Actualidad

Sánchez recluta más socialistas fieles para copar las empresas públicas

Amortizará presidentes en el cargo desde 2018 como moneda de cambio por el apoyo recibido desde Cataluña y favores con algunos de sus ministros

Abierta la veda para una segunda vuelta en la carrera por ocupar cargos semipúblicos. Y es que el nombramiento la semana pasada, no exento de polémica, de Marc Murtra como presidente de Indra es hasta hoy el último movimiento de una nueva oleada de cambios al frente de las grandes empresas participadas o controladas por el Gobierno a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi). Y si la llegada de Pedro Sánchez al poder a mediados de 2018 -tras ganar el sillón presidencial a través de una moción de censura- provocó rápidos relevos de personas de confianza del anterior Ejecutivo del Partido Popular a perfiles afines al socialismo, hoy lo que se espera es la llegada de una nueva remesa de socialistas relevados por socialistas

. «Muchos llevan ya casi tres años… eso puede considerarse ya suficiente pago por los servicios prestados», aseguran fuentes socialistas.

En esta ocasión, los nuevos elegidos serán propuestos ahora como moneda de cambio, por un lado, por el apoyo recibido desde Cataluña y, segundo, por favores debidos aún de Sánchez con alguno de sus ministros, entre los que las fuentes consultadas por este periódico apuntan a la de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero; al de Transportes, José Luis Ábalos; al ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta; y al exministro de Sanidad, actual jefe de la oposición de Cataluña y diputado al Parlamento de Cataluña por Barcelona, Salvador Illa.

Según las mismas fuentes, las sillas que son susceptibles de sufrir los nuevos cambios serán principalmente aquellas en las que los presidentes anteriores de la era del PP fueron relevados en primer lugar, allá por junio/julio de 2018. Entre estas empresas que ya cuentan con primeros ejecutivos del ala socialista están Cetarsa, Enresa, Enusa, Hunosa, Loterías de España, Mercasa, Paradores, Tragsa y Saeca. Mientras que otras tantas ya han sufrido los cambios por perfiles más cercanos a Sánchez o como cesión a su investidura al apoyo catalán. En este segundo bloque estuvieron los relevos al frente de Adif, AENA, Correos, Navantia. Puertos del Estado y Renfe.

Este nuevo baile de sillas que se avecina tampoco está pasando inadvertido para los grupos políticos en la oposición. De hecho, ayer mismo, el grupo parlamentario de Vox presentó una proposición no de ley sobre la colocación de altos cargos por parte del Gobierno en el sector público empresarial con base en criterios de afinidad u oportunidad política en lugar de cumplir estándares de meritocracia profesional. Es más, al hilo del nombramiento de Murtra, en un comunicado afirman que no es la única colocación realizada siguiendo «criterios meramente políticos» y «sin la debida formación empresarial». De hecho, recuerdan algunos ejemplos como fueron los casos de Navantia, Casa América, Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias, Sociedad Anónima de Electrónica Submarina, Hispasat, Paradores, Enagás, Renfe-Operadora, Correos, AENA, Mercasa, Enusa y Cetarsa.

Precisamente, en este último movimiento al frente de Indra hubo ciertas discrepancias entre miembros del partido socialista con el presidente del Gobierno que se debatieron entre proponer al propio Murtra o trasladar de silla al presidente de AenaMaurici Lucena, fiel al partido socialista catalán, al ministro Iceta y al propio Sánchez, pero con cada vez más pérdida de empatía con el ministro Ábalos, con el que tiene que despachar un día sí y otro también, y con Illa. El gato al agua finalmente se lo llevaron estos dos últimos.

Mientras, Sánchez ha trasladado a los más cercanos que urge hacer estos cambios por otros perfiles más afines a los intereses del partido y del Gobierno con el argumento de que se debe dejar paso a otros gestores de total confianza. «Todo está siendo muy opaco y queda en el círculo de andaluces y catalanes», afirma una fuente socialista. «Los relevados han disfrutado ya de tres años en el puesto, han engordado currículum y cobrado un buen sueldo», corrobora otro diputado del PSOE. Fuentes del entorno del presidente señalan que entre aquellos que tendrán más complicado seguir al frente de su compañía, y que incluso podrían haber recibido ya algún mensaje al respecto para evitar sorpresas, son el presidente de Correos -aunque cuenta con el apoyo de Ábalos-; el de Cetarsa (Juan Andrés Tovar); el de Enresa (José Luis Navarro); el de Enusa (José Vicente Berlanga); el de Hunosa (Gregorio Rabanal); el de Loterías (Jesús Huerta); el de Mercasa (José Ramón Sempere); el de Paradores (Óscar López); y el de Tragsa (Jesús Casas).

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class