Ciencia

El misterio que guarda la impresionante imagen de Venus captada desde la Parker Solar Probe

Parker Solar Probe
Parker Solar Probe
Spread the love

P. Biosca – ABC

La fotografía fue tomada a 12.380 kilómetros de distancia del planeta

En julio de 2020, la Parker Solar Probe de la NASA se encontraba viajando hacia el Sol con el objetivo de llegar lo más cerca a nuestra estrella de lo que ningún artefacto humano haya estado jamás. Su ruta incluía pasar cerca de Venus y, aprovechando el momento, capturó unas impresionantes vistas de nuestro vecino cósmico. No fue casualidad. El segundo planeta del Sistema Solar juega un papel crítico en la misión: está previsto que la nave ‘roce’ Venus hasta en siete ocasiones durante siete años, y así reducir gradualmente su órbita elíptica alrededor del Sol y estudiar sus misterios.

Pero, junto con la dinámica orbital, está previsto que durante estas ‘visitas’ la Parker Solar Probe tome imágenes del planeta que incluso puedan llegar a revelar algunos secretos del Sistema Solar interior. La fotografía que ahora ha hecho pública la NASA es una instantánea captada durante la tercera asistencia gravitacional de Venus el pasado 11 de julio, momento en el que el instrumento WISPR fotografió el lado nocturno del planeta a una distancia de 12.380 kilómetros.

Qué se puede ver en la imagen

Aunque WISPR está diseñado para tomar imágenes de la corona solar y la heliosfera, así como del viento solar y sus estructuras, en Venus detectó un borde brillante que puede ser un resplandor nocturno: luz emitida por átomos de oxígeno en lo alto de la atmósfera que se recombinan en moléculas en el lado nocturno.

Por otro lado, las rayas brillantes generalmente son causadas por una combinación de partículas cargadas, llamadas rayos cósmicos, luz solar reflejada por granos de polvo espacial y partículas de material expulsado de las estructuras de la nave espacial después del impacto con esos granos de polvo. El número de rayas varía a lo largo de la órbita o cuando la nave espacial viaja a diferentes velocidades, y los científicos todavía están discutiendo sobre los orígenes específicos de las rayas aquí.

Por último, y lo más increíble, se puede ver una mancha oscura en el centro de la imagen que corresponde a Afrodita Terra, la región montañosa más grande de la superficie de Venus. «La razón de que aparezca ensombrecida es que su temperatura (unos 30 grados Celsuis) es más baja que la del resto de su entorno», informan desde la NASA.

Sorpresas detrás de la foto

Esta característica pilló por sorpresa al equipo: «WISPR está diseñado y probado para observaciones de luz visible. Esperábamos ver nubes, pero la cámara miró directamente a la superficie», afirma Angelos Vourlidas, científico del proyecto WISPR del Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins en Laurel, Maryland.

«WISPR capturó la emisión térmica de la superficie de Venus», dijo Brian Wood, astrofísico y miembro del equipo de WISPR del Laboratorio de Investigación Naval de EE.UU. en Washington. «Es muy similar a las imágenes tomadas por la nave espacial Akatsuki en longitudes de onda del infrarrojo cercano». La misión de la agencia espacial japonesa JAXA, PLANET-C (también conocida como Akatsuki), llegó a Venus en 2015 con el objetivo de estudiar el clima del planeta vecino.

Luna

¿Cómo consiguió la sonda Parker ver la superficie?

Esta sorprendente observación envió al equipo de WISPR de vuelta al laboratorio para medir la sensibilidad del instrumento a la luz infrarroja. «Si WISPR realmente puede captar longitudes de onda de luz infrarrojo cercano, la capacidad imprevista proporcionaría nuevas oportunidades para estudiar el polvo alrededor del Sol y en el Sistema Solar interior. Pero si no puede hacerlo, entonces estas imágenes, que muestran características de la superficie de Venus, pueden haber revelado una ‘ventana’ desconocida a través de la atmósfera del planeta», afirman desde la NASA. «De cualquier manera -apostilla Vourlidas- nos esperan algunas oportunidades científicas emocionantes».

Para obtener más información sobre las imágenes, el equipo de WISPR planeó un conjunto de observaciones similares del lado nocturno de Venus durante el último sobrevuelo el 20 de febrero. Los científicos del equipo de la misión esperan recibir y procesar esos datos para su análisis a finales de abril.

«Estamos ansiosos por ver estas nuevas imágenes», afirma Javier Peralta, científico planetario del equipo de Akatsuki, quien sugirió por primera vez una campaña de Parker Solar Probe junto con la misión Akatsuki. «Si WISPR puede sentir la emisión térmica de la superficie de Venus y el resplandor nocturno, muy probablemente del oxígeno, en los límites del planeta puede hacer valiosas contribuciones a los estudios de la superficie del planeta».

 

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class