Actualidad

Sánchez ofreció a Ábalos cambiar de ministerio antes de su abrupta salida

MADRID, 12/07/2021.- El exministro de Transportes José Luis Ábalos realiza un discurso durante la entrega de cartera a su sucesora, la nueva ministra de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, este lunes en Madrid. EFE/ Ángel Díaz

El exministro seguirá en el Congreso de los Diputados y el PSOE se reorganiza tras su marcha

Pedro Sánchez planeaba la crisis de Gobierno desde hace tiempo. Pero nadie la esperaba tan profunda. Mientras que el adiós de Carmen Calvo se intuye más pacífico, en gran medida porque su sucesor es Félix Bolaños, las salidas de Iván Redondo y José Luis Ábalos se están dejando sentir como mucho más traumáticas.

Ambos quisieron trasladar en un primer momento a través de sus entornos que la salida era voluntaria. No lo fue. En el caso de Redondo se está provocando una guerra de versiones respecto a cómo se produjo la marcha. En el núcleo del PSOE insisten en que no hubo oferta ministerial para Redondo y desde su entorno se asegura que sí.

En el caso de José Luis Ábalos la decisión también fue sorprendente, incluido para el propio protagonista. El ya exhombre fuerte del PSOE estaba al tanto de la remodelación ministerial. En días previos, en distintas conversaciones con el presidente del Gobierno, estuvo informado sobre la remodelación que se avecinaba. Y llegó a plantearse un cambio de cartera. En el partido se trasladaba la idea de que pudiese ser Defensa.

Pero Ábalos le transmitió que estaba bien en Transportes y como secretario de Organización. En esos momentos no se profundizó más. Hasta que el sábado a las 8 de la mañana Ábalos supo que no continuaría como ministro.

Sin aclarar su marcha

Personas del partido que han hablado con Ábalos en las últimas horas reconocen que está molesto porque no se le transmitiese desde un primer momento que la decisión era restarle poder y en última instancia quitárselo todo. En el partido ha llamado la atención la crudeza de su salida, la estudiada soledad que dispensaron al ministro en su despedida al entregar la cartera y el hecho de que no esté claro cuál va a ser su futuro. En el PSOE hay mucha gente muy sorprendida por esa caída. Ayer el presidente del Gobierno, durante una entrevista en Telecinco, evitó concretar cuáles eran los motivos por los que prescindió de uno de sus pilares estos años. «Ha sido un muy buen ministro y un muy buen secretario de Organización», dijo Sánchez. Pero defendiendo que se abre una «nueva etapa» que requería «cargar las pilas», «rejuvenecer» y apostar por más mujeres.

A corto plazo se espera que el político valenciano mantenga su acta como diputado en el Congreso de los Diputados. En el partido hay voces que defienden que su experiencia y lealtad estos años deben recompensarse y aprovecharse. A corto plazo esa vuelta al Congreso es lo mismo que le espera a Carmen Calvo. La posibilidad de que presida el Consejo de Estado está encima de la mesa, pero no va a ser en ningún caso una transición inmediata.

Su marcha ha roto un tapón en el control del partido. José Luis Ábalos asumía demasiadas competencias que ahora se dividirán. Sus funciones en la secretaría de Organización las asume Santos Cerdán. El que era secretario de Coordinación Territorial y llevaba el día a día del partido era la opción más factible. La gran incógnita abierta es si podrá mantener esas funciones después del Congreso Federal de Valencia que se celebra entre el 15 y 17 de octubre. La pieza de Organización es la clave.

Ábalos era también el coordinador general de ese congreso. Algo que pone de manifiesto que la salida del ministro, que ya trabajaba en esta cita, no estaba prevista desde hace tanto tiempo. A partir de ahora será la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, la que asumirá esas funciones de coordinación general del cónclave. En Ferraz viene defendiéndose el carácter «plenipotenciario» de Lastra como principal rostro del aparato. Aunque la figura de Cerdán gana protagonismo y se presenta fundamental por su conocimiento de los territorios. Cerdán será el coordinador adjunto del Congreso. Su figura está vinculada a recientes operaciones de resultado dispar. Participó en los preparativos de la moción de censura de Murcia que fracasó por las deserciones en Ciudadanos. Pero también fue pieza clave en la exitosa operación de adelanto de las primarias andaluzas que dieron la victoria a Juan Espadas.

Ayer, el PSOE también nombró portavoz del Comité organizador. La viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, será la encargada de dar cuenta de la evolución de la organización del cónclave. Mientras Isabel Rodríguez debutó ayer como portavoz del Gobierno. Lastra, también portavoz en el Congreso, Cerdán que hoy inaugura las jornadas de la escuela de verano de la Fundación Pablo Iglesias, Granados y Rodríguez. Estas cuatro figuras serán las principales que se verán en los próximos días.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class