Actualidad

El PSOE deja atrás a Franco y Gabilondo y diluye el fiasco en Madrid en una responsabilidad conjunta

Las primarias en Andalucía serán el 13 de junio

El PSOE mueve algunas piezas para intentar evitar males mayores derivados de los malos resultados en la Comunidad de Madrid el pasado 4 de mayo. José Manuel Franco deja de ser el líder regional del partido y Ángel Gabilondo no recogerá su acta de diputado. Un sacrificio que no se ofreció hace 24 horas pese a celebrarse la Ejecutiva regional de los socialistas madrileños.

El movimiento cumple con las demandas de quienes en el partido exigían gestos de cara a la sociedad tras la debacle electoral, para trasladar la idea de que la renovación del partido se pone ya en marcha. Todo revestido de la idea de responsabilidad compartida para evitar medidas más drásticas y para calmar los tensionados ánimos entre Ferraz, La Moncloa y el PSOE madrileño.

José Luis Ábalos ha rechazado «un ajuste de cuentas» de Ferraz a Moncloa y defendió «asumir colectivamente todas las responsabilidad». Cuando muchos en el partido vuelven a señalar a Iván Redondo y su equipo en Moncloa, de las palabras de Ábalos se interpreta una exoneración por el fracaso: «no somos de la política del desprecio a quienes han procurado aportar, con éxito o sin éxito, no somos de esa cultura, queremos tratar bien a la gente nuestra, a la que ha aportado», porque aunque las cosas hayan salido mal «lo ha intentado con el mejor de los propósitos».

Este movimiento se une a la decisión de zanjar ya el debate en Andalucía y anticipar las primarias, lo que reabre las hostilidades entre los partidarios de Susana Díaz, en fase menguante, y los contrarios a la expresidenta andaluza que se aglutinarán en torno al alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Ábalos ha comparecido tras la reunión de la Ejecutiva federal celebrada esta tarde y ha querido agradecer a José Manuel Franco, después de que éste presentase su dimisión como líder regional, “su lealtad, compromiso y trabajo al frente de esta responsabilidad”. El secretario de Organización ha recordado que sigue siendo miembro del Gobierno, como secretario de estado para el deporte, y que Franco “tendrá siempre el reconocimiento de todo el partido, desde luego de esta dirección federal”. Ha recordado además que fue una de las personas que apoyó a Pedro Sánchez en su carrera por recuperar el liderazgo del PSOE en 2017. “Seguirá siendo parte del equipo”, ha dicho Ábalos.

La salida de Franco se justifica en la nota enviada por el PSOE-M como un cortafuegos para detener la polémica. “Que no se utilice el mal resultado para atacar al PSOE y al Gobierno de España”, dice esa nota. Pero Ábalos ha dicho que Franco “tampoco pretende asumir ninguna responsabilidad” porque las que haya “son compartidas”. Y que Franco, en cualquier caso, “tendrá una parte alícuota como los demás”. Por el momento no está decidido quién compondrá la gestora del partido en Madrid. No habrá Congreso Extraordinario, que de ser debería celebrarse en julio, y se mantendrá la previsión de hacer la renovación del partido en el ordinario a finales de año.

Aunque no lo ha querido manifestar en su intervención inicial, a preguntas de la prensa Ábalos ha confirmado que Ángel Gabilondo no recogerá el acta como diputado en la Asamblea de Madrid. El número tres del PSOE se ha mostrado molesto porque se hubiese trasladado que se iba a aferrar al cargo, asegurando que tenía siempre muy claro cuál iba a ser la decisión de Gabilondo.

Sin embargo, ni Franco ni Gabilondo trasladaron ayer esta decisión. Más bien todo lo contrario. La Ejecutiva regional del partido apostó por una “transición ordenada” hacia el próximo Congreso Regional ordinario, de finales de año. Y desde el equipo de Gabilondo trasladaban que el candidato “recogerá su acta de diputado y seguirá trabajando en la Asamblea de Madrid y no se plantea dimitir”. Y añadían que “desmentimos cualquier información que afirme lo contrario”.

Pero 24 horas después se ha hecho patente la rectificación. Cargos del PSOE madrileño, entre ellos importantes alcaldes, manifiestan que era necesario plasmar ante la ciudadanía la asunción de algún tipo de responsabilidad. Si bien en el partido es generalizado el sentir de que ni Franco ni Gabilondo son los principales, y desde luego no los únicos, responsables de la debacle. Aunque sí se les señala como responsables de no haber hecho una oposición dura a Díaz Ayuso. Algo que ha reconocido el propio Ábalos, aunque lo ha justificado: “Es verdad que no ha hecho una oposición fuerte y de desgaste porque nos sentíamos corresponsables en la lucha contra la pandemia”.

La Ejecutiva federal del PSOE ha ratificado la apertura del proceso de primarias en Andalucía para elegir al candidato en unas eventuales elecciones a la Junta de Andalucía. Que no tienen fecha. Pero el PSOE dice estar convencido de que el presidente Moreno Bonilla podría disolver la cámara autonómica en el momento que le sea más propicio.

Sobre el análisis de los resultados, Ábalos ha asegurado que no se han puesto “paños calientes” a esta derrota, aunque nuevamente ha rechazado “extrapolar resultados al resto de España”. La mayoría de su análisis se ha referido a la incapacidad del partido para conectar con el ánimo de la sociedad madrileña en momentos muy condicionados por la fatiga pandémica. En cambio, lo que sí extrapolan es “la liquidación del proyecto político de Ciudadanos propiciado por el PP”.

El también ministro de Transportes ha rechazado cambios de rumbo en la legislatura. “Los resultados no van a condicionar al Gobierno de España”. Ha certificado que Ábalos que la intención es poder dejar atrás la pandemia y estar “muy centrados en la reactivación económica”.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class