Actualidad

Vox presiona al PP para que lidere una nueva moción de censura

La formación de Abascal explicará este jueves las acciones legales contra la concesión de los indultos

Vox agita desde hace poco más de una semana la idea de una nueva moción de censura contra Pedro Sánchez. Esta vez, sin embargo, ha tomado de inicio un papel secundario e insta al PP a ser él quien lidere la acción como primer partido de la oposición. Si bien la aritmética parlamentaria invita a pensar que se repetirá el fracaso de octubre de 2020, la formación de Santiago Abascal insiste en que sobran los motivos y advierte de que dará el paso otra vez si Pablo Casado lo rechaza.

En las últimas 48 horas han sido el propio Abascal y la diputada Macarena Olona quienes han lanzado esta idea tras los indultos a los condenados del ‘procés’. «Nunca

ha habido tantos motivos para presentar una moción de censura como ahora y cada día que pasa hay más motivos», dijo el presidente de Vox la noche del martes en una entrevista con esRadio.

Tratar de poner una fecha a la hipotética moción es prácticamente imposible. Tanto que ambos partidos ni siquiera han hablado hasta la fecha. Los de Abascal, de momento, solo ejercen de forma indirecta la presión contra el PP, que casi en paralelo ha defendido que la solución es que Sánchez dimita y convoque elecciones. Fuentes de Vox aseguran a ABC que no existe una estrategia más allá de cargar esa responsabilidad a Casado. Lo consideran porque son el primer partido de la oposición, pero también por la capacidad que tienen para cerrar posibles acuerdos con partidos con los que tienen acuerdos en toda España a nivel local y regional. «Que sean ellos quienes busquen los apoyos y que propongan como presidente a quien quieran», detallan.

La situación con Sánchez –insisten desde el partido– ha llegado al límite y ya se dan las circunstancias para promover la moción, pero podría ser todavía peor con una nueva crisis en el Gobierno del PSOE y Podemos. Este punto no es otro que la declaración de inconstitucionalidad del primer estado de alarma, lo que abriría la posibilidad de que fuera Santiago Abascal quien plantease de nuevo la moción de censura. Así, si el Constitucional concluye que se vulneraron derechos fundamentales durante el confinamiento y el PP no da el paso para derrotar a Sánchez, Vox sí lo hará.

El escenario que se plantearía entonces sería muy similar al de octubre del año pasado, habida cuenta de que la suma del bloque de centro-derecha es casi inviable. La moción, como en el último precedente, serviría únicamente para que cada partido confirme su posición, ahora con el añadido de los indultos.

Recurso judicial

Vox, precisamente, explicará este jueves frente al Tribunal Supremo cuáles serán las acciones legales que se tomen a corto plazo por la concesión de la medida de gracia. Como informó este periódico esta semana, el partido de Abascal ultima la querella por desviación de poder –como traslación al ámbito administrativo de la prevaricación, según su argumentación– ante el Alto Tribunal contra todos los miembros del Consejo de Ministros que firmaron los indultos para los condenados por el referéndum ilegal del 1 de octubre. Este, no obstante, no es el único movimiento que el partido prepara en su estrategia de «presentar batalla» en todos los frentes.

El plan arrancará en un recurso contencioso-administrativo ante el Supremo. Es la misma actuación que ya han anunciado el PP y Ciudadanos, con la salvedad de que Vox ya ejerció la acusación popular y, presumiblemente, su escrito tiene más posibilidades de que prospere. En cualquier caso, la formación ha repetido en las últimas semanas que tampoco descarta nuevas movilizaciones.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class