Actualidad

El PP lleva al Congreso su plan de choque de leyes para gobernar desde el primer día

Pleno en el Congreso de los diputados Control al Gobierno Pablo Casado Cuca Gamarra Teodoro Garcia Ejea

Casado prepara las iniciativas económicas y políticas que quiere aprobar en cuanto llegue a La Moncloa

El Grupo Popular trabaja ya en el horizonte de la próxima legislatura con un ‘fondo de armario’ de normas

Es cuestión de tiempo, sostienen en la sede nacional del Partido Popular. El panorama político se ha dado la vuelta en España en pocos meses y los de Génova tienen cada vez menos dudas de que ganarán las próximas elecciones generales, cuando se convoquen, con una mayoría que les permita gobernar. Puede ser en unos meses, como creen aún algunos, o dentro de dos años, cuando acabe la legislatura, como opina la mayoría, pero Pablo Casado quiere estar preparado para cuando llegue el momento del relevo. El líder del PP ha dado instrucciones a los suyos para ir llevando al Congreso un plan legislativo que le permita gobernar y tomar decisiones urgentes e inmediatas desde el primer día,

en cuanto pise La Moncloa.

Casado pidió a su núcleo duro, en el Comité de Dirección del partido, que se llevaran al Parlamento las iniciativas legislativas que conforman la columna vertebral de su alternativa y de una futura acción de Gobierno. En el PP lo llaman de forma coloquial «fondo de armario», que están constituyendo para poder actuar con rapidez en tres ámbitos: el institucional, el económico y el social. «España no podrá esperar, habrá que actuar con urgencia, y los españoles tienen que saber que llegamos con los deberes hechos, que hay un proyecto y unas leyes ya preparadas», explican fuentes populares.

Dentro del PP se ha criticado la inacción y la lentitud con la que han reaccionado sus gobiernos cuando han llegado al poder. En concreto, muchos populares sostienen que uno de los mayores errores de Rajoy cuando llegó a La Moncloa fue no aplicar desde el primer momento el programa del PP e incumplir promesas con las que se había presentado a las elecciones. El PSOE, reconocen, actúa con inmediatez en cuanto pisa La Moncloa, con sus primeras medidas listas de antemano.

Casado ya piensa en los primeros pasos que dará si gana las generales y forma Gobierno y quiere que en los primeros Consejos de Ministros que presida se aprueben leyes que marquen la nueva etapa, con preferencia por el plan de choque económico, el fortalecimiento de las instituciones, la división de poderes y la desactivación de algunas medidas del ‘sanchismo’ que considera nocivas. Entre estas últimas incluye la ‘ley Celaá’.

Una de las promesas más contundentes de Casado está relacionada con el futuro de la ley educativa que ha aprobado el Gobierno de Sánchez sin contar con la oposición ni con la comunidad educativa. Casado ha garantizado que derogará la ‘ley Celaá’ en su primer Consejo de Ministros. Su equipo tiene ya preparado un texto alternativo, consensuado, según fuentes populares, con el sector de la Educación. Según estas mismas fuentes su intención no es imponerlo, sino utilizarlo como base para llegar a un consenso, dentro de un pacto educativo. Los pasos que se darán dentro de este ámbito ya están planeados dentro del PP.

Indultos prohibidos

El Grupo Popular en el Congreso trabaja desde hace meses en la elaboración de proposiciones de ley con ese objetivo de proyectar la llegada de Pablo Casado a La Moncloa. «El horizonte lo tenemos puesto más allá de esta legislatura», comentan. Solo en los últimos seis meses ha registrado 25, además de otras 154 proposiciones no de ley con las que marca su posición política en el Pleno. Una de las prioritarias será la reforma de la ley de indultos para que no pueda concederse esta medida de gracia a condenados por delitos como los de sedición y rebelión. El PP ya presentó una Proposición similar la pasada legislatura, pero decayó, y su pretensión es que se apruebe en cuanto tenga la mayoría suficiente.

Dentro del fortalecimiento institucional que defiende el PP, otra de sus iniciativas principales será la reforma del Consejo General del Poder Judicial, con el objetivo de que sean los jueces los que elijan a los jueces, para reforzar la división de poderes y la independencia judicial. La negativa de Sánchez a aceptar este modelo mantiene bloqueada la renovación del órgano de gobierno de los jueces, pendiente desde diciembre de 2018.

Casado también dará prioridad a la ley para garantizar la imparcialidad del Ministerio Fiscal, y que se impida así que una exministra acabe como fiscal general del Estado, como ocurre ahora con Dolores Delgado.«Son leyes que están muy trabajadas, listas para su aprobación inmediata, y representan una parte fundamental de la alternativa», explican fuentes parlamentarias del PP.

Los populares también tienen redactada una proposición de reforma de la Ley Orgánica sobre Financiación de Partidos Políticos, para suspender parcialmente o limitar las subvenciones públicas a aquellos partidos que tengan en su seno a condenados por delitos como la rebelión, la sedición, contra la Corona y las instituciones del Estado o contra la separación de poderes, lo que afectaría a formaciones como ERC, Junts y la CUP. Esta misma semana, Casado ha puesto sobre la mesa otro compromiso que pretende cumplir en cuanto llegue a La Moncloa: tipificar el delito de referéndum ilegal.

Otra de las promesas que planteó el líder del PP cuando fue elegido presidente de su partido fue la derogación de la ley de Memoria Histórica, y su sustitución por una ley de Concordia. Pero este compromiso ha quedado, por ahora, relegado. Además, Casado ha impulsado de forma personal la proposición de ley orgánica de protección de la víctima de delito, que prohíbe los homenajes a los etarras y establece más controles para los acercamientos.

El Plan B

En el ámbito social y sanitario, el PP no renuncia a la ley de Pandemias. Los populares han defendido un Plan B jurídico, como alternativa al estado de alarma, que dotara a las comunidades autónomas de instrumentos para poder luchar contra la pandemia, la actual u otra en el futuro, con plenas garantías jurídicas. Ese plan ha sido rechazado por el Gobierno de Sánchez, pero los populares lo mantienen en su agenda y lo incluirán en su programa.

Otra ley que el PP tiene redactada y lista para aprobar, en cuanto tenga la mayoría necesaria, es la de Cuidados Paliativos. Los populares la presentaron en el Congreso como alternativa a la ley de Eutanasia. Desde el Grupo Popular aseguran que cuando entre en vigor su iniciativa, suplirá la de eutanasia y la hará prescindible, aunque no la derogará.

Ley de Maternidad

Casado ha puesto interés especial en la redacción de una «ambiciosa» ley de Maternidad y Familia, que mejorará las prestaciones por desempleo a partir del segundo hijo, y que pretende elaborar junto a la sociedad civil, para hacer frente al reto demográfico y avanzar en la conciliación.

En el ámbito de la economía y el empleo, Casado quiere aplicar un plan de choque que refleje el modelo liberal del Partido Popular, donde los bajos impuestos tienen un protagonismo especial, con poco intervencionismo y una relación estrecha entre lo público y lo privado. Si las elecciones son en dos años, la situación habrá cambiado de forma sustancial, al menos en teoría. Lo que está haciendo el PP es llevar iniciativas al Congreso que reflejan su filosofía económica, como puede su propuesta de crear un fondo de 50.000 millones de ayudas a empresas y el plan de choque fiscal con bajadas de impuestos, pero también su plan de rescate para los autónomos.

El PP ya registró en el Congreso una proposición de ley para suprimir el impuesto sobre el patrimonio mediante la bonificación de la cuota al cien por cien. En las últimas semanas ha puesto el foco en las tarifas eléctricas, con una proposición de ley que contiene varias medidas para abaratar los precios de la luz.

Casado ha puesto especial empeño en la figura de una autoridad independiente para la gestión de los fondos europeos de reconstrucción. Su oferta ha recibido solo el silencio del Gobierno, algo que los populares atribuyen a su «soberbia».

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class