Actualidad

La pulcritud en las consolas, ¿brilla por su ausencia?

Spread the love

Cualquiera pensaría que las consolas son solo diversión, emoción, adrenalina, competición, tecnología, pero no, son mucho más de eso y hasta pueden ser tan sucias que sin las medidas necesarias pueden poner en riesgo la salud, producto de las bacterias que habitan en ellas, tal y como señala un estudio del casino online Betway.

Por ejemplo, los botones de mando del Xbox tienen la mitad de bacterias que pueden alojarse en un inodoro. En estos dispositivos puede haber Bacillus SPP, Estafilococos y moho. Ahora cómo pueden aparecer los Bacillus en las consolas, cuando ellos pueden encontrarse en materia en descomposición, polvo, vegetales, aguas y algunas especies que se mueven en la piel humana.

Otro tanto sucede con el Estafilococo, también transmisible por la piel humana, la ventaja es que no se considera patógeno. Pero puede causar infecciones supurativas como abscesos, mastitis y pioderma.

En el caso del moho, esta forma de hongo puede ser inofensiva, pero suelen ser dañinas si sus esporas se inhalan en grandes cantidades.

Todas estas formas de bacterias viven en dispositivos como la Play Station, la Nintendo Switch y la misma Xbox. ¿Ante estos enemigos invisibles qué deben hacer los gamers?, la respuesta es muy sencilla, no utilizar lejía, ni agua directo al equipo es la clave.

Toda consola suele tener sus propias rejillas de ventilación, sitio en el que habitualmente se acumula el polvo que no llega a salir de la consola ni con el ventilador. Sin abrir la consola, con cierto cuidado podemos utilizar una aspiradora para ir sacando todo ese polvo interior.

El uso de un paño de microfibra se recomienda para borrar la huella dactilar de los botones, por ejemplo, donde se almacenan buena cantidad de bacterias.

Un consejo muy útil es que pongamos la consola siempre en un lugar seco y fresco, además de colocar un paño que tape la máquina cuando esta no esté en funcionamiento.

La clave a la hora de asear un equipo de videojuego es hacerse una rutina, tan rigurosa como las horas de juego que se pasan en ellos, vale decir, dedicar una jornada semanal a la limpieza de los dispositivos garantiza no solo una tarea profiláctica, también mejor apariencia en ellos.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class