Actualidad

La hipocresía de Palomera: así ‘vende’ desde la tele que deberíamos estar todos en casa y muertos de pánico

Spread the love

PD

“El tardeo que yo vi en Nochebuena”… dice la ventajista tertuliana, que tampoco estaba en su casa

Esta pandemia del coronavirus nos ha traído mucha desgracia, muerte y enfermedad, y también grandes cantidades de aquello de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propioPorque la ineptitud de los gobiernos (especialmente en nuestro caso en el de España) y sus mensajes contradictorios, han llevado a la calle una sensación de cachondeo generalizado y algo peor, han generado en todo ciudadano un policía del Covid.

Todos somos capaces de ver con claridad lo que está haciendo mal el vecino, que va sin mascarilla en equis momento, o de aquellos otros, que se juntan siete en vez de seis para cenar en Nochebuena, o del que no se lava las manos con gel, o el que no se pone la mascarilla por estar en una terraza de bar. Resulta muy sencillo señalar con el dedo pero algo más complejo cortarse uno mismo en alguno de estos ejercicios de libertad. Pues eso es algo parecido a lo que le pasa a Esther Palomera y así lo proclamó en Telecinco este 29 de diciembre de 2020.

La tertuliana podemita y mal encarada por excelencia quiso aprovechar que Ana Rosa Quintana no modera la mesa de El programa de Ana Rosa en estos días para soltar algunas barbaridades de lo que la gente está haciendo mal, mientras ella nos lo cuenta desde la tele, rodeada de tertulianos (le dirán lo de que se han hecho test, pero da lo mismo) y ejerciendo su actividad profesional de vendehúmos sin ningún tipo de problema.

Yo comparto el pesimismo, fundamentalmente por dos cuestiones: las imágenes que vemos en el conjunto de España. No hay más que salir a la calle para ver cómo la gente está desbocada. Yo puedo entender la necesidad de socializar y de volver a recuperar nuestra vida normal, pero la insensatez de la que mucha gente está haciendo gala, puede ser consecuencia de que efectivamente el Gobierno o los gobiernos se han equivocado de cabo a rabo en los mensajes de las últimas semanas.

Muy en la línea de Javier Ruiz, parece que lo que querría Palomera es que nos fuésemos a la ruina más absoluta o, quizás, lo que pretende es echar toda la culpa a ese ente que es «la gente» para así quitarle buena parte a los ineptos políticos:

Antes de las Navidades, y no será porque los expertos no lo habían avisado, el mensaje debería haber sido prácticamente de pánico, para que la gente se encerrara en su casa y no saliera salvo para cuestiones urgentísimas. Y sin embargo vemos las calles llenas de gente, las terrazas llenas de gente, la gente vendiendo, la gente cantando. El tardeo que vi el día de Nochebuena es propio de un fin de año normal, y eso es de una irresponsabilidad mayúscula que ya no tiene que ver tanto con las administraciones sino con la responsabilidad individual.

Ahí tienen, tomen nota, que solo se puede salir para cuestiones urgentísimas, pero ella sí puede ir a la tele a venderles la moto.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class