Actualidad

La electricidad es hoy en España un 13% más cara que en Francia y en Alemania

De toda la UE-19, solo Italia presenta precios por encima de nuestro país

El precio medio del mercado mayorista de electricidad en España es hoy de 101,52 euros el MWh, el más alto de la UE-19, excepto Italia (103,37 euros). En Francia es de 88,19 euros (-13% que en España) y en Alemania de 87,56 euros (-13,75%).

Nuestro país está un 11% por encima de la media de la UE-19, que hoy es de 90,30 euros el MWh. Solo ocho países superan esa media, encabezados por Italia y España.

Durante el mes de julio, hasta hoy, la media de nuestro país es de 92 euros el MWh, el más caro de la historia. Si lo comparamos con el resto de países de la UE, observamos que es un 10% más alto que en Francia, un 6,5% que en Alemania y otro 10% que en Bélgica. Solo Italia está por encima, un 8%, hasta los 100,38 euros. Al margen de la UE, en el Reino Unido es un 16% más cara que en nuestro país. Portugal suele tener los mismos precios que España porque sus mercados elécticos están interconectados.

El principal motivo por el que nuestros vecinos franceses tienen unos precios más bajos es porque gran parte de su electricidad es de origen nuclear, una de las más baratas de todo el mix de generación.

El gas, protagonista negativo

En el caso del mercado mayorista español, las renovables y la nuclear (las más baratas) no son suficientes para cubrir el aumento de la demanda, por lo que tienen que entrar las centrales de ciclo combinado de gas, que son las más caras y, además, fijan el precio para el resto de las tecnologías.

Todos los días del año, a las 12 horas CET, se lleva a cabo la sesión del mercado mayorista diario en la que se fijan los precios y energías de la electricidad en toda Europa para las 24 horas del día siguiente. El precio y el volumen de energía en una hora determinada se establecen por el cruce entre la oferta y la demanda.

El mercado diario español, gestionado por OMIE, tiene por objeto llevar a cabo las transacciones de energía eléctrica para el día siguiente mediante la presentación de ofertas de venta y adquisición de energía eléctrica por parte de los agentes del mercado. Este mercado, acoplado con Europa desde 2014, es una de las piezas cruciales para conseguir el objetivo del mercado interior de la energía europeo.

El algoritmo Euphemia

La casación de las ofertas con la demanda la realiza para todos los mercados europeos un algoritmo, denominado Euphemia, que calcula los precios de la electricidad «de manera eficiente» y que se utiliza de manera común y sincronizada con los demás mercados europeos de la electricidad.

Los detractores de este mercado mayorista se cargan de razón estos días por el hecho de que el gas, cuyos precios internacionales se han disparado en los últimos meses, está encareciendo notablemente los costes de la electricidad.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, mantenía hasta hace poco que el mercado mayorista español «es el que es y es el que tiene la mayoría de la UE». Sin embargo, ahora, abrumada por la espectacular subida de los precios en los últimos meses, se defiende afirmando que ha pedido a Bruselas que se hagancambios en estos mercados.

Precisamente ayer, cuando el precio de la luz marcó un récord histórico (106,57 euros), Ribera tuvo que comparecer en el Congreso para convalidar la rebaja del IVA de la electricidad del 21 al 10% aprobada hace un mes y que tiene menos efecto del esperado por el incremento de los precios.

La ministra argumentó que el actual diseño del mercado eléctrico responde a directrices europeas y que ya ha planteado por carta a la Comisión Europea la necesidad de facilitar cambios en el mismo.

En este sentido, apuntó que el actual encarecimiento de la luz «no se trata de una situación exclusiva de España ni que pueda resolver exclusivamente tampoco el Gobierno de España», subrayando que «los precios de la electricidad en la UE están bastante alineados con los de España y Portugal». E insistió en que el encarecimiento se debe al aumento del precio de los derechos de emisión de CO2 y a la subida de los precios del gas.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class