anteriores, cuando el Barcelona se enfrentó al Paris Saint-Germain, los franceses cayeron eliminados fruto de errores de inexperto, de equipo al que le falta cuajo para estar entre los grandes de Europa. Este año, esa sensación la ha dado, precisamente, el equipo que dirige Ronald Koeman. En definitiva, los catalanes han cometido errores que no se pueden permitir a este nivel.

Darle el liderato a la Juve

Marca la temporada europea de los catalanes. Los azulgranas perdieron en el último momento el liderato del grupo, que les hubiera permitido evitar un cruce tan duro en octavos de final. Con el equipo en fase ascendente, como está ahora, llegar a cuartos de final con la moral por las nubes hubiese sido otra cosa. Los de Koeman la pifiaron contra los italianos y acabaron segundos de grupo. Eso sí, los turineses, que se cruzaron con el Oporto, también están fuera del torneo.

Un partido de 180 minutos

Los catalanes pagaron caro su bajón de la segunda parte en el Camp Nou. Se permitieron encajar demasiados goles e hipotecaron la eliminatoria. Olvidaron que esto es a 180 minutos. Cuando quisieron acordarse, ya era demasiado tarde. Por mucho espíritu de remontada al que se apelase, era muy complicado.

La falta de eficacia

Esa ha sido la principal diferencia entre el Barcelona y el Paris Saint-Germain. Los azulgranas echan en falta un delantero goleador. Les falta un ‘9’ que haga lo que antes hacía Luis Suárez. Se fue el uruguayo y no se fichó un recambio. Así pasó lo que pasó, que los culés se hincharon a fallar ocasiones en el Camp Nou y en el Parque de los Príncipes.

Regalos tontos

Lo de Lenglet en París es la gota que colma el vaso. El francés lleva una temporada plagada de errores que le cuestan puntos a los azulgranas. Su penalti a Icardi está fuera de lugar y frustra la intentona azulgrana de darle la vuelta a la eliminatoria.

Los penaltis no se fallan

Parece una perogrullada, pero en Europa no se puede perdonar. El que lo hace, normalmente acaba en la calle. Se puede entender que se fallen ocasiones, pero ya es más complicado aceptar la falta de acierto desde los once metros. Si Messi marca el segundo antes del descanso, los fantasmas del 6-1 hubiesen sobrevolado el Parque de los Príncipes. Seguro.

Un problema central

El Barcelona no puede permitirse estar otra temporada con esta defensa. Dejando de lado la mala suerte con las lesiones, está claro que Koeman no confía en lo que tiene. La mejor prueba es que en París, en lugar de recurrir a un central natural como Umtiti, prefirió reconvertir a Frenkie de Jong. PiquéAraujo Mingueza son los que han demostrado un mejor nivel ese curso. Los dos primeros han tenido problemas de lesiones y el tercero es un chaval que acaba de subir del filial y al que no se le puede pedir más de lo que está dando. Al final, el PSG ha sido capaz de tumbar al Barça sin haber podido contar con su mejor jugador, Neymar, en ninguno de los dos encuentros.

El Camp Nou es sagrado

En una competición como la Champions, los errores en casa se pagan doblemente caros. El Barça ha encajado dos goleadas en su estadio en esta edición de la Liga de Campeones, precisamente en los dos partidos más importantes. La Juve (tres goles) y el PSG (cuatro) se pusieron las botas. Cualquier equipo que se precie de aspirar a la Orejona, hace de su campo un fortín.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class