Actualidad

El PP se consolida como primera fuerza política y podría gobernar con Vox

El Panel de Sigma Dos para EL MUNDO, que todos los meses radiografía el estado de opinión entre los españoles, ofrece datos inequívocos.

El PP se encuentra en su mejor momento desde 2018 y el PSOE atraviesa el peor. A los devastadores efectos sanitarios y económicos de la pandemia, la gestión realizada por el Gobierno y los problemas internos del propio Ejecutivo, se ha sumado en mayo el anuncio no oficial de los indultos a los líderes del 1-O y la crisis de Ceuta, para terminar dibujando un cuadro con un Pedro Sánchez muy desgastado y un Pablo Casado que recoge los frutos de su labor de oposición.

El Panel de Sigma Dos para EL MUNDO, que todos los meses radiografía el estado de opinión entre los españoles, ofrece datos inequívocos que reafirman esa tendencia: el PP se consolida como el partido con mayor estimación de voto y logra un 29,5%, mientras que el PSOE continúa su descenso y está en el 25%.

Los populares han bajado del 30% que alcanzaron el mes anterior, una vez pasada la máxima euforia por el resultado electoral obtenido en Madrid el 4 de mayo, pero su ventaja respecto a los socialistas es la misma: 4,5 puntos. Pablo Casado mejora en todos los parámetros y obtiene en el sondeo 132 escaños, sólo cinco menos de los que tuvo el PP en su última victoria electoral, la de Mariano Rajoy en junio de 2016.

Entonces, Rajoy pudo formar un gobierno de forma sencilla con apoyo de Ciudadanos y el PNV, aunque luego se demostró muy frágil y cayó estrepitosamente en la moción de censura de 2018. Ahora, Casado tendría una negociación probablemente más complicada con Vox, único partido que puede darle la mayoría, pero de sellarse ese acuerdo sería más robusto: entre los dos partidos suman el 45% de los votos y 183 escaños.

En contra de esa negociación juega la mala relación que tienen Casado Abascal y las exigencias que puede hacer Vox en asuntos como la inmigración o la educación. A favor, la experiencia en gobiernos autonómicos y locales, en los que no ha habido especiales problemas entre ambos partidos, y sobre todo la obligación que los dos sentirían de desalojar al PSOE del poder.

AVANCE POR EL CENTRO

Una característica clave de la tendencia del voto está siendo que el PP sube mucho sin que Vox baje. En efecto, los populares están mejorando en casi 10 puntos sus resultados de las últimas elecciones generales, mientras que el partido que lidera Santiago Abascal se mantiene en el entorno del 15% de los votos. En esta edición del Panel, el 15,4%, que le daría a Vox 51 escaños, sólo uno menos de su representación actual.

De este hecho se extraen dos conclusiones principales. La primera, que Vox tiene un voto muy consolidado en la derecha, como ya se comprobó en las elecciones en Madrid, donde repitió resultado pese a la gran victoria de Isabel Díaz Ayuso. Y la segunda, que el PP está creciendo por el centro, quedándose la mayor parte de los votos de Ciudadanos y arrebatando apoyos al PSOE.

La transferencia de voto del Panel confirma esta impresión y cifra en 360.000 los sufragios socialistas de 2019 que pasarían ahora al PP. En el sentido contrario sólo se van 65.000, por lo que el saldo neto para Casado es de casi 300.000 votos.

Es indudable que el líder popular está impulsado por el desgaste del Gobierno, el escoramiento hacia la izquierda del PSOE de Pedro Sánchez y la victoria de Ayuso en Madrid, y que aún debe consolidar su liderazgo en las encuestas en el tiempo que queda hasta las elecciones, que es mucho. Pero Casado logra algunos buenos registros que hasta ahora se le negaban.

Muy importante es que en esta edición del Panel el líder del PP supera en valoración a Pedro Sánchez. Y más aún que la valoración entre sus votantes ha mejorado mucho, hasta al 6,27, mientras que la de Sánchez entre los suyos se ha desplomado hasta el 5,67.

En la izquierda ocurre lo contrario que en la derecha. El PSOE continúa bajando, pero también lo hace Unidas Podemos. Sube Más País, el partido de Íñigo Errejón, pero se queda muy lejos de compensar las pérdidas. La suma de los tres partidos, que es la base del actual Gobierno, es ahora de 157 escaños, mientras que en el sondeo se queda en apenas 133. Con ese dato, ni sumando a toda la amalgama de partidos nacionalistas, regionalistas, independentistas y de izquierdas del Congreso lograría Pedro Sánchez reeditar una mayoría de gobierno.

CAÍDA SOCIALISTA

El PSOE está en el Panel en 100 escaños, una barrera simbólica que le acerca a datos de 2016 y a la situación del partido antes de la llegada de Sánchez a La Moncloa.

El líder socialista tiene un plan para la remontada. En primer lugar, cuenta con una legislatura aún larga, con más de dos años antes de las próximas elecciones, previstas para finales de 2023. En segundo lugar, Sánchez cuenta con la previsible recuperación económica a partir del segundo semestre de este año, impulsada por la vacunación y por la llegada de los fondos europeos. Y en tercer lugar, los ministros contemplan la posibilidad de un cambio en el Gobierno que dé fuerza a esta nueva etapa, como publicó Lucía Méndez en estas páginas hace dos semanas.

Con todos estos elementos, el PSOE espera dar la vuelta a unas encuestas cada vez más negativas. Los datos del Panel de este mes son muy malos para Pedro Sánchez. El descenso en la estimación de voto está fundamentado en hechos como que un tercio de los votantes socialistas (34,7%) valora mal o muy mal la gestión del Gobierno. O como que el 39% de esos votantes socialistas crea que el Ejecutivo está desgastado y habrá elecciones anticipadas. O que sólo el 63,4% de sus electores vaya a volver a votar al PSOE. O esos 300.000 sufragios que se van en dirección el PP.

DIVISIÓN

Otro dato negativo para el PSOE que se extrae del sondeo es que, a pesar del liderazgo indiscutible que ha logrado Pedro Sánchez en la izquierda -algo que parece obvio, pero que hace sólo tres años no estaba tan claro-, hay una bolsa importante de votantes en ese espectro ideológico que rechaza darle su apoyo. Sólo así se explica que Unidas Podemos pierda 11 escaños y ninguno vaya al PSOE. O que de repente un partido como Más País suba hasta el 4,3% y consiga 9 diputados, confirmando una tendencia al alza ya lograda en Madrid, donde fueron segunda fuerza.

Igualmente, el Panel confirma que el escoramiento del PSOE hacia la izquierda le impide lograr apoyos por el centro y apenas capta votos de Ciudadanos, como también ocurrió en Madrid.

La existencia de otras dos fuerzas de izquierda que resisten o incluso mejoran es sin duda una mala noticia para Pedro Sánchez. Unidas Podemos sufre un gran desgaste tras un año en el Gobierno y la dimisión de Pablo Iglesias. La coalición pierde 2,6 puntos respecto a las elecciones y ha bajado mucho el último mes. Su esperanza son los datos que tiene Yolanda Díaz, designada como futura candidata por el líder saliente: la vicepresidenta es la líder más valorada y logra un gran dato entre sus propios votantes, el 7,58, sólo superado por el de Abascal entre los suyos (7,62).

Igualmente, la renovada pujanza del Más País de Íñigo Errejón amenaza con desgastar más al PSOE. Hay un 7,6% de los votantes socialistas que se van a «otros partidos», más de medio millón de votos que en su mayoría irían a parar a Más País. El partido sería en estos momentos la quinta fuerza política de España.

Por último, el sondeo constata el hundimiento imparable de Ciudadanos. Con el 3,2%, podría tener dos escaños, insuficientes para ser decisivo en nada y muy difíciles de mantener con una tendencia tan a la baja quedando aún tanto tiempo para las próximas elecciones.

FICHA TÉCNICA

Universo: Personas de 18 años o más. Ámbito: Nacional. Muestra: 1.000 entrevistas con un margen de error ±3,16% para un nivel de confianza del 95,5%, y en el supuesto de variables con dos categorías igualmente distribuidas. Selección: Aleatoria con cuotas de sexo y edad y proporcional por CCAA. Entrevista: A través del Panel Sigma Dos by Trust Survey. Mixta telefónica (CATI) / online (CAWI) / RRSS. Fecha del trabajo de campo: 31 de mayo y 1 de junio de 2021. Realización: SIGMA DOS. Dirección: José Luis Rojo Gil.

Etiquetas

4 Comentarios

Pulsa aquí para comentar

  • Dificil lo tiene el PP Vox no permitira nunca que el PP gobierne salvo que este tenga mayoia absoluta si lo hiso en Andalucia fue por que esperaba poder dominar al PP y que este hiciera los que Abascal mandara pero en vista de que Casado y PP dijeron basta ya a los insultos de vox al PP y a sus votantes el atque de ira de los Abascales fun tremendo y su odio ha crecido a los limites de cuando Rajoy le cerro el grifo del dienero a el y a su famila, y esto juraron venganza eterna al PP. y estos y algunos mas son los hechos. del por que Vox nuncc a permitira que el PP gobierne en España antes prefiere que la izquierda siga gobernado hasta el año 2050 o mas.

    • y de verdad te crees todo lo que dices, te voy a decir una cosa, el PP prefereria gobernar en coalicion con el PP antes que gobernar con VOX,para muestra ceuta, PP Y PSOE son lo mismo, partidos corruptos hasta las orejas, asi que dejate de contar milongas que se os ve el plumero

  • ¿Por que vox nunca permitiraa ue gobierne el PP? Todos recordamos aquel duelo entre Esperanza Aguirre y Manuela Carmena por la Alcaldía de Madrid. Aguirre colocó a Santiago Abascal, por amistad con su padre, en la agencia de Protección de Datos, hasta que llegó a oídos de Rajoy que se había “llevado” más de 500.000 euros y que el sueldo de Abascal era superior al de dos ministros. Ni corto ni perezoso se presentó, personalmente, en dicha agencia y la cerró. Llegaron las elecciones y Abascal hizo pública la concurrencia de VOX; Esperanza Aguirre trató de disuadirle con un argumento de peso: en las elecciones municipales, un voto puede cambiar el signo político de la Alcaldía. No le hizo ni caso. Resultado: Vox, 9843 votos; PP, 563.292; o sea con 4.000 votos, más el PP hubiese sacado un concejal más y Podemos uno menos. O lo que es igual, Carmena nunca hubiese sido alcaldesa de Madrid. Toma posesión del PSOE Iván Redondo y lo primero que hizo fue fichar a Abascal por medio de Ortega Smith. El PSOE promociona las campañas de Vox y a su cúpula. El objetivo no era otro que restar votos al PP. entiende ustedes el por que Vox nunca permitira que gobierne el PP.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class