Actualidad

El régimen controla La Habana pero siguen las protestas en Oriente

Al menos 300 personas permanecen detenidas, mientras agentes castristas patrullan las calles de la capital

Más de trescientas personas permanecen detenidas en dependencias policiales cubanas por salir a la calle para pedir libertad, alimentos y medicinas para combatir el Covid que se ceba con la población de la isla. Cuba, que es posiblemente el país más hermético del mundo, después de Corea del Norte, no ha ofrecido ninguna información oficial sobre número de encarcelados, heridos o muertos en las protestas del pasado fin de semana, pero organizaciones de derechos humanos hablan de varios muertos y heridos, y fuentes consultadas por ABC afirman que habría decenas de informadores y periodistas independientes entre los más de trescientos detenidos, entre ellos la corresponsal de ABC, Camila Acosta.

Las calles de La Habana amanecieron ayer bajo una tensa calma.

Policías y militares patrullaban los barrios donde días antes se habían producido los más graves revueltas que se conocen en la isla desde 1994. Pero no ocurría lo mismo en el resto del país. ABC ha podido saber que en numerosas poblaciones del Oriente del país, localidades próximas a Guantánamo y muy especialmente en la ciudad de Baracoa las protestan continuaban ayer con fuerza, los manifestantes ocupaban las calles y la Policía «reprimía a la gente con una brutalidad desconocida hasta ahora», apunta un residente de Baracoa. En San Antonio de los Baños, donde comenzaron las movilizaciones, seguían produciéndose ayer detenciones. Muchos de los detenidos son figuras conocidas de la oposición, entre ellas están conocidos opositores como Guillermo Fariñas, el expreso político Daniel Ferrer, el artista Luis Manuel Otero Alcántara.

Miles de cubanos salieron a las calles espontáneamente en la jornada del domingo en una cuarenta ciudades y pueblos de la isla para protestar por la crisis económica, que se ha visto agravada por escasez de alimentos y medicinas. Las protestas incluyeron desde el primer momento espontáneas peticiones de libertad.

De acuerdo con una lista publicada en Twitter por el Movimiento San Isidro (MSI), un grupo de intelectuales y universitarios que reclaman libertad de expresión y creación, 114 personas habían habían sido detenidas o no estaban localizadas.

«Van más de 32h de la detención arbitraria de @LMOAlcantara» (Luis Manuel Otero Alcántara), dijo en otro tuit el MSI. El artista de performance, que en mayo estuvo recluido en un hospital sin comunicación con el exterior, salió a manifestarse como miles de cubanos y fue arrestado, indicó el mensaje.

De acuerdo con la lista, el líder opositor José Daniel Ferrer también este entre los detenidos. «Violencia y detenciones de manifestantes cubanos y desapariciones de activistas – incluidos @cocofarinas , @jdanielferrer de UNPACU, @Mov_sanisidro , @LMOAlcantara y @Omnipoeta – nos recuerdan que los cubanos pagan caro por libertad y dignidad», dijo en Twitter Julie Chung, secretaria de Estado adjunta para las Américas de Estados Unidos. «Pedimos su liberación inmediata», añadió.

También denunció su detención en Facebook el dramaturgo Yunior García, uno de los iniciadores del movimiento 27N, surgido después de una manifestación el 27 de noviembre de artista e intelectuales para pedir mayor libertad de expresión.

García narró que, cuando se enteró de las protestas, acudió el domingo con otros compañeros al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) para pedir 15 minutos ante las cámaras. Pero «una horda de conservadores radicales y varios grupos de Respuesta Rápida nos negaron» esa oportunidad y «fuimos golpeados, arrastrados a la fuerza y lanzados sobre un camión de carga, como sacos de escombro», indicó. Dijo que fueron trasladados al centro de detención Vivac, en La Habana, donde fueron encerrados.

Dada la gravedad de la situación, Raúl Castro debió salir de su retiro. Castro, de 90 años y autor de la revolución con su hermano Fidel, se jubiló y heredó en abril el máximo poder como líder del Partido Comunista a Díaz-Canel, presidente de Cuba desde 2018. Pese a su retiro, asistió el domingo a un encuentro del Buró Político del Comité Central del PCC, en el que se «analizaron las provocaciones orquestadas por elementos contrarrevolucionarios, organizados y financiados desde Estados Unidos con propósitos desestabilizadores», dijo el diario Granma, órgano informativo del partido.

Una de las razones de la protesta es también la crítica situación sanitaria, agravada por la pandemia del Covid-19. Cuba superó ayer el umbral de los 250.000 contagios de coronavirus, una cifra que ha alcanzado después de sumar otros 5.613 casos en las últimas 24 horas, en el marco de un incremento de las infecciones desde hace varios días.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class