Actualidad

Ni el alcalde de Nueva York recibirá a Sánchez en su viaje a EEUU tras el paseíllo con Joe Biden

Visitará Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, pero no la capital, Washington

Moncloa ha evitado pedir una reunión con Biden tras el ridículo del paseíllo en la OTAN

Biden sí se ha ha recibido esta semana a la canciller alemana Ángela Merkel

Pedro Sánchez viaja la semana que viene a Estados Unidos acompañado de varios periodistas y empresarios, pero no tendrá ningún contacto con la administración de Joe Biden ni ningún político local en activo. Su periplo empezará en Nueva York y le llevará a Los Ángeles y San Francisco. Ha evitado Washington al no haber pactado una reunión con el presidente americano. El único político con el que se ha citado el jefe del Ejecutivo es el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, investigado por la administración Biden. En las últimas horas la canciller alemana Ángela Merkel también ha estado en el país y sí ha sido recibida en la Casa Blanca.

Desde Moncloa aseguran que «no se ha pedido ningún encuentro» con la Casa Blanca, pese a que se trata del primer viaje que realiza el presidente español tras la elección del mandatario estadounidense. Tras el ridículo protagonizado en la última cumbre de la OTAN, celebrada en Reino Unido, con el paseíllo de Sánchez y Joe Biden durante 29 segundos, el gabinete presidencial quiere evitar otro revés. Esa breve conversación con el presidente norteamericano se vendió como un contacto bilateral.

Sobrexposición en los medios

Aunque el viaje de Pedro Sánchez a Estados Unidos está pensado con el fin de promocionar económicamente España, su agenda tiene sobretodo  encuentros con los medios de comunicación. El jefe del Ejecutivo visitará la sede de medios como Bloomberg, Reuters o la CNN en español para ser entrevistado, pero por ahora no hay prevista ninguna rueda de prensa con los periodistas españoles que lo acompañarán.

Serán entrevistas de entre 10 y 35 minutos, según fuentes de Moncloa, en las que esperan que se hable de temas económicos. Pero no pueden garantizarlo. En el caso de la CNN, Sánchez participará en un programa de habla hispana, que se emite al mediodía, y que tiene a la población latina como principales espectadores.

Reuniones con magnates

Si pasa de mejorar las relaciones diplomáticas con la administración Joe Biden, clave en cuestiones como Marruecos, evitando incluso pedir la reunión, Pedro Sánchez sí cuidará a los principales magnates del país. Además de la reunión con el ex alcalde neoyorquino Mikel Bloomberg, durante su visita también se verá con Larry Fink .

De ambos Moncloa destaca que son dos personas muy conocidas y enormemente influyentes. En el caso de Fink el entorno de Sánchez pone en valor que dirige el fondo de inversión más importante del mundo. El Gobierno asegura que ellos tienen mucho interés de reunirse con el presidente Sánchez y que él tiene ganas de contarles su agenda para la recuperación.

Pese a vender el viaje del presidente de primer nivel económico, a Sánchez sólo le acompañarán cinco emprendedores, con los que visitará el centro tecnológico de Silicon Valley. Lejos quedan las principales empresas nacionales con intereses en los Estados Unidos.

Atraer producciones audiovisuales

Una de las prioridades del viaja del líder socialista a Estados Unidos será atraer inversiones en forma de producciones audiovisuales. Por eso visitará Los Ángeles. Aunque no se prevé que les prometa incentivos fiscales, asegurando fuentes monclovitas que España es un país serio y que Sánchez no se dedica a ello, los fondos de inversión sí pueden participar a través de consorcios en el reparto de los fondos de recuperación europeos, algo que el presidente sí utilizará como señuelo.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class