Actualidad

Huida de la India: «Me he sentido como en un campo de tiro esquivando balas»

Spread the love

Españoles narran su situación en el país mientras el Gobierno de Sánchez impone cuarentena a los viajeros y recomienda el regreso a nuestro país

«No tourists», repite al otro lado del teléfono Mukut Sharma, un joven de 21 años de la famosa ciudad india de Jaipur. Mientras cursa su cuarto año de carrera, ayuda (o más bien ayudaba) a sus padres en los negocios que estos montaron exclusivamente para el turismo: una tienda de joyas y clases de cocina india. Pero Mukut dice a ABC que la última vez que vio a un turista fue en marzo del año pasado. De hecho, recuerda la fecha exacta en la que vio españoles: «Fue el 16 de marzo de 2020», detalla como si estuvera marcado en su calendario.

La tristeza de Mukut la corrobora la información aportada por la Embajada de la

India en España: «No se expiden visados de turista desde el inicio de la pandemia, solo se dan las destinadas a los negocios». Los españoles que están actualmente en la India (al margen de residentes, cooperantes y algún excepcional turista…) lo hacen por trabajo.

Es el caso de Rafael Sáez Montoro, que viajó al país asiático hace menos de una semana, cuando el Covid más fuerte golpea. «Mi idea era ir de Nueva Delhi la ciudad de Púshkar donde compro mercancías (ropa, bisutería…) para mi tienda en España pero la extensión del toque de queda me dejó en la capital», relata este murciano al otro lado del teléfono. El Covid le ha obligado a cambiar los planes, pero no demasiado: no va a volver a España sino que viajará a Sikkim, a los pies del Himalaya. «No tengo miedo», sentencia

Regresar «cuanto antes»

Eso sí, se ha vacunado con Covaxin, la versión india de AstraZeneca y mantiene todas las medidas de seguridad: «Higiene, mascarilla y gel hidroalcohólico», relata.

Saez no seguirá la recomendación que el martes dio la Embajada en la India que aconseja a los españoles que se encuentren temporalmente en el país que «regresen lo antes posible», según consta en su cuenta de Twitter.

Para hacer frente al infierno indio (y sus nuevas variantes, cuya presencia ya se investiga en España), el Gobierno publicó ayer la orden ministerial sobre las condiciones de cuarentena a las que deben someterse las personas procedentes de la India a su llegada a nuestro país. «Los viajeros deben guardar cuarentena durante los diez días siguientes a su llegada, o durante toda su estancia en España si ésta fuera inferior a ese plazo, pudiendo esta suspenderse al séptimo día si a la persona se le realiza una prueba diagnóstica de infección activa con resultado negativo», señala la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Concha llegó a Madrid desde Nueva Delhi el pasado sábado, cuando la cuarentena aún no era obligatoria, por lo que ha decidido hacer autoconfinamiento. Viaja habitualmente. también para comprar mercancía, para su tienda de Aracena (Huelva). Considera que la población «no se tomó en serio» la llegada del virus. «Recuerdo los primeros días de mi llegada, a principios de este mes, que la gente usaba mascarillas de tela y se las bajaban a la altura de la barbilla dejando descubierta la boca. Incluso las mujeres usaban el sari para cubrirse la boca. Se sentían seguros, pensaban que no les iba a tocar y creo que en ello ha influido la falta de información sobre el virus», relata esta española.

Al volver a Nueva Delhi al acercarse su fecha de regreso a Madrid, tras pasar su estadía en la ciudad de Púshkar, vio «montones de tiendas de campaña en medio de la calle que hacían las veces de hospitales», relata. «Me he sentido como en un campo de tiro esquivando balas. He pasado como invisible a ellas, pero me podría haber ocurrido de todo», relata con pesadumbre recordando a otros amigos españoles que pillaron el virus y tuvieron que ser ingresados.

Mientras unos vuelven y otros se quedan, el virus sigue acechando el país. Ayer se superó la barrera de las 200.000 muertes tras registrar una cifra récord que supera los 3.000 fallecidos en las últimas 24 horas, mientras que el número de contagios se situó por primera vez por encima de los 360.000 diarios, informa Efe. Los datos hacen de la India el epicentro mundial del Covid al comunicarse un total de 3.293 muertes en un solo día, mientras el número de contagios subió hasta las 360.960 nuevos positivos, según informó el Ministerio de Salud indio.

¿Resistente a las vacunas?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya se ha manifestado, como era de esperar, respecto a la terrible situación que atraviesa el país. Pero, además, ayer publicó su informe epidemiólogico en el que el organismo de Naciones Unidas advierte de que estudios de laboratorio muestran indicios de que la variante india es más contagiosa y resistente a algunas vacunas y tratamientos. Análisis realizados en EE.UU. han mostrado una reducción de los efectos neutralizadores de las vacunas contra esta variante e incluso estudios preliminares con la vacuna Novavax-Covaxin demuestran que esta no puede contrarrestarla.

La variante india, detectada en en el país por primera vez a finales de 2020 esta siendo investigada por medio de más de 1.200 secuenciaciones de su genoma en unos 17 países entre, los que se encuentran Reino Unido, EE.UU. y Singapur. Los datos analizados, de forma preliminar muestran que la variante india posee una capacidad de crecimiento más alta que otras variantes que circulan en India. Sin embargo, la variante suscita algunos interrogantes ya que la de casos en India podrían atribuirse a la relajación de las medidas de protección y a la fuerte densidad de población, informa María Teresa Benítez de Lugo.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class