Actualidad

Las expropiaciones de Baleares dan aire a Podemos en la negociación de la Ley de Vivienda

Las expropiaciones de Baleares
Las expropiaciones de Baleares
Spread the love

María Cuesta / Víctor Ruiz de AlmirónABC

Aunque sigue la tensión entre ambos bloques, por los desacuerdos en la forma de actuación de las medidas

Las expropiaciones de viviendas en Baleares han desatado un auténtico terremoto en el mercado inmobiliario que ha llegado también a la arena política. La confiscación aprobada por el Govern socialista se produce en pleno pulso en el seno del Gobierno de coalición a cuenta del control del precio de los alquileres y en la recta final de las negociaciones sobre la Ley de Vivienda a nivel nacional.

Vencido ya febrero, mes que las partes se habían dado para alcanzar un pacto, las conversaciones están bloqueadas entre Transportes y Unidas Podemos. Se trata de una cuestión crucial para la formación de Pablo Iglesias, que se siente reforzada en esta batalla tras el movimiento del Govern, aunque el PSOE 

insiste en que no lo llevará al Consejo de Ministros sin acuerdo previo y rechaza que este sea el camino a seguir.

En el entorno socialista reconocen que el gesto del equipo de Francina Armengol es «muy feo» en términos políticos y aseguran que buscarán evitar que el debate se eleve a la esfera nacional: «El ministro de Transportes tiene claro que las tesis de Unidas Podemos no son asumibles y así se está demostrando en las negociaciones». Recuerdan que los planteamientos socialistas en esta negociación «son distintos» a la expropiación en Baleares y que buscan fomentar los incentivos fiscales para que las viviendas vacías salgan al mercado del alquiler.

Desde el ministerio que lidera José Luis Ábalos se asegura, de hecho, que esta fórmula no se incorporará a la nueva Ley de Vivienda y circunscriben las expropiaciones de Baleares a una ley autonómica. Sobre el gesto político, sin embargo, evitan posicionarse.

También se ponen de ejemplo los acuerdos con las entidades o grandes tenedores, como el que se suscribió hace un par de semanas con la Sareb y con el que se espera aumentar hasta las 26.000 el número de viviendas vacías. La ministra de EconomíaNadia Calviño, aludió también a este acuerdo como una de las palancas con las que trabaja el Gobierno de cara a solucionar el problema de la vivienda. «Un asunto tan complejo como el de la vivienda no se resuelve poniendo en un Real Decreto Ley que el precio no puede subir más del 1%», aseguró el miércoles en una entrevista radiofónica.

Bloque de investidura

Sin embargo, el pulso late a otro ritmo en los círculos de Unidas Podemos. La expropiación se considera el camino adecuado aunque se asegura que la batalla es a largo plazo: «Es un primer paso». De hecho durante los últimos días la formación morada ha venido intensificando su discurso en esta batalla, advirtiendo de que la intervención de los precios del alquiler no solo es un pacto de la coalición, sino que se trata de un «compromiso» con los socios de investidura de Pedro Sánchez y de los Presupuestos.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class