Actualidad

Perú decide entre la izquierda radical o la vuelta al fujimorismo

Pedro Castillo y Keiko Fujimori pugnan hoy por la presidencia en la segunda vuelta de las elecciones

El brutal efecto de la pandemia en el país, donde ha dejado 180.000 muertos, marca la cita con las urnas

El 6 de junio se enfrentarán dos mundos que conviven en Perú desde su independencia en 1821: los andinos en malas condiciones y con falta de oportunidades, representados por Pedro Castillo, frente al universo limeño de Keiko Sofía Fujimori, quien se postula por tercera vez a la presidencia y busca poner «freno al comunismo» de su contrincante.

Durante su cierre de campaña en el distrito de Villa El Salvador, Keiko Sofía llegó sobre un camión-cisterna de agua con el letrero «Agua para todos» y con una camiseta con los colores blanco y rojo de la selección nacional de fútbol. En el evento se repetía una y otra vez la canción: «Al comunismo le tenemos que ganar». Entre

los oradores estuvieron su hermano Kenji Gerardo Fujimori, el cantante Jimmy Santi y Álvaro Vargas Llosa, el hijo mayor de Mario Vargas Llosa. «Voy a frenar al comunismo (que representa Castillo). Les prometo un cambio no hacia atrás, les prometo un cambio hacia adelante», concluyó Keiko Sofía Fujimori, tras resaltar la reconciliación entre las familias Fujimori y Vargas Llosa.

El cierre de la campaña de Pedro Castillo se realizó en la plaza 2 de Mayo, donde repitió su mensaje de cambio de la constitución, modificar los contratos con las empresas de hidrocarburos y su repetido lema: no más pobres en un país rico y que con el lápiz (símbolo de su partido) va a «reescribir la nueva historia del Perú en el año del bicentenario (de la independencia). No le sigamos robando la esperanza al pueblo. Palabra de maestro».

«Castillo pasó a la segunda vuelta sin haberlo esperado y ha mantenido su voto por razones emocionales; en cambio, del lado de Fujimori ha habido una estrategia efectiva pero no perfecta donde Keiko Sofía Fujimori ha pedido perdón al que yo considero tardío. Ha mostrado que Castillo representa un salto al vacío. Los aciertos de Castillo los veo en que representa el cambio, el uso del sombrero y que resalte que es un maestro», expresó Alfredo Torres, de Ipsos, durante una rueda de prensa con la Asociación de Prensa Extranjera en Perú (APEP).

«La candidata Keiko Sofía Fujimori ha desarrollado una estrategia contra el comunismo que además cuenta con el apoyo de los grandes medios de comunicación y de muchos artistas, futbolistas y cantantes; esa campaña puede funcionar en Lima, pero no fuera de la capital», precisó Patricia Zárate, del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) durante la citada reunión de la APEP.

Las elecciones presidenciales peruanas se han realizado en plena pandemia de Covid-19, uno de los principales protagonistas de este polarizado evento en el que uno de cada 200 peruanos ha perdido a un familiar por el colapsado sistema de salud público y privado. De hecho, un grupo liderado por Mateo Prochazka, que trabajó para el gobierno del presidente interino, Francisco Sagasti, reveló que hubo más de 180.000 peruanos muertos por el virus desde marzo de 2020 a la fecha. «Dentro de la tragedia que ha significado la pandemia, los peruanos han girado su cabeza al Estado, que los dejó solos para atender a sus familiares que murieron por falta de oxígeno, de camas, de atenciones mínimas y por ello, irrumpió una candidatura no esperada por nadie: la del profesor rural Pedro Castillo», explicó a ABC Giovanna Peñaflor.

De Vargas Llosa a Mujica

Ambos candidatos han buscado llegar al electorado a través de personajes que los hagan más atractivos ante sus electores: el sorpresivo padrino de Keiko Sofía Fujimori es el nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, mientras que el padrino internacional de Pedro Castillo es el expresidente de Uruguay José Mujica.

La candidatura de Pedro Castillo se apoya en el antifujimorismo, que impidió que gane Keiko Sofía Fujimori en las elecciones de 2011 y 2016, y en la división Lima-interior del Perú (llamado Perú profundo) y por eso, según el politólogo Rodrigo Barrenechea, «la gente vota por Castillo por quién es, su identidad étnica y que le da esperanza y por quien no es, un Fujimori».

Aun así las elecciones del próximo domingo 6 de junio son de pronóstico reservado y no hay claridad en quien sea el ganador del choque de dos mundos: Pedro Castillo o Keiko Sofía Fujimori.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class