Actualidad

España tiene el segundo peor gasto en defensa de la OTAN

El Gobierno español espera que Pedro Sánchez tenga su primera conversación con Joe Biden

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asistirá hoy en Bruselas a su tercera cumbre de la OTAN en la que el foco estará situado, para él mismo y para España, en los márgenes de la misma. Ya que es en este tipo de ‘tierra de nadie’ –sin protocolo y aún por anunciar el formato– donde tiene previsto tener una primera conversación con el presidente de EE.UU., Joe Biden. Según informó Moncloa, no será un mero saludo.

Más allá del compromiso de seguridad y defensa dentro de la Alianza Atlántica, ambos mandatarios deberían conversar –si hay tiempo suficiente– sobre asuntos candentes en la relación bilateral como la crisis diplomática entre España y Marruecos en la que EE.UU. podría interceder,

la soberanía del Sahara Occidental, la tasa Google que el Gobierno español quiere imponer a las empresas tecnológicas, la ‘guerra de los aranceles’ que sufren productos españoles o sobre Venezuela, con la fuga en España de Hugo Armando Carvajal, exjefe de inteligencia de Venezuela, como asunto espinoso.

El también conocido como ‘Pollo’ Carvajal lleva un año y medio en paradero desconocido –se supone que en nuestro país– después de que un tribunal español aprobara una solicitud de extradición a EE.UU. por narcotráfico.

Pero más allá del encuentro bilateral con Biden, la cumbre de la OTAN debería alumbrar otras cuestiones en lo referente a España y sus aliados:

40 años en la OTAN. Sánchez y la cumbre de 2022 en España

Uno de los titulares que dejará la cumbre, previsiblemente y si nada se tuerce, será la organización por parte de España de la próxima cumbre de la OTAN en 2022, coincidiendo con el 40º aniversario de la entrada de España en la Alianza Atlántica. Supone un reto organizativo para reunir durante 48 horas –si es de formato extendido– a los líderes de los 30 aliados y sus delegaciones. España sólo la organizó previamente en 1997 en Madrid, con José María Aznar de presidente.

A la cola del gasto. España (1,02%), solo mejor que Luxemburgo

En la cumbre de Cardiff (2014) los aliados se comprometieron a alcanzar el 2% del PIB en inversión de defensa en 2024. Fue una llamada de atención tras la guerra de Rusia en Ucrania y el desfase de muchos sistemas de defensa aliados tras años de bajada de las inversiones por la crisis de 2008-2014.

Sin embargo, ese objetivo parece inalcanzable por nuestro país a tenor de la última estadística publicada por la OTAN el viernes. España, que es la cuarta economía de la UE, es el penúltimo país en gasto de defensa según el PIB con el 1,02%. Tan solo Luxemburgo, con el 0,57%, tiene peor registro. Diez países alcanzan ese registro del 2% actualmente (Grecia, EE.UU., Croacia, Reino Unido, Estonia, Letonia, Polonia, Lituania, Rumanía y Francia). Frente a Donald Trump, Sánchez se comprometió en su primera cumbre (Bruselas, 2018) a alcanzar ese 2% que ahora, máxime tras la pandemia, se ve como irrealizable.

España defenderá hoy que existen otras variables como la participación en misiones internacionales o la aportación de la base de Rota al ‘escudo antimisiles’ de la OTAN como fundamentales que deberían ser tenidos en cuenta en la variable del 2%.

600 militares en misiones. Letonia, Policía Aérea, Turquía o navales

Actualmente España despliega unos 600 militares en misiones internacionales con la OTAN. Las principales son la permanente de Letonia con carros de combate (305 militares); la permanente de misiles Patriot en Turquía (149); la de Policía Aérea en el Báltico, entre mayo y agosto, ahora en Lituania (130); y las contribuciones a las misiones navales de Sea Guardian en el Mediterráneo y las agrupaciones navales, que suelen fluctuar por periodos y activación.

Todas las misiones están asentadas y continuarán. Aunque la de misiles Patriot en Turquía sufrió un amago de retirada hace dos años. Respecto a la de Policía Aérea del Báltico con aviones de combate, España podría añadir Rumanía y el Mar Negro como otro escenario, alternándolos cada año (este año el Ejército del Aire tuvo una primera misión de dos meses y resultó exitosa). Además de estas, España mantiene un grupo de siete soldados en la misión de la OTAN en Irak. Allí nuestro país despliega otros 130 soldados pero dentro de la coalición internacional que intervino para frenar la expansión del Daesh.

España tiene comprometido para el periodo 2020-2022 un batallón de unos 550 efectivos que se desplegarían en un escenario de la OTAN en caso de que un país aliado necesite defensa. Es parte de la VJTF, o fuerza de reacción rápida de la Alianza Atlántica.

Escudo antimisiles. Rota, uno de los activos importantes

La base de Rota y los cuatro destructores de EE.UU. allí operativos desde 2014-2015 es una de las principales contribuciones de España a la relación bilateral con Washington y también con la OTAN, ya que estos buques forman parte del componente naval del sistema de defensa antimisiles, más conocido como el escudo antimisiles de la OTAN.

La renovación del convenio de defensa entre España y EE.UU. es un asunto pendiente entre Sánchez y Biden. Este año se prorrogó ante el cambio de Administración en la Casa Blanca.

Visión 360 grados. El Sahel, también como preocupación española

España defenderá una ‘visión 360 grados’. Es decir, se entiende y comparte la clásica preocupación de la Alianza Atlántica por el flanco Este, sobre todo a raíz de la guerra en Ucrania y la anexión de Crimea a Rusia. Sin embargo, España y otros países, como Francia, también desean que la OTAN se involucre más en la situación de seguridad en la región del Sahel, donde por ahora hay una misión de adiestramiento de la UE y otra propia francesa en revisión.

China, de nuevo. Tecnología 5G y la presión de EE.UU.

La cuestión de China, que apareció en la Cumbre de Londres (2019), como ‘oportunidades y desafíos’ volverá a estar presente en la cita de Bruselas. Sobre todo cuando los países comienzan a adoptar ya decisiones sobre qué tecnología 5G contratar para sus redes de comunicaciones.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class