Ciencia

La extraña criatura con dientes de hierro

La boca del quitón gigante contiene un mineral raro nunca visto en un organismo vivo

El quitón gigante es un gran molusco que habita las costas del Pacífico. Su cuerpo deforme de color marrón rojizo, por el que se ha ganado el apelativo popular de ‘pastel de carne errante’, se arrastra por las rocas de aquí para allá. Pero esta criatura aparentemente insignificante esconde una serie de dientes extremadamente duros que le permiten raspar las algas de las rocas para alimentarse. Ahora los investigadores han descubierto que esos dientes formidables contienen un extraño mineral de hierro que nunca antes había sido documentado en un organismo vivo.

«Este mineral solo se ha observado en muestras geológicas en cantidades muy pequeñas y nunca antes se había visto en un contexto biológico», asegura Derk Joester, de la Universidad Northwestern (EE.UU.) y autor principal del estudio, publicado en la revista ‘PNAS’.

Los científicos ya sabían que los dientes del quitón son uno de los materiales más duros de la naturaleza porque contienen un mineral de hierro llamado magnetita, pero no sabían qué componía la estructura de la raíz. Los dientes están unidos a una rádula suave, flexible, similar a una lengua, que raspa las rocas para recolectar algas y otros alimentos.

Para conocer mejor cómo funcionan, el equipo examinó un diente del ‘pastel de carne’ (Cryptochiton stelleri), bajo la luz de un sincrotrón. De esta forma, los científicos encontraron un mineral de hierro llamado santabarbaraíta disperso por todo el estilete superior del quitón, una estructura larga y hueca que conecta la cabeza del diente con la membrana flexible de la rádula. Hasta entonces, este material solo se había visto en rocas y nunca en un organismo vivo.

La santabarbaraita es un mineral duro pero contiene menos hierro y más agua que la magnetita, lo que la hace menos densa. El mineral podría permitir que el quitón forme dientes fuertes y livianos mientras reduce su dependencia del hierro.

Imagen de microscopio electrónico de la rádula del quitón con sus dientes – U. Northwestern

Impresión 3D

El descubrimiento podría ayudar a los investigadores a diseñar nuevos tipos de materiales. El grupo creó una nueva tinta diseñada para impresión 3D inspirada en el diente del quitón. «Hemos estado fascinados por el quitón durante mucho tiempo», dice Joester. «Las estructuras mecánicas son tan buenas como su eslabón más débil, por lo que es interesante aprender cómo el quitón resuelve el problema de ingeniería de cómo conectar su diente ultraduro a una estructura subyacente blanda. Esto sigue siendo un desafío importante en la fabricación moderna, por lo que buscamos organismos como el quitón para comprender cómo se hace esto en la naturaleza, que ha tenido un tiempo de espera de un par de cientos de millones de años para desarrollarse», explica.

El hallazgo muestra una vez más lo extraordinario de la naturaleza, que siempre oculta alguna sorpresa.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class