Ciencia

Confirmado: la rotación de la Vía Láctea es cada vez más lenta, y la culpa es de la materia oscura

Predicha desde hace décadas, la desaceleración de la rotación galáctica no había podido ser demostrada hasta ahora

Como muchas otras galaxias de nuestro entorno, la Vía Láctea tiene en su región central una ‘barra’, de la que parten sus brazos espirales. De ahí que pertenezca a la familia galáctica de las ‘espirales barradas‘. Compuesta por miles de millones de estrellas, esa barra central está en rotación y arrastra con su movimiento al resto de la galaxia. Ahora, un equipo de investigadores de University College de Londres y la Universidad de Oxford acaba de descubrir que la velocidad a la que gira la barra central de la Vía Láctea ha disminuido en un 25% desde los tiempos de su formación. Y que la responsable de ese ‘frenazo’ es la materia oscura. Hace ya 30 años

que los astrofísicos habían predicho esa desaceleración, pero nadie hasta ahora había conseguido medirla.

El estudio, publicado en ‘ Monthly Notices of the Royal Astronomical Society‘, ofrece un nuevo tipo de información sobre la naturaleza de la materia oscura, que en este caso actúa como un ‘contrapeso’ que frena la rotación galáctica.

Durante su trabajo, los investigadores analizaron los datos de las observaciones realizadas por el telescopio espacial Gaia de una gran agrupación de estrellas, conocida como la corriente de Hércules, que están en resonancia con la barra, es decir, que giran alrededor del centro de la galaxia al mismo ritmo que ella.

Estas estrellas, en efecto, están ‘atrapadas gravitacionalmente’ por la barra giratoria, de modo que si el giro de la barra se ha ralentizado, se esperaría que esas estrellas se alejen del centro galáctico para mantener su período orbital emparejado con el giro de la barra.

Para averiguar si ese alejamiento se había producido, los investigadores encontraron un dato revelador: las estrellas de la corriente de Hércules son más ricas en elementos pesados que la media, y eso indica que, efectivamente, se han alejado del centro galáctico, donde los gases a partir de los que las estrellas se forman son hasta 10 veces más ricos en metales que en otras regiones galácticas.

Utilizando estos datos, el equipo infirió que la barra, compuesta por miles de millones de estrellas y billones de masas solares, había ralentizado su giro en al menos un 24% desde que se formó. Para Ralph Schoenrich, coautor de la investigación, «los astrofísicos han sospechado durante mucho tiempo que la barra giratoria en el centro de nuestra galaxia se está desacelerando, pero hemos encontrado la primera evidencia de que realmente esto está sucediendo».

«El contrapeso que está frenando el giro –prosigue Schoenrich– debe ser materia oscura. Hasta ahora, solo hemos podido inferir materia oscura mapeando el potencial gravitacional de las galaxias y restando la contribución de la materia visible. Pero nuestra investigación proporciona un nuevo tipo de medición de la materia oscura, no de su energía gravitacional, sino de su masa inercial (la respuesta dinámica), que ralentiza el giro de la barra».

Rimpei Chiba, por su parte, otro de los autores del estudio, cree que «nuestro hallazgo ofrece una perspectiva fascinante para restringir la naturaleza de la materia oscura, y también plantea un problema importante para las teorías de la gravedad alternativa, que carecen de materia oscura en el halo y predicen que la barra no se ralentizará significativamente».

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class