Actualidad

‘Fauci Leaks’ revela que EE.UU. recibió advertencias en enero de 2020 de que el Covid pudo ser creado en un laboratorio

Ven la luz miles de correos electrónicos que muestran la enorme presión que se ejerció sobre la autoridad médica del coronavirus, sobre todo, en los primeros meses de la pandemia

Anthony Fauci, la autoridad médica en coronavirus de EE.UU. como director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, recibió advertencias en las primeras semanas de la crisis del coronavirus sobre que el origen del Covid-19 podía estar en un laboratorio chino. Lo han revelado una colección de miles de emails de Fauci a los que han tenido acceso BuzzFeed y ‘The Washington Post’ como parte de la normativa de transparencia estadounidense y llegan en un momento en el que gana peso la posibilidad de que el origen de la pandemia esté en el Instituto de Virología de Wuhan, un laboratorio de la ciudad china donde se registró el primer brote en el que se ha trabajado con murciélagos portadores de coronavirus.

Esa teoría no era defendida por la mayoría de los científicos en los primeros meses de la pandemia, incluido Fauci, que han apuntado a que la posibilidad más cierta es un contagio de animal a humano, probablemente desde un murciélago y con un animal intermedio.

Fauci no se atrevió nunca a descartar completamente ninguna teoría y ahora queda de manifiesto que recibió advertencias de la posibilidad de que el virus fuera creado en laboratorio. El 31 de enero del año pasado, Fauci mantuvo correspondencia con el investigador Kristian Andersen, que dirige un laboratorio de genómica vírica en California. En uno de los correos electrónicos, Andersen advertía: «Las características inusuales del virus son una parte muy pequeña del genoma (menos del 0,1%), así que hay que mirar con mucho detalle a las secuencias para ver que algunas de ellas parecen (potencialmente) creadas de forma artificial».

Algunos meses después, según muestran la misma información revelada ahora, el director de un grupo de investigación que colaboraba con el laboratorio de Wuhan le envió un email a Fauci en el que le agradecía por derribar las teorías que apuntaban a ese centro de investigación como origen del virus. «Muchas gracias por el mensaje», le respondió la autoridad estadounidense.

Los miles de emails desclasificados ahora muestran la presión sobre Fauci, en particular durante los primeros meses de la pandemia. Como muchos otros gobiernos, el de Donald Trump tuvo una reacción tardía e ineficiente ante el virus y mostró falta de preparación. Fauci tuvo que hacer equilibrios para mantener los mensajes de salud pública a la población civil sin desviarse de los que defendía la Casa Blanca y, al mismo tiempo, mantener canales abiertos con sus homólogos en China, a quienes Trump acusaba de causar el virus y no contenerlo. El científico mostró desavenencias públicas con Trump en determinados aspectos –como el uso de fármacos como la hidroxicloriquina o el calendario para la reactivación económica– que ahora quedan también de manifiesto en los emails.

Sobre el origen del virus, el cambio de posición de Fauci ha sido más reseñable. Su defensa del origen animal se ha visto matizada ahora con nuevas informaciones, como la constatación por parte de la inteligencia de EE.UU. de que tres científicos del laboratorio chino recibieron tratamiento hospitalario con síntomas similares al del Covid o a una gripe algunas semanas antes de que se registrara el primer caso oficial el 8 de diciembre de 2019. En una entrevista el miércoles por la noche con CNN, Fauci aseguró que «todavía creo que el origen más probable es de un animal a un humano, pero mantengo completamente la mente abierta» y que «podría ser un escape de un laboratorio».

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class