Actualidad

La querencia del ‘Ciudadano Kane’ del populismo

Spread the love

Jaume Roures ha sido el principal apoyo mediático de Podemos y del independentismo

«Por el pago no te preocupes, ya nos lo pagarás el año que viene, no hay problema, pero lo importante es que esto salga ahora». En noviembre, dentro de la llamada operación Voloh, se hacía pública una conversación entre David Madí, el intermediario por antonomasia en la Cataluña nacionalista, y Tatxo Benet, socio de Jaume Roures (1950) en Mediapro. Benet pedía a Madí interceder para endosar a TV3 una miniserie sobre el juicio del 1-O hecha por su productora: 800.000 euros que en la tele catalana veían excesivos. No hubo problema, a las pocas semanas se firmaba un contrato por 440.000 euros, que se sospecha pueden haber salido del ‘fondo Covid’. Esa cantidad es en realidad una minucia

comparada con los 28,3 millones que Mediapro ha facturado a TV3 desde enero de 2016 –según datos recopilados por ABC–, cantidad que es a la vez apenas un pellizco de los 1.817 millones que la productora declaró haber ingresado en 2020.

Las conexiones de Roures con el ‘establishment’ independentista –la Guardia Civil situó a Roures como pieza clave del ‘estado mayor’ del 1-O– son, se diría también, solo otro pellizco dentro de la biografía de mil aristas de un millonario que sigue presumiendo de su antigua militancia trotskista, lo que le diferencia de otros ricos, o muy ricos, con pasado en la extrema ‘gauche’. Alguien con un pie en todos los fregados: avalista de Laporta –es su entrada más reciente, otra minucia–, rey de los derechos deportivos, productor audiovisual, empresario de medios y, por delante de todo, subrayan quienes le han tratado, siempre conspirador, desestabilizador, herencia, añaden, de su paso por la Lliga Comunista Revolucionària.

Trampolín mediático

Sus ideas políticas e instinto empresarial, explican por ejemplo cómo usó ‘Público’ (2007) como palanca frente a Prisa y el PSOE –para luego cerrar el periódico (2012)–, o cómo obtuvo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero licencia para lanzar La Sexta (concesión en 2005). Una cadena que acabaría funcionando como trampolín mediático de Pablo Iglesias y del movimiento 15-M que confluyó en Podemos. Nunca ha ocultado sus preferencias por este partido, y en particular por su líder, del que ha actuado como protector y a veces también ayudándole como intermediario.

En el año 2017, por ejemplo, se tenía conocimiento de la cena organizada en su casa entre Pablo Iglesias y Oriol Junqueras: eran las semanas previas al referéndum de octubre y Roures hacía de anfitrión. A un lado de la mesa, la nueva izquierda populista que sus medios habían propulsado; al otro, el independentismo cuyos objetivos ha alentado –pese a Roures no declararse secesionista dijo haber votado en una ocasión a la CUP–.

Nacido como profesional al regazo de TV3, Roures acabó finalmente cobrando de la tele catalana por el documental sobre el 1-O. El círculo virtuoso del millonario ‘anarco’.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class