Actualidad

«No vamos a dejar de ser solidarios, pero se tienen que hacer valer los derechos de la cuenca cedente»

El consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, niega que una reedición de la guerra del agua, pero critica a Teodoro García Egea por posicionarse «a favor de una región y en contra de otra»

El consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, pideque no se haga política con el agua y defiende al Ministerio de Teresa Ribera porque está cumpliendo con la legalidad y haciendo valer, por fin, los derechos de la cuenca cedente. Eso no significa «ni el fin del trasvase, ni dejar sin agua para consumo humano al Levante, ni mucho menos que no sigamos siendo solidarios». Y también hace una advertencia al número dos del PP, Teodoro García Egea, por posicionarse «a favor de una región y en contra de otra»: «Si alguien quiere crear otra guerra del agua será su responsabilidad».

Murcia dice que va a haber un recorte de hasta el 40 por ciento del

 agua anual para el campo de Levante. ¿Cómo se ve esto desde Castilla-La Mancha?

El Ministerio para la Transición Ecológica ha propuesto un incremento del caudal ecológico del río Tajo a su paso por Aranjuez. Esto no tiene nada que ver con el trasvase, ni va a suponer su reducción, ni una ruina para los regantes. Se están tomando decisiones que van en la línea de fortalecer a la cuenca cedente, al Tajo, porque lo dice la normativa ambiental y la Directiva Marco del Agua. Queremos dejar claro que lo que se está haciendo es cumplir con la legalidad vigente. Y esto hay que trasladarlo así a los ciudadanos. Es evidente que los usos de la cuenca cedente tienen que ser preferentes sobre la receptora y eso no ha sido así nunca. No significa que no seamos solidarios, lo somos, y entendemos muy bien la realidad de Levante.

Se va a publicar un Real Decreto que va a reducir de 38 hectómetros a 27 el agua trasvasable mensualmente. ¿Qué supone esto para su región?

Esto muy importante para nosotros porque se reconocen los informes técnicos que se solicitaron al Cemex en la planificación hidrológica anterior. Estos 27 hectómetros cúbicos no se los inventa ahora el Ministerio, se fijaron en un informe técnico con el PP en el Gobierno. Es una propuesta razonable que dice que los embalses de Entrepeñas y Buendía tienen que estar en una situación hidrológica óptima y habitualmente no lo están.

¿Cree que así estaríamos cerca del final del trasvase Tajo-Segura?

Esto no va a acabar con el trasvase, ni siquiera se está pidiendo. No vamos a dejar de ser solidarios y, si el agua es necesaria para el consumo humano, seguiremos trasvasando. Queremos que siga habiendo una huerta en el Levante, pero aquí, en Castilla-La Mancha, se puede hacer lo mismo y no tenemos agua; la vemos pasar por el trasvase con más cauce que cualquier río de la región. No parece razonable.

¿Cuáles son las líneas rojas de la negociación?

Pedimos una lámina de agua superior a lo que hay actualmente en Entrepeñas y Buendía; un caudal ecológico mínimo en Aranjuez superior al que tenemos hoy y, además, todos los derechos de la cuenca cedente: usos para el consumo humano, para la agricultura y la actividad agroindustrial; las necesidades para mantener la biodiversidad de ribera, la fauna y la flora y la cantidad y calidad del agua suficiente a su paso por Castilla-La Mancha, por Extremadura y Portugal.

Emiliano García-Page habló hace poco de su deseo de mantener una reunión entre Ximo Puig, López Miras y Juan Manuel Moreno. ¿Cree que se puede producir pronto?

Espero que pueda ser pronto, el presidente ha sido siempre tremendamente solidario y propositivo.

Desde el Levante se han vuelto a reeditar las manifestaciones en Madrid contra las decisiones del Gobierno central. ¿Cree que esto aleja que se alcance una solución?

No creo que exista una guerra del agua, ni tampoco entre comunidades. Si alguno quiere crearla es su responsabilidad o su irresponsabilidad, los demás no estamos en eso. Me da la sensación de que históricamente en el Levante se ha utilizado el agua desde el punto de vista electoral. El agua se ha traducido en votos y ha sido más votos que agua y para que esto cambie es necesario que los partidos políticos defiendan los intereses cada uno desde su ámbito territorial, pero tiene que haber un planteamiento nacional. Por eso, no entendemos que dirigentes nacionales, como el secretario general del PP, Teodoro García Egea, número dos de un partido, se posicione en defensa de los intereses de una región y en contra de otra.

En poco tiempo se va a conocer el borrador del Plan Hidrológico, ¿Qué espera Castilla-La Mancha?

Habrá cosas que nos gusten más a nosotros y otras que le gusten más a las comunidades del Levante. No va ser del cien por cien del gusto de todos, pero tenemos tiempo para trabajar y estamos dispuestos a llegar a acuerdos.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class