Actualidad

Maldita.es desvela que tuvo a Antonio Maestre de «asesor» y reconoce ahora que necesita recoger «un espectro ideológico más amplio»

Tres cosas quedan claras tras el último comunicado de Maldita.es, la agencia de verificación de noticias que junto a la Newtral de Ana Pastor han estado en el ojo del huracán los últimos días: su núcleo fundador y gestor proviene en su inmensa mayoría de laSexta, tuvieron al sesgado Antonio Maestre de «asesor» y por fin se atreven a reconocer que necesitan recoger «un espacio ideológico más amplio«.

Las agencias de verificación están en el punto de mira. Se supone que ellas son las encargadas, por parte de organismos, empresas privadas e instituciones públicas de verificar qué es o no verdad y separar el bulo de la noticia. Ahora bien, ¿quién verifica al verificador? Porque mucha gente ha entendido que tanto Maldita.es como Newtral tienen un sesgo más que evidente.

Se da la circunstancias que ambas empresas están fundadas por periodistas del entorno de laSexta. De Newtral y de Ana Pastor no descubrimos la pólvora, pero en el último comunicado de Maldita.es se desprenden cosas muy interesantes.

Al menos, tras la polvareda levantada, ellos mismos se reconocen que sienten la necesidad de ampliar su campo ideológico, pero durante mucho tiempo han ejercido su trabajo verificador con el sesgo que proporciona tener como asesor a Antonio Maestre. Mal inicio.

¿Quién verifica a los verificadores?

Se supone que los verificadores de noticias se encargan de señalar, con sus herramientas, qué noticias son verídicas y cuales deben ser etiquetadas como bulos. Pero, como se plantea en las últimas fechas, ¿quién controla que estos verificadores sean imparciales?

Al albor del crecimiento -en fama e incidencia- de las llamadas fake news, han proliferado las empresas de fact-checking.

Dos de las más conocidas en España, tienen, por desgracia, un sesgo más que evidente hacia la izquierda.

Newtral está dirigida por Ana Pastor, periodista de laSexta, un canal con sus partidarios y detractores pero sobre todo nada ‘neutral’. Pastor presenta en el canal de Atresmedia ‘El objetivo’ y es pareja de Antonio García Ferreras.

Maldita está dirigida por Clara  Jiménez Cruz, cofundadora, y Julio Montes, que hace unos días protagonizaba una brutal polémica con Javier Negre, periodista de El Mundo, muy en el punto de mira de la izquierda radical en redes. Se podría afirmar sin temor a equivocarse que Negre está en las antípodas de laSexta, Ferreras y Pastor.

«Julio Montes y yo hemos trabajado muchos años en laSexta. Una década. Nos pagó un sueldo, nos dio de comer, nos hizo ilusionarnos con la profesión, nos dio muchas oportunidades y nos enseñó mucho periodismo. Dejamos la cadena hace casi dos años.»

«Estos días hemos tenido que leer muchos comentarios sobre cómo somos “los perros del amo Ferreras” o las “putitas de Ana Pastor” con mucha pena porque tanto de Ferreras, como de Pastor como de otros profesionales como César García Antón aprendimos mucho en los años que pasamos allí y duele que te califiquen y califiquen así a gente a la que aprecias. Maldita.es y Maldita Hemeroteca siempre han sido un proyecto independiente que nunca ha sido de laSexta», dice Jiménez Cruz en el comunicado.

Por supuesto que no hay ningún problema en haber trabajado en La Sexta, como no lo hay en hacerlo en COPE, Intereconomía o Periodista Digital. Es más, se da el caso de periodistas que trabajan en medios cuya línea editorial es claramente identificable que no se identifican con ella, aunque algunos esta afirmación les provoque un cortocircuito.

Antonio Maestre, asesor externo

Llegamos al punto más negro del comunicado. El proyecto tuvo a Antonio Maestre de asesor. Por supuesto, están en su derecho. Pero no puedes hacer pasarlo por objetivo y neutral algo que tiene a alguien tan marcado (por cierto, tertuliano habitual de laSexta también) como asesor de nada.

La gente, que observa como España vuelve a polarizarse cada día más (la historia siempre se repite y esté país tiene experiencia en ello) se ve atrapada entre los bulos que lanzan los bots en redes sociales de uno y otro bando, unos medios de comunicación en su mayoría vasallos del poder a costa de sus deudas, cuitas, rescates y migajas y unas agencias verificadoras con cierto tufillo a una opción política.

Maestre es el claro representante de una de esas dos Españas que, bajo la capa de la justicia social y la conciencia de clase como banderas, no tienen problema en utilizar sus redes sociales para lanzar su jauría contra quienes no piensan como él. «Aquí yace media España, la que no piensa como Maestre, murió a manos de quienes piensan como él», podría escribir Larra en el siglo XXI.

Desde hace meses nuestro comité asesor ha dejado de existir. Antonio Maestre, Carlos Hernández-Echevarría y Mario Vera aparecían como consultores externos en nuestra web, pero no votan los desmentidos de Maldita.es desde hace años y por eso lo hemos desmantelado

La directora del proyecto reconoce que deberían ampliar su espectro si quieren no repetir los errores cometidos hasta ahora:

Estamos dándole vueltas a cómo conformar un comité asesor que recoja un espectro ideológico más amplio y multidisciplinar.

¿Por qué Newtral y Maldita levantan tantas sospechas?

Facebook tiene contratados a Newtral y Maldita.es.

Recordemos que la empresa creada por Mark Zuckerberg tuvo una responsabilidad indirecta en el resultado del Brexit.

La periodista Carole Cadwalladr se llevó el Pulitzer 2019 gracias a un reportaje publicado en el New York Times sobre un pequeño pueblo situado al sur de Gales llamado Ebbw Vale.

Esta localidad, que tuvo uno de los porcentajes más altos del país en favor de la salida de la Unión Europea había recibido durante años millones de euros por parte de la UE para la financiación de sus proyectos locales.

¿Por qué? Porque sus vecinos, según demostró Cadwalladr, se dejaron influir por «informaciones vistas en Facebook que no se correspondían con la realidad». Es decir, pesó más lo que estas personas veían y leían en una red social como Facebook que lo que veían con sus propios ojos de la realidad, que no era otra que un pueblo agraciado con múltiples fondos europeos para sus proyectos.

No se sabe quién puso la información manipulada, qué impacto tuvo sobre ellos, ni de dónde salieron los datos para localizarlos…pero más del 62% de los votantes de ese lugar votaron a favor de abandonar la UE. El Parlamento británico pidió explicaciones a Facebook. E incluso un informe de la cámara británica tachó a Zuckerberg de «gángster digital».

«A las empresas como Facebook no se les debe permitir comportarse como «pandilleros digitales» en el entorno online creyendo que están por encima de la ley», rezaba el informe.

Zuckerberg decidió ponerse las pilas -tampoco debió ayudar las peticiones de comparecencia una y otra vez en el Parlamento británico- y lanzó una campaña para luchar contra los bulos y las fake-news. Sí se presentaba como el adalid de la verdad y el guardián de lo puro, la democracia le dejaría en paz.

En España, esa responsabilidad (pagada generosamente) cayó sobre Newtral y Maldita. Pronto, VOX denunció que a lo que se dedicaban era a censurar post a favor del partido derechista.

La oposición cree que las empresas de verificación le hacen el trabajo sucio a Pedro Sánchez con el objetivo de perpetuar «una mordaza chavista en las redes». Y ellas tampoco han estado muy atinadas. Newtral tuvo que pedir perdón por tachar de ‘violencia de género’ el fallecimiento de una mujer en Valladolid tras saltar desde la ventana y Facebook, bajo su asesoría, ha llegado a censurar publicaciones de diarios como Vozpopuli o Periodista Digital. Esto les ha llevado a ser vistas como un bulto sospechoso por parte de muchos. Su pasado en laSexta y sus amistades peligrosas como Maestre tampoco han ayudado.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class