Actualidad

Filomena deja fuertes alzas de precios en las hortalizas

Las principales subidas se registran en la berenjena, el calabacín y el pepino

La borrasca Filomena y las heladas que la han sucedido no solo han alfombrado de blanco las calles y campos de media España, también está impactando sobre los precios de origen de gran parte de las hortalizas en los últimos días ya que el frío intenso esta reduciendo la producción o ralentizando la maduración de muchos cultivos. Lo que empieza a tener claras consecuencias para el bolsillo del consumidor final e, irónicamente, ningún beneficio para el productor aunque este venda su materia prima a precios más caros. En concreto, las principales alzas se concentran en tres cultivos: la berenjena, el calabacín y el pepino tipo Almería.

Una situación que se está notando especialmente en Murcia y Almería debido a

las bajas temperaturas que se ha venido registrando desde el inicio del año con el paso de Filomena. Según estimaciones de Asaja, la organización agraria mayoritaria en España, en esta provincia andaluza la berenjena se vendía a 2,40 euros/kg el pasado 4 de enero pasando, a 3,40 euros/kg este miércoles. Por su parte, en el mismo rango de tiempo, el productor ha pasado de vender el calabacín de 1,53 euros/kg a 2,27 euros/kg. Y el pimiento de Almería, que ha pasado de comercializarse a 60 céntimos/kg el pasado 4 de enero a 1,35 euros/kg en semana y media. También las diferentes tipos de tomate han tenido una evolución similar, aunque en los últimos días parece estabilizarse. El primer día laborable del año se movía en un rango de entre 67 y 73 céntimos/kg dependiendo de la clase de tomate (suelto, rama o pera), mientras que este miércoles se encontraba entre 1 y 1,10 euros.

Desde los servicios técnicos de Asaja explican que, en esta ola de frío, se han producido en Almería «temperaturas mínimas de entre 0 y 3 grados» dependiendo de la zona en los últimos 10 días. Lo que ha «ralentizado» la producción de hortalizas de invernadero y la de campo abierto. Un fenómeno que se ha extendido por todo el sureste español, según estas mismas fuentes. Por lo tanto, esta limitación de la oferta en un momento en que la demanda se ha disparado, ha provocado que los precios repunten.

Todo lo anterior sucede sin que el productor se beneficie ya que este ha tenido que adelantar gran parte de la inversión que ya no va a recuperar y tras unos meses de noviembre y diciembre en que los precios de berenjenas, calabacines y pepinos habían tocado fondo colocándose en muchas ocasiones por debajo de los costes de producción. Algo que la última reforma de la ley de la Cadena Alimentaria intenta impedir. Por ejemplo, el pepino de Almería se compró a los productores entre el 14 y 20 de diciembre a 0,17 euros/kg frente a los 0,27 euros/kg de la semana anterior. Lo que supone una caída del 37%. Un caso similar es el del calabacín que en esa misma semana registró un precio medio de 0,34 euros/kg cuando siete días antes se comercializaba un 27% más caro (0,47 euros/kg).

«Sensibles» al frío

En este sentido, el responsable de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, estima que «unas 200 hectáreas de invernadero se han visto muy afectadas de las que en 100 se ha tenido que arrancar el cultivo. Góngora cita al calabacín como el «más sensible» al mercurio luego la berenjena. Sobre esta última, calcula que la producción ha caído un 80% respecto a primeros de diciembre. «La planta está parada, cuando vuelva el sol a calentar un poco se regresará a la situación normal», apunta el representante de COAG quien avisa que este proceso puede durar un mes en la mayoría de los casos. También cita al tomate, una hortaliza que sin ser impactada por Filomena, ha visto sus precios en origen crecer entre un 5 o 6%, según esta organización agraria. «Con Filomena todo está muy distorsionado, e incluso, se llegó a cerrar Mercamadrid», concluye.

Desde la asociación de productores Coexphal, su gerente, Luis Miguel Fernández, habla de una merma aproximada diaria de entre 30 y 50% en la producción del pepino, el calabacín o la berenjena, así como del 27% en la del tomate afectando a la oferta. «Un golpe frió puntual no daña tanto planta como una temperatura fría durante más tiempo, que sería irreversible para la planta».

¿Próximas subidas de precios? El frío reactiva la demanda del limón

Filomena y las heladas que han seguido a esta histórica borrasca pueden también influir en los precios de productos como el limón en los próximos días. Los cítricos de gran parte de Murcia y Alicante se han visto afectados por el frío. Los precios registraron mínimos la semana pasada de 25 céntimos/kg de media en origen, cuando lo pactado para la campaña era de entre 45 y 50 céntimos/Kg «Se está reactivando la demanda, eso puede originar que el limón suba», afirma muy prudente el responsable del sector en COAG, Pedro Gomariz. Lo que sí es cierto, añade, es que «el frío anima la demanda, ya que en los países de destino todavía no había sido invierno de verdad». España produce de media un millón de toneladas anual (frescos y derivados), de las que exporta un 90%. Sobre todo, a la UE.

Al respecto, desde Asaja, destacan que este miércoles el limón fino se vendió a 0,25 euros/kg, un 39% más que la semana pasada y coinciden en que la tendencia es ascendente según avancen los días. En paralelo, se siguen registrando daños por heladas en algunas zonas productoras. Las alzas también se perfilan en algunas variedades de naranjas como la Navel Late o la Lane, según apuntan estas fuentes, que hablan de operaciones de venta desde la producción a precios superiores en un 15%.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class