Actualidad

La sombra de la inflación sigue en la economía de EE.UU.

El objetivo tradicional de la Fed es mantenerla en una media del 2% y la subida de precios ha sido del 3,1% en lo que va de año

El dato de empleo de mayo tiene lecturas políticas decisivas para EE.UU., como su posible impacto en la negociación de los grandes planes de gasto -infraestructuras y bienestar social- que persigue Joe Biden. Pero también ha sido observado a la luz de una de las grandes preocupaciones de los expertos sobre la economía de la principal potencia global: el aumento de la inflación.

El hecho de que el crecimiento del empleo en EE.UU. fuera algo menor de lo esperado el mes pasado -cerca de 100.000 menos puestos de trabajo de lo que estimaban los analistas- fue también un motivo de tranquilidad ayer para los mercados bursátiles, que interpretaron la noticia como una señal de que la economía estadounidense no

 se sobrecalienta en exceso.

La economía de EE.UU. va camino de un rebote fenomenal, después de que se despeñara en los meses de marzo y abril del año pasado por la pandemia y los confinamientos y restricciones asociados a ella. Biden se encargó de recordar ayer que las previsiones de crecimiento para el año que viene eran de entre el 3% y el 4% antes de que él llegara a la Casa Blanca y ahora están casi en el 7%. Una proyección, dijo, que es superior a las que se hacían antes de que la pandemia golpeara el año pasado.

Uno de los riesgos de esa recuperación exprés es la caída en una inflación de largo recorrido, algo que la Reserva Federal, el organismo que decide la política monetaria de EE.UU., sigue de cerca. El objetivo tradicional de la Fed es mantener a la inflación en una media del 2% y la subida de precios ha sido del 3,1% en lo que va de año.

Algo transitorio

Por el momento, las autoridades de la Fed ven esa evolución como algo transitorio, que se explica por el batacazo económico sufrido el año pasado. Pero si los indicadores de empleo, como la creación de puestos de trabajo o el aumento de salarios, hubieran dado señales de calentamiento rápido, quizá el organismo estaría más cerca de tomar medidas. La creación de empleo, como se ha visto, ha sido moderada y los salarios han subido, pero sin aspavientos: el salario medio en el sector privado aumentó en 15 céntimos, hasta los 30,33 dólares por hora. Eso supone un crecimiento del 2%, aunque en los sectores más demandados, como el del entretenimiento y la restauración, se han disparado hasta el 4%.

La reacción de la Fed si considera que la economía coge demasiado ritmo y amenaza con disparar la inflación de forma decisiva sería replantearse su política monetaria hacia un endurecimiento y reducción de estímulos establecidos en la crisis. El dato laboral estadounidense también será tenido en cuenta por el Banco Central Europeo, que se reúne la semana que viene para actualizar sus previsiones económicas y, con la misma sombra de la inflación, decidir sobre medidas de endurecimiento monetario, como la reducción en la compra de activos.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class