Portada » La UDEF cuestiona la coartada de Podemos con los trabajos de Neurona
Actualidad

La UDEF cuestiona la coartada de Podemos con los trabajos de Neurona

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias
Spread the love

Isabel VegaABC

Un informe identifica decenas de archivos que nada tienen que ver con la campaña de abril de 2019

El usuario de una de las cámaras con las que se hicieron los trabajos preguntó en internet cómo alterar la fecha de los documentos

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha presentado un informe ante el juez que investiga a Podemos por un presunto delito electoral o de financiación irregular en el que cuestiona la autenticidad del ingente material que aportó la formación para tratar de acreditar que la consultora Neurona Comunidad prestó efectivamente servicios para la campaña del 28 de abril de 2019 y que el contrato por el que pagó 363.000 euros de dinero electoral no fue, como se sospecha, ficticio.

El informe, al que ha tenido acceso ABC, disecciona el trabajo previo que hizo la unidad de Ciberdelincuencia con los metadatos -información oculta tras cada archivo- del disco duro presentado con vídeos, documentos gráficos y

textos por Podemos al juzgado y advierte al instructor de que gran cantidad de ellos «no se corresponden con la finalidad del contrato», bien porque son de fechas muy anteriores o muy posteriores a la campaña, bien porque se refieren a políticos que no participaban en ella.

Además, destaca que en buena parte de los archivos no se puede acreditar la autoría y cuando esta es evidente, se corresponde en gran medida a personas que son afines a Podemos o a su grupo parlamentario, sin que haya un rastro claro de Neurona. Ni siquiera aparece por ningún lado «su logotipo o anagrama» como tampoco el de Creative Advice Interactive, la empresa mexicana que acabó ingresando el grueso del dinero electoral y que se presume, fue subcontratada para los trabajos.

Este extremo, dice el informe, « contrasta con lo que se puede observar en fuentes abiertas» respecto de Neurona, «donde sí se puede distinguir su marca comercial en trabajos realizados para otras campañas electorales» como las celebradas a la Asamblea de Madrid aquel mismo 2019.

Los investigadores llaman la atención sobre el hecho de que en todo el arsenal aportado por podemos «no consta ningún proyecto, memoria, dossier o ‘bitácora’ en el que se detalle el trabajo realizado por la empresa, tal como se refleja en el contrato» que debía ocurrir, pues a término del encargo debía dar cuenta de los servicios prestados. El administrador de la sociedad, Elías Castejón, tiene ya declarado que le remitieron un drive (link a un archivo en la nube) con ingente cantidad de material para dar fe de aquellos trabajos, si bien no revisó el pormenor de su contenido, como hace ahora la Policía Nacional.

Autor desconocido o de Podemos

En cuanto a la autoría, expone que «en la gran mayoría de los archivos analizados se desconoce el autor» y, cuando figura, «la mayor parte tiene una relación próxima a la formación política Unidas Podemos» y serían así, «ajenos a la empresa contratada para la realización de los trabajos, Neurona Comunidad, o a la mercantil subcontratada Creative Advice Interactive». Señala en concreto a Ángela Medialdea y Patricia Pinta, asesoras en el Congreso de los Diputados, y Javier Iváñez, que figura en varios vídeos y es también de la órbita del partido.

«En los restantes autores identificados, tales como Vicente Camu, Waldemar Aguado, con la información a la que ha tenido acceso este grupo de investigación no ha podido ser constatada ninguna relación laboral o contractual con la empresa adjudicataria Neurona Comunidad, que no tiene trabajador alguno, o con la subcontratada Creative Advice», dice el informe.

Cabe recordar aquí que hay una empresa más, si bien no se menciona en este apartado, y es Neurona Consulting, la matriz de Neurona Comunidad y que, según esgrime la defensa de Podemos, envió trabajadores a España para prestar esos servicios en la campaña electoral objeto del contrato. En este grupo estaría Alejandro Neira, fotógrafo que aparece como autor de varias imágenes y vídeos. En el informe consta también el responsable de la consultora latinoamericana, César Hernández, entre los autores, el problema es que es en un material sobre Isa Serra, que no concurría a las generales.

De hecho, el contenido de los trabajos tampoco pasa el análisis de la UDEF, que a diferencia de Ciberdelincuencia, sí ha entrado a visualizar los archivos y refiere decenas de fotografías y vídeos donde «tiene un claro protagonismo» Serra, que a lo que concurrió fue a las autonómicas en Madrid en mayo de 2019. Por eso, el informe incide en la existencia de «indicios racionales de que una gran cantidad de archivos no se ajustan por el contenido a la finalidad del contrato ya que una vez visto el producto en su globalidad, este parece tener otro fin que no es el de las generales del 28 de abril».

Trabajos de antes del contrato

«Algunas de las imágenes aportadas constan, no sólo fuera del plazo señalado en los metadatos del archivo, sino que además en la propia imagen figuran fechas que no coinciden con las Elecciones Generales del 28 de abril de 2019», apunta. Hay incluso un cartel de la campaña de 2016, junto a cuestionarios sobre partidos de ámbitos autonómicos y documentos de mucho antes de que se convocasen los comicios y se constituyese en España Neurona Comunidad.

Y sobre las fechas, llama la atención sobre un hallazgo en la investigación. Buscando el número de serie de la cámara con la que constaba en los archivos que se habían tomado vídeos y fotos, la Policía se topó con que un usuario había consultado en un foro en internet cómo modificar la fecha en los metadatos de los archivos generados por su cámara. Fue el 12 de noviembre del año pasado, el día antes de que Podemos presentase los miles de archivos de Neurona que iban a acreditar la realización de los trabajos.

Fotos de bancos de imágenes

En cuanto a los contenidos, la UDEF llama la atención sobre una de las carpetas, denominada ‘Productos Segmentación’ en la que lo que aparecen son imágenes que se emplean como fondos electorales y que «han sido localizadas en fuentes abiertas» y algunas «se encuentra sujetas a derechos de autor», es decir, no eran fotografías producidas para la campaña sino rescatadas de bancos de imágenes. Conviven con «capturas o descargas de programas de televisión» sin edición alguna aparente e imágenes de apenas «ocho o diez segundos» de personas asistentes a eventos del partido.

«Algunos de los trabajos presentados son susceptibles de no haber sido utilizados para la precampaña y campaña de las Elecciones Generales de 28 de abril de 2019, puesto que en la memoria entregada se encuentran archivos que no se corresponden con la finalidad del contrato, bien porque se encuentran fuera del marco temporal en base a la fecha que consta en los metadatos del archivo, bien porque una vez visualizado su contenido, este no se corresponde con tal fin», concluyen los investigadores.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class