Bienestar

Cómo dar una mala noticia y hacerlo de la mejor manera posible

Spread the love

No es tanto lo que se comunica sino el cómo se sostiene aquella noticia y cómo se recogen y validan las emociones que pueden surgir con dicha información

Cómo comunicar lo que acontece siempre es algo clave, pero si nos situamos en un momento donde la sociedad está inmersa desde hace meses en una pandemia mundial la importancia es muchísimo mayor.

¿Cuántas veces te has visto en la tesitura de tener que comunicar algo que te da bastante miedo decir? Comenzamos a pensar cuál será el momento idóneo, si ir directos al mensaje clave o dar alguna que otra vuelta antes de que nuestra boca escupa las palabras más importantes…. En definitiva, cuando se va a comunicar una mala noticia estamos en una situación algo complicada, pues la connotación de «mala» ya da lugar a pensar sobre cómo se lo puede tomar la otra persona, de qué manera es mejor hacerlo, qué decir y qué no…

Y aunque no hay manual para que las noticias malas se den de una buena forma y vaya a cambiar el resultado final, sí es importante cuidar algunos detalles que harán que no dañemos en exceso; no es tanto lo que se comunica sino el cómo se sostiene aquella noticia y cómo se recogen y validan las emociones que pueden surgir con dicha información.

«Para poder comunicar una mala noticia con la mayor veracidad hay que plantearnos cuál es el mensaje principal».
Patricia Fernández , Psicóloga

Patricia Fernández ( @lapsiquedepatri), psicóloga general sanitaria, especialista en temas forenses e infantojuvenil, manifiesta que en muchas ocasiones parece que evitamos contar «malas noticias», las postergamos y buscamos un momento idóneo para hacerlo, intentando camuflar y adornar la noticia, siendo esto un error: «Todas las personas tenemos derecho a ser informados y saber la verdad de las situaciones, sobre todo cuando estas son complicadas».

Saber y comunicar esa verdad no tiene que ver con no tener tacto, ser directos o demasiado bruscos en su comunicación, pero tampoco en maquillarla y que, finalmente, aún con un objetivo bueno de no hacer daño a la otra persona, se muestre un mensaje ambiguo, difuso y en el cual pueden entrar más interpretaciones.

«Para poder comunicar una mala noticia con la mayor veracidad hay que plantearnos cuál es el mensaje principal que tiene que quedar claro. Una vez sabemos que esa información tiene que ser sí o sí dada, podemos pensar en el discurso que vamos a dar», alerta la psicóloga. Y en ese discurso, tal como plantea, es importante mostrar la parte más emocional y afectiva, «empatizando con la persona que está recibiendo la noticia y dando un lugar para preguntas o dudas que pueda tener, inclusive si por el shock no las tiene, poder facilitarle dicho espacio después, en otro momento, tras la asimilación».

Tips de experta

La psicóloga Patricia Fernández expone algunos de los trucos para dar una noticia de la mejor manera posible:

– Decir la verdad. Una mentira duele más si la verdad sale a la luz. Identifica el mensaje que tienes que dar y ten clara la información que sí o sí tienes que transmitir.

– Pausa las prisas. No es tanto buscar un momento idóneo (porque cada persona tenemos nuestra circunstancias) sino el pausar esa prisas. Hacerlo cuando realmente tienes tiempo para luego sostener las emociones de la persona, aclarar dudas o reformular.

– Valida. Valida cómo se siente la persona. No niegues su rabia, enfado o tristeza. Recoge sus emociones y entiende su pesar. Empatiza y hazle saber que entiendes lo doloroso de su situación o el impacto que le genera la noticia.

– Aclara dudas o muéstrate disponible por si después puede tenerlas. Orienta en cómo puede continuar tras esa noticia y anima hacia un rayo de luz.

– Muestra tu lado humano y afectivo. Quien da la noticia es una persona y no una máquina. Haz que eso se note.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class