Actualidad

El textil valenciano, el as bajo la manga en caso de una nueva pandemia

Ontinyent impulsa un clúster para que el sector siga produciendo material sanitario. El objetivo es que la industria se declare estratégica para garantizar stock de mascarillas y batas

La pandemia les obligó a reconvertir su producción para satisfacer la acuciante demanda de mascarillas, batas y material sanitario en los hospitales españoles. El colapso del mercado chino, habitual proveedor de este tipo de producto, como consecuencia de la necesidad sobrevenida por parte de todos los países del mundo, hizo que la industria textil valenciana redirigiera sus esfuerzos para cubrir la demanda de unos bienes imprescindibles para prevenir la infección.

Y a ello se han dedicado las empresas del sector desde que estalló la crisis, a suplir las dificultades de aprovisionamiento de los hospitales por culpa de un mercado cada vez más tensionado por la alta demanda internacional.

Pero la industria textil no quiere que la transformación coyuntural que ha experimentado el sector se difumine cuando la pandemia desaparezca. Las empresas quieren mantener una parte de la fabricación de estos productos sanitarios que se han demostrado estratégicos ante la irrupción de cualquier nueva crisis sanitaria.

Y el Ayuntamiento de Ontinyent ha decidido prestar su apoyo para que la industria textil no abandone completamente esta línea de fabricación. La idea, tal y como informó el consistorio valenciano en un comunicado, es crear un clúster del textil sanitario en Ontinyent para garantizar el abastecimiento si sobreviniese una nueva pandemia.

El consistorio, de hecho, ha firmado un acuerdo con la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunidad Valenciana (Ateval) para poner en marcha una iniciativa que pretende conseguir que el textil sanitario sea considerada una industria estratégica y que, por tanto, no sea externalizada y que el aprovisionamiento dependa de terceros países. De momento, el Ayuntamiento de Ontinyent ha garantizado una aportación inmediata de 150.000 euros para trabajar en esa dirección, aunque el alcalde, Jorge Rodríguez, asegura que la financiación será la necesaria para que el clúster del textil sanitario valenciano sea una realidad y se instale en la localidad.

«No podemos volver a comprar a China textiles sanitarios que pueden fabricar nuestras empresas. Es un contrasentido gastar millones de euros en mascarillas o batas en China y que nuestra industria esté parada», manifestó el primer edil. El clúster industrial propuesto por Ontinyent y Ateval explorará vías de financiación pública y privada que permitan el sostenimiento a futuro de una reconversión parcial y no coyuntural de la actividad textil.

«El objetivo no es transformar por completo nuestra actividad, sino lograr una industria versátil que fabrique material sanitario suficiente cuando no haya epidemias, pero preparada para adaptarse a grandes volúmenes con rapidez que garanticen el abastecimiento del país en momentos de crisis sanitarias como la actual», explicó el presidente de Ateval, Càndid Penalba.

El Ayuntamiento, según el comunicado oficial, lleva días trabajando en este objetivo y tiene preparadas unas ayudas destinadas a facilitar la presencia de firmas textiles locales en ferias y centros de negocios internacionales vinculados con el textil sanitario.

«Tenemos que incentivar y apoyar a nuestras empresas en un subsector que hasta ahora desconocían, y para ello es necesario que estén presentes en certámenes internacionales donde se comercia con estos productos», defendió el alcalde. Ateval se encargará de realizar los estudios, proponer las iniciativas y plantear misiones comerciales, como puede ser la presencia de empresarios en la feria Medica, de Dusseldorf, el mayor certamen de material sanitario del mundo.

«Vamos a asesorar y a ayudar a los empresarios para que sepan cómo adaptar sus empresas para esta nueva línea de negocio sanitaria, vamos a darles ayudas para editar catálogos y financiar su presencia en ferias y congresos sanitarios», finalizó el alcalde de la localidad, Jorge Rodríguez.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class