Fundada por José «Pepín» Fernández en 1934, con la compra de Sederías Carretas, en la calle madrileña que lleva ese nombre, los almacenes cambiaron hasta cinco veces de propietarios durante sus 52 años de vida.

Fernández llevó a Galerías a ser el primer grupo del sector en España, tras la compra de los almacenes Jorba, de Barcelona, parte de Galeprix y la cadena Aurrerá.

Pero en los años 70, la crisis hace que su principal acreedor, el banco Urquijo, ponga al frente del negocio a Santiago Foncillas y entre el grupo British Tobacco.

En 1981, se vende a Rumasa, grupo expropiado en febrero de 1983, y Galerías pasa a la Dirección General de Patrimonio que inyecta 34.000 millones, para después, en menos de un año, venderla al empresario venezolano Gustavo Cisneros, por 1.500 millones, de los que únicamente aportó 700 y con el compromiso de no desprenderse de la cadena en tres años.

En octubre de 1987, y cuando no se había cumplido ese plazo, Cisneros vendió Galerías por 30.000 millones, al grupo británico Mountleigh, que en mayo de 1992 presentó suspensión de pagos y comenzó la búsqueda de nuevos compradores.

El proceso culminó con una nueva suspensión de pagos, esta vez de la propia Galerías, dos años después, y la entrada en concurso de acreedores en 1995.