Actualidad

Robles recuerda que los indultos tienen la condición de no volver a delinquir

Sánchez agradece a la empresa catalana su apoyo a la medida de gracia para los presos

El presidente vincula la estabilidad política y su agenda de «reencuentro» en Cataluña al crecimiento económico

La ministra de Defensa, Margarita Robles, recordó ayer que todo indulto está subordinado a que el agraciado no vuelva a cometer otro delito. En declaraciones a los medios tras un acto de conmemoración de la proclamación de Felipe VI, Robles insistió en la defensa de los indultos como acto de «generosidad», pero remarcó que si los agraciados volvieran a cometer un delito «quedaría sin efecto el indulto y tendrían que cumplir la pena correspondiente al nuevo hecho que hubieran cometido».

En este marco, según informa Europa Press, Robles definió el indulto como un complemento de «generosidad» a la acción de la justicia y explicó que ella misma como ministra ha llevado al Consejo de Ministros la petición de tres indultos para condenados por la jurisdicción militar. Y como juez, pidió varios en sus sentencias al Gobierno.

Robles desvinculó los indultos como un acto general al independentismo y subrayó que es «un acto individualizado en relación a una persona concreta que no exige más contrapartida que no vuelva a vulnerar la ley». La ministra de Defensa firmó en noviembre de 2012 un manifiesto «contra el indulto como fraude» junto a cerca de otros 200 jueces. Y hasta ahora había evitado pronunciarse. En las últimas 48 horas, tras recordar ABC ese episodio, ha optado por defender, aunque con su propio estilo, la decisión del Gobierno. «La persona que recibe el indulto lo que tiene que hacer es no volver a delinquir. Son individualizados y no a determinados colectivos», insistió Robles sobre el movimiento independentista sin querer entrar en «especulaciones» sobre la actitud que adopten los indultados una vez reciban la medida de gracia.

«En política, como en la vida personal, ser generoso dignifica los proyectos políticos y personales», sostuvo como «el gran ejemplo» que a su juicio dejó la Transición española y plasma la Constitución. Durante el acto de conmemoración de los siete años de Reinado de Felipe VI, Robles ha destacado que el Rey está «por encima» de la lucha partidista y pidió no utilizar su figura para atacar al Gobierno en asuntos como la concesión de los indultos a los presos del ‘procés’.

Robles, informa Ep, hizo esta defensa del «papel constitucional» de Felipe VI tras las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuestionando si el monarca debía firmar en último término los indultos que pueda conceder el Gobierno. Con motivo del séptimo aniversario de la proclamación de Felipe VI, Robles realizó un brindis en su honor en la sede del Ministerio de Defensa y subrayó su papel «clave» para el funcionamiento de la España democrática.

Apoyo explícito

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la misma jornada en Barcelona en la que anunció el fin del uso de la mascarilla en exteriores a partir del sábado 26 de junio, insistió en su propuesta de «reencuentro», una agenda que se concretará probablemente el próximo martes con la concesión de los indultos a los presos del 1-O. En el cierre de las jornadas anuales del Círculo de Economía, Sánchez volvió a presentarse como la única figura capaz de dar solución al pleito catalán, vinculando a la vez la recuperación económica a la estabilidad política e institucional.

«La concordia es también un valor económico, y la discordia partidista o territorial también es un lastre económico (…) El cuanto peor, mejor, la incitación a la polarización, al frentismo, al odio acaban empobreciendo al conjunto de la sociedad», apuntó Sánchez a modo de conclusión de unas jornadas económicas que han significado un balón de oxígeno para sus tesis. El pronunciamiento inequívoco del Círculo de Economía y de Fomento del Trabajo a favor del perdón a los presos del 1-O. La toma de posición del Círculo y de su presidente, Javier Faus, fue determinante, y Sánchez se lo agradeció ayer de manera explícita.

Faus, a su vez, en su discurso de clausura, resumió la posición de la entidad sobre el momento político, reiterando su posición favorable a la concesión de unas medidas de gracia que «siempre amparadas por nuestro ordenamiento jurídico, y los indultos lo son, contribuyan a la paz civil». «No son la solución definitiva, pero son un paso», apuntó Faus, para quien ni las «unilateralidades imposibles, ni la judicialización elusiva», permitirán dar respuesta a lo que, dijo, «ya no es un problema catalán, sino español».

«Somos conscientes de que estás asumiendo riesgos de gran calado. Por ello, nuestro apoyo al difícil camino emprendido por tu Gobierno. Tu éxito en esta tarea será el éxito de todos», destacó Faus dirigiéndose al presidente del Gobierno. Faus valoró en este contexto las jornadas de esta semana como un punto de partida que, recordó, comenzaban, a petición directa suya, con la decisión del presidente catalán, Pere Aragonès, de acceder a encontrarse con el Rey en la inauguración.

Aunque el jefe del Ejecutivo catalán plantó luego a Don Felipe en la cena de apertura, su intervención en la primera sesión con un discurso eminentemente económico ha sido valorado por el Círculo. El contraste con Quim Torra parece un abismo.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class