Actualidad

Los empresarios buscan acelerar la vacunación comprando sus propias dosis

Spread the love

Los hoteleros de Baleares reabren el debate sobre la adquisición de vacunas mientras las grandes firmas nacionales ofrecen sus mutuas al Gobierno

El lento ritmo de la vacunación contra el coronavirus en España irrita a los ciudadanos, pero también a las empresas que ven en ella la solución a la crisis en la que llevan ya demasiados meses. Aunque son muchos los sectores que han demandado al Gobierno que apremie la inmunización de sus empleados, han sido los hoteleros de Baleares los primeros en pronunciarse públicamente sobre la posible adquisición de estos fármacos por parte de sus empresas. Entre ellos se da la paradoja de que han empezado a vacunar a sus trabajadores en el Caribe mientras ven con impotencia que el ritmo de inmunización en Europa, y en concreto en España, no avanza lo suficiente como para asegurar la campaña

de verano.

De momento no es posible que las empresas adquieran dosis de la vacuna de manera individual, pero «si esta situación cambia y se abre esta vía», probablemente recurrirán a esta opción, tal y como reconocen desde la Federación Hotelera de Mallorca (FEHM) y la Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH). «Dependerá también de varios factores como el nivel de vacunación existente en ese momento o la situación de los mercados emisores y la de los destinos competidores», añaden.

Un deseo compartido

A principios de febrero ya lo pidieron diversas patronales sectoriales como Exceltur (turismo), FIAB (alimentación y bebidas) o Asedas (supermercados), la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) o incluso la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que hace dos semanas propuso que las empresas pudiesen comprar y administrar vacunas. Ahora se añaden la FEHM y ACH, que llevan meses reclamando aumentar la vacunación tanto en España como en Europa por la dependencia del estado de los mercados emisores.

Los hoteleros baleares el pasado fin de semana empezaron a vacunar a los más de 10.000 trabajadores que tienen en la zona turística de Punta Cana-Bávaro, en la República Dominicana. Las mallorquinas Meliá, Riu, Be Live, Iberostar, Barceló, Bahía Príncipe, Excellence, Viva y HM Hotels, y las ibicencas Palladium y Sirenis inmunizarán con la vacuna de la farmacéutica china Sinovac a sus empleados dominicanos gracias al acuerdo suscrito por el Gobierno caribeño e Inverotel, que representa a las cadenas hoteleras y grupos baleares en la zona. El objetivo es acelerar el proceso de vacunación y atraer al turismo norteamericano, principales mercados emisores para esta zona turística. En el caso de Meliá y Riu la vacunación se ampliará a los establecimientos que tienen en Indonesia y las Islas Maldivas.

Cuando se termine de inmunizar a los grupos de riesgo y los colectivos vulnerables, los hoteleros reclaman que «se tenga en cuenta el criterio de exposición de los colectivos de trabajadores que ocupan puestos donde hay una alta afluencia de personas como es el caso del sector turístico en su conjunto». De momento, los responsables políticos de las Islas lo han descartado: «Todos los trabajadores tienen los mismos derechos a ser vacunados», indicó ayer el conseller de Turismo, Iago Negueruela.

Vacunación paralela

Al otro lado del Mediterráneo, la Asociación empresarial hotelera y turística de la Comunidad Valenciana (Hosbec) reconoce que si existiera la posibilidad de comprar vacunas y empezar a inmunizar a su personal, «ahí estaríamos sin dudarlo». «Pero no creemos que sea un escenario posible. Nos centramos en aquello que puede ser realidad: por ejemplo que en la planificación se considere una vacunación paralela, por un lado a grupos de edad y por otro a personal en activo a través de las mutuas, por riesgos de exposición», cuenta a ABC Nuria Montes, secretaria general de Hosbac.

Los empresarios canarios también se encuentran dispuestos a colaborar con las administraciones para atajar cuanto antes la crisis de un sector que «cierra negocios día tras día», según Roberto Ucelay, presidente del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife. «A falta de que el sistema público dé servicio a las personas con mayor exposición, estamos dispuestos a cofinanciar y colaborar con Sanidad en lo que haga falta». El objetivo es compartido, reconoce Ucelay, «llegar a la misma solución de una forma más rápida».

Pero no solo el sector turístico es quien demanda acelerar los pinchazos.Asedas, la patronal de cadenas de supermercados como Mercadona, Dia o Ahorramás, también se plantea un escenario donde poder colaborar con las autoridades sanitarias en la campaña. Para ello, piden que las empresas puedan utilizar sus servicios de prevención y mutuas para agilizar el proceso.

En este sentido, grandes empresas como Santander, que descartan adquirir vacunas en un principio, han trabajado previamente en campañas de vacunación como la de la gripe a través de sus sistemas sanitarios privados. Así, se muestran abiertas a ayudar en el proceso siempre en colaboración con las autoridades sanitarias. La semana pasada el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, anunció que tenía previsto firmar un convenio con las mutuas laborales y la Fundación CEOE para que estas ayuden a acelerar el proceso de vacunación en España, aunque esta decisión necesitará el visto bueno de todas las comunidades.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class