Actualidad

Pablo Iglesias huye como un conejo del Congreso para esquivar una pregunta sobre los torturadores de Venezuela

PD

Arancha González Laya afirma que la posición de España sobre las elecciones en Venezuela es compartida, sin fisuras, por todos los estados de la UE

Como un conejo. Así escapó este 16 de diciembre de 2020 el vicepresidente del moño, el mismo que apoya junto a Zapatero a los torturadores de Venezuela y dirige un partido que ha recibido millones del tirano Nicolás Maduro y sus compinches chavistas.

Ocurrió este 16 de diciembre de 2020, en el Congreso de los Diputados, justo después de que la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, constetara a VOX que la posición de España sobre las elecciones en Venezuela es compartida, sin fisuras, por todos los estados de la UE.

«La política del Gobierno de España sobre Venezuela la fija el Gobierno de España, es decir, el presidente del Gobierno y la ministra de Asuntos Exteriores».

Tras oír estas palabras, Pablo Iglesias ha huido como alma en pena del Pleno del Congreso.

En el pleno y en respuesta a una pregunta de la diputada de VOX Mireia Borràs sobre si el Gobierno PSOE-Podemos comparte la posición del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero respecto al régimen de Venezuela, González Laya ha subrayado que la posición del Ejecutivo «la fija el presidente con su ministra de Exteriores, y en éste como en tantos asuntos es la misma postura que los otros 26 miembros de la UE, sin que quepa un papel entre sus posiciones».

Y ha recordado que los 27 estados miembros de la UE han tenido la misma postura frente a las elecciones en Venezuela, «no reconocerlas» porque «no cumplen con los mínimos estándares democráticos».

«Debe ser -ha dicho irónicamente- que en la UE de repente hay 27 gobiernos socialcomunistas y esa es la gran novedad que venimos a descubrir esta tarde».

La titular de Exteriores ha señalado que lo que le preocupa al Gobierno de España es impulsar una negociación política en Venezuela entre el régimen y la oposición «y que sólo se podrá encarar esa negociación si permanece unida».

Y la segunda cuestión que le preocupa, ha dicho, es la situación humanitaria y por eso este Gobierno ha pedido al Ejecutivo venezolano y a la oposición «un mínimo de entendimiento para atender las necesidades humanitarias del pueblo».

Ante esta respuesta, la diputada de Vox ha lamentado que el Gobierno haya sido «incapaz» de desmarcarse de forma «inequívoca» del «apoyo a un tirano, como Nicolás Maduro».

Borràs, que en un principio había dirigido esta pregunta al vicepresidente segundo Pablo Iglesias, ha comentado que si acaso el Gobierno «no se fía» del vicepresidente para responder a esta cuestión.

LOS TURBIOS APAÑOS DE PODEMOS CON EL CHAVISMO

Hay decenas de casos, pero por citar un ejemplo de los turbios apaños entre Podemos y los toturadores chavistas, sólo recordar que los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro dieron un trato preferencial a la fundación sin ánimo de lucro CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales), a la que pertenecía la plana mayor de Podemos -Pablo Iglesias, Luis Alegre, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón y Alberto Montero, el profesor que le otorgó la polémica beca-.

Venezuela firmó convenios con CEPS que reportaban unos 300.000 euros anuales, alrededor de cuatro millones de euros en los últimos doce años.

Al margen de eso, está el famoso maletín con medio millón de euros que se trajo en mano Juan Carlos Monedero, como pago de un supuesto trabajo sobre economía que nunca hizo y otro de tipo de acuerdos bastante siniestros.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class