Bienestar

Helado cremoso de zanahoria: la original receta vegetal para el postre

Aunque siempre solemos usar frutas en nuestros helados artesanales, no debemos descartar los vegetales

El calor ha llegado y se imponen recetas más ligeras, más frescas pero igualmente saludables. Si tradicionalmente hemos usado la fruta para nuestros helados artesanales, no debemos descartar los vegetales ya que, combinados de la forma adecuada con otros ingredientes sencillos, podemos obtener resultados deliciosos en casa y en una época en la que la huerta está llena de f rutas y verduras espléndidas.

Existen algunos vegetales más fáciles de trabajar como espinacaszanahorias aguacate pero puedes experimentar con la que más te guste.

Algunos ingredientes que combinan especialmente bien tanto con frutas como con vegetales son:

– Las bebidas vegetales: mis favoritas son la chufa, la soja y el coco (mejor de lata) y siempre sin edulcorar, nos ayudan a ligar la mezcla y son fáciles de encontrar en el mercado.

– Una pequeña parte de frutos secos. Podemos remojarlos con anticipación o convertirlos en una crema con ayuda de nuestro robot de cocina, aportan cremosidad y sabor además de un extra de nutrientes y grasas de buena calidad.

– Podemos endulzar con un par de dátiles medjool o crema de dátil.

– Atrévete con matices diferentes que mejoran el resultado final, un toque de canela, zumo de limón o naranja, la ralladura de un cítrico, una cucharadita de esencia de vainilla, etc.

En la receta de hoy ponemos en práctica todos estos pequeños trucos para alcanzar un resultado que te enamorará.

Preparación

  1. Comenzaremos un día antes asando las zanahorias peladas y cortadas a la mitad longitudinalmente, lo haremos sobre papel vegetal y durante unos 20-25 minutos o hasta que estén tiernas. Congelamos también el plátano cortado en trozos y refrigeramos la lata de leche de coco.

  1. Ponemos en nuestro robot de cocina las avellanas y los anacardos y trituramos a velocidad alta hasta obtener una crema. Añadimos entonces el plátano, los dátiles sin hueso y la zanahoria congelados y trituramos 30 segundos a velocidad media alta, parando y llevando con la ayuda de una espátula los restos de las paredes hacia el fondo del vaso y triturando durante otros 30 segundos más.
  2. Parar e incorporar el coco, la sal, la canela, la vainilla y el limón. Triturar entre 20 segundos más hasta que esté bien ligado.
  3. Traspasar la mezcla a un recipiente apto para el congelador, cubrir con film transparente y congelar, al menos, durante 2 horas para que esté más firme. Podemos congelar durante más tiempo si queremos; en ese caso podemos volver a triturar justo antes de servir para eliminar cualquier rastro de hielo y que quede con la textura de un helado cremoso.

  1. Decorar al gusto y disfrutar! Y si aún piensas que los helados no pueden hacerse con hortalizas, no dejes de experimentar.
Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class