Cultura

Pablo Alborán: «Tengo tantas ganas de cantar que quiero desgarrarme la voz»

El cantante malagueño actúa el próximo lunes en Satélite Festival, dentro de una gira veraniega que le llevará a Benicasim, Sant Feliú de Guixols, Cádiz y Mérida

Pablo Alborán salió del armario en junio del año pasado, pero se le nota muchísimo que no quiere ser portavoz ni abanderado de nada ni de nadie, más que de él mismo. El día anterior a su conexión por zoom con ABC para charlar sobre su gira de verano, Carl Nassib se había convertido en el primer jugador de la liga de fútbol americano que declaraba abiertamente su homosexualidad. Pero ante la a veces irritante y siempre obligada pregunta de rabiosa actualidad, el cantante responde sin discursitos, casi con cierta desgana. «Lo veo fantástico, él estará feliz y ya está. Si algo he aprendido de esto es que a veces, no hacer noticia de esto también es positivo. El mayor gesto que se puede hacer ante una declaración así, es que todo siga igual. Yo sido haciendo lo que hacía antes, y quiero seguir hablando de lo que me ha traído hasta aquí, que es la música».

A este artistazo malagueño también se le nota mucho que prefiere hablar de otras sensaciones que tuvo por aquellos días, cuando la pandemia nos cambió tanto la visión de las cosas. «Tuve ese tiempo que no he tenido estos años pasados, tiempo de disfrutar de momentos bucólicos, de sentarme con mi padre en el jardín y apreciar la belleza de la luz atravesando las hojas de los árboles, y sentirnos felices por ello. Parecía que estábamos fumados, pero no (risas). Tuve tiempo de saborear momentos muy pequeños, pero que son gratis, que llegan solos, y si los sabes ver, los disfrutas mucho más que otras cosas materiales. La pandemia nos ha educado a todos en muchos aspectos, y ahora intento vivir con ese mismo agradecimiento. Me subo a un escenario y recuerdo esos momentos en los que parecía que era algo que íbamos a perder para siempre. Agarro el micrófono e intento cantar mejor que nunca… Y en mi equipo de trabajo noto lo mismo».

Ahora que parece que empezamos a recuperar la vorágine que nos impide seguir abstrayéndonos con las pequeñas cosas, Alborán ha cambiado su foco de concentración y solo piensa en ofrecer una gira por todo lo alto. «Se me ha ido un poco la pinza», ríe el cantante, «porque quiero hacer que la gente, cuando venga a los conciertos, siga soñando como lo hacía antes. Quiero que vea un espectáculo como los de antes de la pandemia. Es un show diferente a lo que he hecho antes, pero tiene mi sello. Y visualmente es como un cuadro que se va pintando a medida que avanza el concierto. Tengo unas ganas de cantar que no me aguanto. Tengo tantas ganas que quiero desgarrarme la voz, dar todo lo que tengo».

Y es que Pablo necesita cantar para respirar. Así es precisamente como se llama el podcast que acaba de estrenar, en el que habla sobre su carrera. «No sobre mi vida, que quede claro», puntualiza medio en broma. «Son charlas, no entrevistas, con gente que pertenece a mi círculo más cercano, como mis hermanos por ejemplo, que trabajan conmigo. El que lo escuche va a conocer un lado más humano, más real de Pablo Alborán el artista. Se vislumbran muchas cosas sobre el esfuerzo que ha costado levantar esta carrera, detalles sobre la industria discográfica, contados con mucho sentido del humor». Al grabar este podcast, ha recapitulado y rememorado muchos episodios de su vida que, por el ritmo que lleva, apenas había podido digerir en condiciones. «Hubo un día que le dije a mi manager: ‘oye, esto de hacer el podcast me está removiendo muchas cosas‘. Porque claro, hacer balance tiene lo suyo. De pronto me di cuenta de cuántas cosas he vivido. Muchas de ellas, muy bonitas». Al preguntarle cuáles considera como los tres hitos más importantes de su trayectoria, contesta: «El primero la salida de mi primer disco, y todo lo que pasó con él. Recuerdo ese calor, ese ardor, las mariposas en el estómago. El segundo sería la primera vez que giré por Latinoamérica y se pudieron venir familiares conmigo. Que vieran cómo triunfaba mi música al otro lado del charco, y poder compartirlo con ellos, fue muy especial, porque vieron que toda la confianza que habían puesto en mí, la habían puesto con razón. Y el tercero sería mi último disco, ‘Vértigo’, lanzado en medio de una pandemia mundial que nos ha cambiado la vida a todos sin excepción».

En esa carrera meteórica Pablo ha conocido a todo tipo de gente, pero nunca ha caído en tentaciones ególatras ni ha dejado de tener los pies suficientemente anclados a tierra como para dejar de valorar la influencia que ahora puede ejercer como figura pública, en los temas que él considera más urgentes. Al día siguiente de la entrevista, fue nombrado embajador de UNICEF España y lanzó la canción ‘Cuando estés aquí’, cuyos beneficios se destinaron a la compra de material sanitario y de protección por parte de esta organización para combatir el covid-19 en nuestro país. «La idea de la canción es abrazar a la gente de algún modo, que sea el abrazo que no nos podemos dar ahora. Y a la vez aportar mi granito de arena y transmitir algo de paz en todo este desorden».

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class